Amado Boudou: "YPF ha tenido una política con una visión más financiera que productiva"

La Presidenta planteó un cambio en la relación con las empresas petroleras, ¿qué es exactamente lo que se está analizando en el Gobierno respecto de este tema?

–No interpreto que haya ningún cambio en el planteo del Gobierno, sino simplemente sostener con firmeza las políticas que se están llevando a cabo, que tienen que ver con que haya una plena producción de los yacimientos en la Argentina. YPF ha tenido una política con una visión más financiera que productiva, en el sentido de que han hecho exploraciones y descubrimientos que le han servido para computar en sus balances, pero no les han servido ni a la empresa ni al país para que tenga un mayor nivel de producción y que sea una palanca más para el crecimiento de la Argentina. Esta visión exclusivamente financiera y de corto plazo se da de narices con nuestro modelo económico y social. Es muy importante que las autoridades de la empresa interpreten esto y tengan una actitud que esté a la altura de las circunstancias. Mientras el país crece a tasas muy importantes, Repsol YPF disminuyó en términos absolutos la producción de petróleo y gas, el refinamiento de combustibles.

–Entonces la Presidenta sí está pidiendo un cambio. ¿Qué pasa si no sucede? ¿Qué medidas se tomarían?

–Ya se han empezado a tomar medidas. Hace quince días enviamos a Defensa de la Competencia una denuncia porque las empresas practicaban discriminación de precios cobrándoles más caro a quienes compraban mayores volúmenes, lo que es un contrasentido en sí mismo y sólo puede hacerse por abuso de una posición dominante. De la misma manera eliminamos programas orientados a incentivar la producción de hidrocarburos. Cuando hay corporaciones de un lado y está la necesidad del país y el consumo popular del otro, el Gobierno va a estar del lado de la mayoría. Hubo otras épocas en las que se ponían del lado del más poderoso y les fue mal a todos, terminamos con el 25 por ciento de desempleo y con la pérdida de la institución presidencial.

–En esa misma línea se hicieron especulaciones sobre la posibilidad de nacionalizar o estatizar YPF. ¿Eso entra en el abanico futuro de posibilidades?

–Es un tema que hay que ver con claridad. El problema es la desnacionalización de nuestro sistema de hidrocarburos. Esto ya lo planteaba (Néstor) Kirchner, hay un texto de conversaciones entre Kirchner y Torcuato Di Tella donde él planteaba este tema. Las provincias han perdido un rol y son por la constitución las propietarias del subsuelo. Es importante que tengan un rol preponderante porque en definitiva son las que reciben regalías.

Página/12