Más nafta en el surtidor

La intervención de YPF cumplió ayer quince días al frente de la petrolera. Mientras se debatió la expropiación en el Congreso, el objetivo de la conducción, encabezada por el ministro de Planificación, Julio De Vido, ha sido optimizar el uso de los recursos existentes para incrementar la producción y los despachos de combustible. Las cifras preliminares, a las que accedió este diario, indican que por ahora lo está logrando. Entre el 16 de abril, fecha del desembarco estatal, y el 1º de mayo, la producción de crudo se incrementó de 217 a 231,1 millones de barriles diarios (6,5 por ciento), mientras que la de gas creció de 32,7 a 35,5 millones de metros cúbicos (8,4 por ciento). A su vez, el procesamiento de crudo aumentó 10,6 por ciento porque el porcentaje de utilización de la capacidad instalada de las refinerías de YPF trepó de 86 a 94,7 por ciento.

El Gobierno todavía no incrementó el nivel de inversión en YPF. Lo único que hizo es aumentar la extracción en los pozos y poner a las refinerías a trabajar prácticamente al máximo. Los delegados de la intervención recorrieron las provincias petroleras durante las últimas semanas, en compañía de los gobernadores, para interiorizarse sobre la situación de cada yacimiento y poner en producción aquellos pozos que habían sido prácticamente abandonados por la gestión privada. Una mención especial merece la decisión oficial de redireccionar el gas producido en el yacimiento neuquino El Portón para incrementar la inyección diaria en el sistema nacional en 2,2 millones de metros cúbicos.

En el eslabón de la refinación, la petrolera también mejoró significativamente su performance al pasar de 86 a 94,7 por ciento de su capacidad instalada. En La Plata, por ejemplo, subieron la producción de 85 a 93 por ciento. Esa mejora en la refinación es la que permitió incrementar el procesamiento de crudo un 10,6 por ciento en quince días.

La intervención también se ocupó de despachar más combustible para tratar de minimizar los faltantes en las estaciones de servicio, que se habían vuelto moneda corriente en los últimos años. Página/12 informó el lunes que el abastecimiento de combustibles durante el fin de semana largo aumentó un 25 por ciento, respecto de lo que tenía planificado Repsol antes de perder el control de la petrolera. Además, se detalló que el combustible entregado representa una mejora del 22 por ciento con respecto a Semana Santa y 15 por ciento en comparación con el fin de semana del Carnaval.

La mejora lograda hasta ahora se consiguió sin incrementar la inversión, pues la intervención no va a tomar decisiones estructurales hasta que se vote la expropiación y luego, seguramente, dejará su lugar a nuevas autoridades, designadas por la Presidenta ya de manera definitiva. Eso no impidió, no obstante, que la intervención haya mantenido reuniones con distintas petroleras en nombre de YPF para tratar de cerrar acuerdos de cooperación. De Vido recibió a directivos de la petrolera francesa Total, las estadounidenses Chevron, Exxon, ConocoPhilips y Apache, la brasileña Petrobras y firmas nacionales como Medanito. Algunas de esas empresas ya tienen áreas asignadas en el país y otras podrían sumarse por el interés que despierta la exploración del gas no convencional en la formación Vaca Muerta. YPF anunció el descubrimiento de esas reservas a fines del año pasado, pero certificó un porcentaje todavía insignificante porque se necesitan una fuerte inversión para extraer ese petróleo.

Página/12