Buzzi descartó la estatización de YPF

El gobernador de Chubut y presidente de la organización de provincias petroleras dijo que prefiere quitar concesiones por baja inversión

Por Oliver Galak  | LA NACION

Luego del duro documento emitido por las provincias nucleadas en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) contra YPF, su presidente, el gobernador chubutense Martín Buzzi dijo que no está en análisis la estatización de la compañía y que las eventuales sanciones pasarían por la anulación de las concesiones para explotar áreas en las cuales no se invirtió.

“Si se miran los balances que [YPF] presenta en la Bolsa, tiene utilidades de 3500 millones de pesos en el último trimestre. Mal no le va. Lo que hace es no invertir esa plata en el desarrollo de los yacimientos”, acusó Buzzi en declaraciones a radio El Mundo.

Consultado sobre si en algún sector del Gobierno se analiza la estatización de YPF, Buzzi respondió: “Creo que hoy no está arriba de la mesa el tema ese”. Pero -en línea con lo acordado por la Ofephi en el documento que también firmaron funcionarios nacionales- advirtió: “Si no cumpliera, si no llevara adelante los planes necesarios de perforación, después cada uno sabrá lo que tiene que hacer, llegando inclusive a la reversión de cada uno de los yacimientos”. En ese sentido, se quejó de la situación de los cuatro yacimientos que YPF tiene en Chubut: “En uno está concentrada la inversión y en los otros tres hace mantenimiento. Esperamos que haya una decisión de hacer inversiones reales, de perforar. Esos tres están en plena decadencia”.

Por segundo día, la empresa controlada por Repsol y administrada por el Grupo Petersen guardó estricto silencio y no quiso responder.

De todos modos, el gobernador de Chubut (en donde la principal operadora petrolera es Pan American Energy), aclaró: “Hay empresas que vienen incrementando su nivel de producción de manera constante y otras que vienen cayendo de manera constante. Lo que refleja el documento son las condiciones mínimas con las cuales tiene que operarse cada yacimiento en cuanto a cantidad de equipos de perforación para poder obtener tanto petróleo como gas”, explicó.

Giro en el relato

En otra entrevista, Buzzi cuestionó a YPF por haber perdido entre el 21 y el 25% de su participación en la producción de hidrocarburos durante los últimos 6 años. Hace apenas un año, la presidenta Cristina Kirchner (en teoría, jefa política de Buzzi) habló “del resultado exitoso de la incorporación del socio argentino”, en referencia a la familia Eskenazi.

Otro de los firmantes del documento de la Ofephi que descartó la reestatización de YPF fue Guillermo Pereyra, secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Neuquén, Río Negro y La Pampa. “Estatizar significa comprar la empresa. ¿Están los recursos para hacerlo? A lo mejor sí. ¿Pero están los recursos como para invertir y poner en producción estos yacimientos? Tengo mis serias dudas”, sostuvo el sindicalista.

Con este trasfondo, un grupo de diputados de la oposición presentó ayer un pedido de informes al Gobierno para que explique por qué, a través de sus representantes en el directorio de YPF, prestó su conformidad para la distribución de dividendos desde 2007 hasta el año pasado, entre otras decisiones que ahora el oficialismo cuestiona. “Hay que investigar el comportamiento de los funcionarios nacionales en YPF porque han promovido y convalidado una política salvaje de retiro de divisas de la Argentina”, dijo a LA NACION el diputado Federico Pinedo, uno de los firmantes, junto con Patricia Bullrich y Eduardo Amadeo.

La Nación