Neuquén: Se desinfló un megayacimiento de crudo

El área Bandurria, donde se encuentra el pozo La Caverna, apenas está produciendo 22 metros cúbicos de petróleo por día. Había comenzado en 2009 con 200 metros.

En diciembre del 2009 se anunció con bombos y platillos el mayor descubrimiento de petróleo en Neuquén desde 1992 con el pozo “La Caverna x-1”, en el área Bandurria con caudales iniciales que promediaban los 200 metros cúbicos día.

Sin embargo, pasado un poco más de un año, el área apenas está rindiendo la décima parte de lo anunciado: unos magros 22 metros cúbicos diarios según las cifras oficiales aportadas por la Secretaría de Energía de la Nación.

Las estadísticas señalan que en el área Bandurria la producción en marzo del 2009 se ubicó en un pico de 145,7 metros cúbicos diarios, para llegar a diciembre de ese año a 16,4 metros cúbicos diarios.

El 2010 no fue mejor en cuanto a resultados: el pico de producción de todo el año se alcanzó en septiembre con 49,5 metros cúbicos diarios.

El pozo está ubicado en un bloque de 466 kilómetros cuadrados, se pensó que podría producir unos 90 millones de barriles por año en el área denominada “La Caverna”, y fue ubicado en la formación Quintuco, en el área exploratoria Bandurria.

“Era de esperar. La formación Quintuco suele comportarse de esa manera” señaló a este diario un geólogo con amplia experiencia en exploración y explotación de la ex petrolera estatal.

Según se había anunciado oficialmente, el pozo descubierto, que inició sus actividades en marzo del 2009 registró una producción acumulada superior a los 11.000 metros cúbicos (más de 69 mil barriles).

A modo de comparación, un pozo en la zona acumula unos 60 o 70 mil metros cúbicos en toda su vida, mientras que “La Caverna” alcanzó los 11.000 metros cúbicos en sólo seis meses.

Las tareas comenzaron en el área Bandurria, operada por YPF, que posee 54,54 % de participación, mientras Whintershall Energy tiene 27,27 %, y el otro 18,18 % está a cargo de Pan American Energy (Bridas y British Petroleum).

Para la perforación de ese pozo se utilizó tecnología “underbalance”, que permite perforar con un desbalance de presión a favor del reservorio, minimizando cualquier daño a la formación.

Diariamente Neuquén