Timerman sobre YPF: “Busca un entorno económico más previsible”

Lo hizo a través de una carta dirigida al comisario de Comercio de la UE. “La reacción es desmesurada”, declaró el canciller en respuesta a una misiva del funcionario europeo, donde afirmaba que con la expropiación “se envía una señal muy negativa”

El canciller Héctor Timerman cuestionó ayer la reacción de la Unión Europea (UE) frente a la decisión del Gobierno de expropiarle a Repsol el 51 por ciento de las acciones de YPF. Lo hizo a través de una carta dirigida al comisario de comercio de la UE, Karel de Gucht. “Sus comentarios sobre Repsol YPF me han causado sorpresa tanto por su enfoque como por el tono empleado. La reacción es desmesurada y el enfoque merece un análisis más detallado”, afirmó el canciller en respuesta a una misiva que le había enviado el funcionario europeo donde decía que con la expropiación “se envía una señal muy negativa desde el gobierno argentino a todos los inversores internacionales”.

Timerman refuta las críticas con un detallado análisis de la situación en que se encontraba YPF, citando los datos expuestos en el proyecto de ley enviado al Congreso. “Entre los resultados alcanzados por Repsol YPF entre los años 1999 y 2011 se destacan: reducción de 38,3 por ciento en la producción de petróleo y de 25,4 por ciento en la de gas; inversión total neta de amortizaciones y bienes dados de baja de tan sólo 3669 millones de dólares, contracción de 40,5 por ciento en las reservas de petróleo y de 47,1 por ciento en las de gas, y caída a mínimos históricos de los pozos exploratorios netos, con sólo 17 en 2011”, afirmó en la carta.

Luego resalta que al mismo tiempo que la producción y las reservas caían, la firma registró extraordinarios niveles de rentabilidad debido a la segmentación del mercado y el aumento de precios. “Desde el año 2003, las ventas crecieron un 113 por ciento en dólares, generando un incremento notorio de las ganancias y del flujo de dividendos remitidos al exterior. Entre los años 1999 y 2011, Repsol distribuyó un total de 15.728 millones de dólares en dividendos”, agregó.

El canciller sostuvo que, debido a la política de Repsol YPF, Argentina obtuvo en 2011 un déficit comercial en el sector energético, por primera vez en 17 años, y que con la expropiación se busca revertir esta situación, opción que está contemplada en la Constitución argentina, en varias constituciones europeas e incluso en los acuerdos bilaterales firmados con España.

“Lejos de actuar en detrimento del clima de negocios y la inversión, esta medida busca generar un entorno económico más previsible, al favorecer la consolidación del crecimiento del país sin el temor de que futuras restricciones energéticas limiten la expansión de nuestra economía”, agregó.

Karel de Gucht había aprovechado también para cuestionar la política comercial argentina. “La expropiación de las acciones de YPF se suma a una creciente lista de decisiones problemáticas adoptadas por Argentina en el pasado reciente en el área de comercio e inversiones”, indicó el representante de la UE. Eso le dio pie a Timerman para retrucar con todas las restricciones comerciales que aplican los europeos. Con respecto a los cupos para el biodiésel que estableció España como represalia, el canciller remarcó que la medida representa “una inaceptable discriminación que, de no ser corregida por la UE, afecta a la mitad de nuestras exportaciones a España o el 10 por ciento de nuestras exportaciones a la UE”. Además, recordó que Argentina y otros países registran serias dificultades para acceder al mercado europeo. “Vuestra Política Agrícola Común, los aranceles escalonados, los picos arancelarios, las medidas sanitarias y fitosanitarias, los obstáculos técnicos al comercio y la creciente incorporación de normativas basadas en cuestiones medioambientales, sin la validación de pruebas científicas, son algunos de los obstáculos existentes que afectan crecientemente a gran parte de nuestras exportaciones”, sostuvo.

Por último, De Gucht había sostenido en su carta que la política de Fernández de Kirchner “contradice las promesas de Argentina, hechas en el contexto del G-20, para resistir y reducir las medidas proteccionistas del comercio y de las inversiones”. “La Argentina es socia fundadora del G-20 –respondió Timerman–, al igual que la UE. Sería más constructivo para el accionar del

G-20 que la UE se aboque a cumplir sus compromisos en vez de adjudicarse el rol de evaluador de otros miembros, rol que nadie le ha otorgado”, le respondió Timerman.

