Tras la venta de Esso, el gigante ExxonMobil reorganiza sus negocios en el país

ExxonMobil, la principal petrolera del mundo, acaba de desprenderse de la mayor parte de sus activos en la Argentina, entre ellos una refinería y una red de más de 500 estaciones de servicio con la marca Esso, que ahora serán operados por Bridas, la empresa de los hermanos Bulgheroni y la china CNOOC. Sin embargo, la compañía estadounidense no se irá del todo: mantendrá algunos negocios en el país y se enfocará en la exploración de gas no convencional en Neuquén.

Por esta razón, antes de la venta de su negocio a Bridas, ExxonMobil creó una nueva filial local, independiente del negocio de downstream (refinación y venta), con el nombre de ExxonMobil Exploration Argentina. Esta nueva compañía, que no formó parte de la venta, en poco tiempo tendrá su oficina central en la ciudad de Neuquén y se dedicará a la exploración y explotación de gas no convencional.

“Las inversiones de ExxonMobil en el país forman parte del interés global que tiene la corporación en el gas natural como uno de los combustibles limpios más importantes del futuro. El interés y la presencia de ExxonMobil en la Argentina en estos momentos tiene la atención de nuestros ejecutivos de primera línea”, advirtió Tomás Hess, gerente de Asuntos Públicos de la empresa.

Según El Cronista, a fines del año pasado la multinacional obtuvo la concesión de dos áreas hidrocarburíferas en Neuquén (Bajo del Choique y La Invernada), con aproximadamente 33.000 hectáreas. Y luego ganó dos áreas más (Loma del Molle y Pampa de las Yeguas Bloque I), de 20.000 hectáreas, en las que actuará junto con YPF.

El Inversor Energético & Minero