Representante de Repsol en el país vendió acciones de YPF al inicio del conflicto

Según reveló el diario británico The Financial Times, el ejecutivo Antonio Gomis, negoció 9.424 activos en noviembre de 2011. Esto fue poco después que el representante del Gobierno en el directorio de la petrolera se opusiera a la distribución de dividendos

El diario británico The Financial Times reveló que el máximo representante de Repsol en el país vendió acciones de YPF en noviembre cuando asomó el primer distanciamiento entre la petrolera y el Gobierno nacional, que culminó con la nacionalización de la empresa, anunciada por la presidente Cristina de Kirchner.

Según el diario, el ejecutivo Antonio Gomis, vendió 9.424 acciones de la compañía en noviembre de 2011, cuatro días después del descubrimiento del yacimiento de gas no convencional Vaca Muerta.

La venta se concretó el 11 de noviembre pasado, nueve días después de que el representante del Gobierno en el Directorio de YPF, Roberto Baratta, se opuso a la distribución de dividendos por parte de la compañía.

Según consignó el Financial Times, Gomis obtuvo un total de 22,07 euros por acción, un total de 207.987 euros. El ejecutivo aún posee 6.585 acciones de la empresa, de acuerdo a la versión.

Luego de la nacionalización de YPF, las acciones quedaron valuadas en unos 14 euros por acción, un 35 por ciento por debajo del precio al que vendió Gomis. En una declaración al diario británico, Repsol informó que Gomis actuó “de acuerdo al código de ético de la compañía en lo que fue una transacción privada”.

Ámbito.com

Por YPF, el valor de las acciones que tiene ANSeS cayó en $ 2.000 millones

La caída del mercado desde que el Gobierno anunció la expropiación de la mitad de YPF golpeó con fuerza a las acciones en manos del ente previsional, en tan sólo trece días

Por Matías Barbería | Cronista.com

Entre los efectos colaterales que generó la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de expropiar el 51% de YPF de manos de la española Repsol se cuenta un golpe de consideración a uno de los buques insignia del modelo: el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSeS, fuente de financiamiento para innumerables proyectos oficialistas. La cartera de 41 principales acciones que el ente previsional publica en su página web perdió $ 2.034,5 millones de pesos desde el último día de cotización previo al anuncio de expropiación.

Los últimos datos disponibles respecto a la composición de la cartera del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) son de fines de diciembre de 2011, hace casi cuatro meses que no se actualizan.

En ese momento, los activos del FGS alcanzaban $ 199.490
millones, distribuidos en bonos soberanos, acciones de empresas locales, depósitos a plazo y otros proyectos de inversión.

De esos casi $ 200.000 millones, en diciembre pasado el 8,9% correspondía a acciones y títulos privados, los activos que fueron más afectados por el anuncio de expropiación.

Desde entonces, el índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires retrocedió 11,58% en el año, con la mayor parte de su caída explicada por los tironeos con Repsol y el posterior anuncio de expropiación.

Por ejemplo, sólo en sus tenencias de acciones de la energética Edenor –blanco de las dudas de los inversores sobre una hipotética expropiación emparentada a la de YPF–, el FGS de la ANSeS perdió $ 72,6 millones desde el anuncio de la expropiación, el 16 de abril pasado, hasta el cierre de ayer.

En el mismo plazo de 13 días, las tenencias del FGS en acciones de Siderar perdieron $ 210 millones de su valor. El valor de sus acciones de Telecom, en tanto, cayó $ 576 millones en el mismo período.

Entre todas, suman pérdidas al FGS por más de $ 2.000 millones desde que se anunció la expropiación de YPF, y eso teniendo en cuenta sólo las 41 empresas que reportaron dividendos a la ANSeS el año pasado.

Distinta suerte corrió el 58% de su cartera, que en diciembre pasado, estaba invertida en títulos públicos. Por el rezago con el que publica sus datos el ente previsional, calcular el impacto de las caídas de sus valores se vuelve imposible. Pero, según especialistas, las características de su cartera hacen que la mayor parte del impacto se sienta en su cartera de acciones.

“A diciembre de 2011, casi el 55% de la cartera de bonos de la ANSeS no tenía valor de cotización –bonos Cuasipar, Bonar 16 y Bonar 18. Por otro lado, tenés otro 20% de la cartera entre Bonar 17 y Discount en dólares, cuyos precios, medidos en pesos como los computa el FGS, no cayeron significativamente”, explicó Martín Vauthier, analista de Bein & Asociados.

Aunque calculable sólo por la propia ANSeS, hasta tanto se hagan públicos los datos, la pérdida en el valor de sus tenencias que sí cotizan tiene que haber acompañado a las del mercado, que, según el índice MAE de bonos en pesos fue del 3,74% en lo que va de abril, y del 1% en el mismo período para el índice en dólares.

Cronista.com