Proyecto de ley para refinerías

El diputado nacional José Brillo (MPN) trabaja en la presentación de un proyecto de Ley que otorgue beneficios fiscales a las empresas que realicen inversiones en materia de refinación

“La idea es hacer algo como se hizo con los biocombustibles donde la ley otorga beneficios para todas las nuevas radicaciones. La intención es hacer algo así con las refinerías, con un plan para todo el país. Todavía lo estamos estudiando y lo vamos a presentar en marzo”, aseguró días atrás el legislador.

Hasta ahora, la actividad había gozado de las ventajas del marco normativo del Programa Refino Plus que, justamente les fue retirado a las grandes compañías el pasado 3 de febrero en medio de la pulseada entre el Gobierno nacional y las petroleras (sobre todo YPF) por la falta de inversiones. Esto derivó en la cancelación del plan para las grandes compañías y también del Plan Petróleo Plus, a través del cual el Gobierno otorgaba una serie de beneficios a las grandes empresas aunque no fiscales.

Luego, vino la firma del pacto federal entre las 10 provincias productoras de hidrocarburos que integran la Ofephi y Nación para reclamar a las petroleras mayores inversiones.

Historia
El Plan Refino Plus consistió en un decreto de Nación ideado en el año 2008 para superar los problemas de escasez de naftas que ya se insinuaban por aquellos días. El plan permitió sumar inversiones por casi u$s 2.000 millones y 16 proyectos. Uno de los proyectos más grandes de este programa fue el de YPF en Luján de Cuyo, Mendoza por casi u$s 100 millones. En Neuquén, el principal proyecto ha sido la inauguración de la refinería de Renesa, del Grupo Más Energía, que demandó una inversión de $135 millones. Además, este año arrancará la construcción de su segunda destilería en Plaza Huincul, una megainversión de casi u$s 500 millones.

Si bien se suspendió para las grandes compañías, el Plan Refino Plus sigue vigente para las pequeñas petroleras.

Con la quita de los beneficios a las grandes petroleras, el Estado se ahorró en el Plan Refino Plus unos $400 millones este año.

Según Brillo, una ley que promueva los beneficios fiscales además de estimular la llegada de nuevas radicaciones podría potenciar ampliaciones de las refinerías ya instaladas en Neuquén como la de YPF en Plaza Huincul. La ley de Biocombustibles, que se reglamentó en el año 2010 exime a los fabricantes del sustituto energético del pago de los impuestos a los Combustibles; sobre el gasoil y el GLP; y a las naftas y el GNC. En 2011 esto representó beneficios por 973 millones de pesos, mientras que para este año se calculan 1.682 millones.

La Mañana Neuquén