YPF irá a la Justicia si las provincias rescinden contratos de concesión

La petrolera defendió su plan de inversiones y sostuvo que podría ir a tribunales ante la amenaza de quitarle concesiones. Mendoza y Río Negro se suman a advertencias de Chubut

La petrolera Repsol YPF denunció “una persecución sistemática” en Argentina y advirtió que defenderá sus derechos en la Justicia, al rechazar en un comunicado las acusaciones de cuatro gobiernos provinciales por presunta falta de inversiones.

“Existe en apariencia un trato injusto y desigual y una persecución sistemática hacia la compañía que más trabajo y desarrollo ha generado en la provincia” de Chubut. El gobernador Martín Buzzi intimó por decreto a que “en el plazo de siete días” la empresa “presente su descargo”. La intimación de Santa Cruz, por su parte, precisó la existencia de “al menos 22 yacimientos operados por YPF (en dicha provincia) que presentan inversiones nulas”. En tanto, Mendoza se sumó ayer a los cuestionamientos a la petrolera mientras Río Negro esperaría hasta abril para definir. (Ver aparte)

La conducción de la principal petrolera del país sostuvo, mediante un comunicado que “YPF rechazó en forma categórica haber incumplido un compromiso de inversión y producción en Chubut, cuestionó la aparente arbitrariedad y discriminación del gobierno provincial ” sostuvo en el comunicado. La compañía criticó el decreto 271 que acusa a YPF de supuestos incumplimientos en dos yacimientos: El Trébol-Escalante y Campamento Central-Cañadón Perdido.

El director de Comunicación de YPF, Sergio Resumil, aseguró que “en el propio informe técnico que acompaña el decreto se consigna que en las dos áreas se registró en los últimos años un aumento significativo de las inversiones” y agrega que “en ese lapso aumentaron también las reservas probadas y probables”. De acuerdo con la Secretaría de Energía de la Nación, de las 37 concesiones otorgadas a distintas operadoras en Chubut sólo 8 han tenido inversiones significativas, es decir, por encima de los 10 millones de dólares, señaló YPF. Dentro de esas 8 áreas, detalló la compañía, están Manantiales Behr (operada por YPF) y las dos mencionadas en el decreto. La petrolera destacó además que “hay 10 concesiones (de otras compañías) que no tienen producción alguna en 2011 y 19 que no registraron ninguna inversión en 2010. Sin embargo, el gobierno de Chubut no adoptó con ellas ninguna medida y, en cambio, sí lo hace con YPF, que incrementó la inversión y las reservas”.

Resumil advirtió que “YPF va defender legítimamente sus derechos acudiendo a cuantas instancias y tribunales considere necesarios para defenderlos ante esta arbitrariedad”, advirtió la empresa. Y señaló que “tanto el decreto como los informes que lo acompañan carecen de rigor técnico y profesional y son totalmente arbitrarios, tendenciosos y discriminatorios”.

En tanto el gobierno de Mendoza se sumó a los cuestionamiento y emplazó ayer a YPF a que en el término de un mes realice las inversiones comprometidas por contrato en dos áreas petroleras de la provincia. De lo contrario se le podría quitar la concesión, según dijo el ministro mendocino de Infraestructura, Rolando Baldasso.

Se afirma así la estrategia diseñada por el gobierno nacional, que apunta a presionar a la petrolera por la supuesta falta de inversiones que ha generado una mayor importación de combustibles.

Desde el gobierno español, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación José Manuel García-Margallo, expresó su confianza en que la situación de YPF en la Argentina se resuelva de manera “amistosa”, sin llegar a la Justicia. Además, señaló que ve “con preocupación” la inseguridad jurídica para empresas españolas en Venezuela y Argentina. Sugestivamente agregó que “sin la figura del rey estaríamos en estos momentos en dificultades en determinados países de los que no quiero acordarme, como en el Quijote”, sostuvo.

Río Negro