Página/12

Repsol volvió a responder críticas del Gobierno en una solicitada

El grupo español difundió un nuevo comunicado en varios diarios de circulación nacional, donde recordó distintas frases en que Cristina Kirchner y funcionarios elogiaban la gestión de la compañía en relación a YPF

El grupo español Repsol recordó los elogios que le dedicó el Gobierno en los últimos años y se preguntó cuáles son las razones “para este cambio de actitud que ha acabado con la confiscación de las acciones” de la petrolera en YPF.

En una cuarta solicitada publicada en varios diarios de circulación nacional, la compañía enumeró distintas frases de la presidenta Cristina Fernández y funcionarios de la administración central en los que alababan la gestión de Repsol.

“Estamos muy contentos porque esto va a sostener el crecimiento del país (…) Lo que acaba de anunciar Sebastián Eskenazi hace aún más sustentable ese crecimiento”, se recordó en el comunicado lo que dijo la presidenta Cristina Fernández en la sede de YPF el 7 de diciembre de 2010.

También se enfatizaron las palabras del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el 8 de diciembre de 2010, cuando remarcó “la excelencia de la empresa” y la “visión de apertura” del titular de la empresa, Antonio Brufau.

“Es cierto que el gobierno ha alabado la gestión de YPF durante los últimos años”, comenzó la solicitada, a dos páginas, y luego indicó que “también es cierto que el Gobierno ha atacado a los gestores de YPF durante los primeros meses de 2012”.

En ese sentido, se rememoró que la jefa de Estado, el 26 de enero último, advirtió: “No podemos volver a tiempos del virreinato donde se llevaban todo el oro y la plata y no dejaban nada”.

“¿Qué razones hay para este cambio de actitud que ha acabado con la confiscación de las acciones de Repsol en YPF”, se preguntó en el artículo que firma Begoña Elices, directora general de Comunicación de la compañía.

El 16 de abril pasado, la presidenta Cristina Fernández anunció el proyecto de expropiación del 51% de YPF, propiedad de Repsol, de las cuales el 51% quedarán en poder de la Nación y el 49% para las provincias.

Cronista.com

España rechaza acuerdo con Mercosur por el conflicto sobre YPF

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró que no será viable un pacto comercial entre la Unión Europea y los países del bloque regional mientras la Argentina no respete las inversiones extranjeras

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que no será viable un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur mientras la Argentina no respete las inversiones extranjeras, como en el caso de Repsol.

En este contexto, instó a la Presidenta argentina, Cristina Fernández, a “volver a la senda de la legalidad internacional” para favorecer así la negociación del convenio entre la UE y Mercosur, bloque que integra a Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

“Con Mercosur, no va a ser posible si Argentina no respeta las reglas del juego”, señaló el ministro en declaraciones a la cadena pública Radio Nacional de España (RNE).

El gobierno español solicitó a la Comisión Europea condicionar las conversaciones con los países del Cono Sur a raíz de la expropiación de las acciones de Repsol en la petrolera YPF.

En opinión de García-Margallo, la Argentina se coloca “al margen del mundo” por nacionalizar YPF sin acuerdo previo con Repsol.

El jefe de la diplomacia española no concretó si el Ejecutivo va a adoptar nuevas acciones de represalia, como la anunciada de restringir las importaciones de biodiésel argentino.

“No queremos adoptar ninguna medida que perjudique al pueblo argentino, sino que lleve a su gobierno a volver a la senda de la legalidad internacional, que es lo que a su pueblo le conviene”, señaló.

Además, García-Margallo abogó por rebajar el clima de tensión entre los gobiernos de ambos países suscitado tras la expropiación.

“No tiene ningún sentido una escalada verbal. Las declaraciones al otro lado del Atlántico no son buenas”, aseguró el ministro español en alusión a los últimos comentarios de su colega argentino, Héctor Timerman.

García-Margallo hizo hincapié en que España quiso “dialogar hasta la extenuación” para resolver el caso de YPF, mientras que el Gobierno argentino no respondió siquiera a las cartas en las que se pedía una solución amistosa.

El funcionario dio por hecho que Repsol acudirá al Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) de Washington para denunciar la expropiación, aunque admitió que con “pocas esperanzas de cobrar”.

García-Margallo destacó el apoyo que recibió España en el caso de YPF, en especial, el de “prácticamente todos” los de países de Iberoamérica.

Cronista.com