YPF dedicará su fundación a formar profesionales

Aplicará un presupuesto de $ 25 millones al año a actividades de capacitación en energía

La decisión de la Fundación YPF de dar de baja el contrato de mantenimiento del jardín El Rosedal de Palermo y el auspicio de todas las actividades culturales porteñas no es sólo una cuestión política. La conducción de la compañía, presidida por Miguel Galuccio, resolvió subordinar la actividad de la Fundación a los objetivos de la petrolera y destinar los aproximadamente 25 millones de pesos de su presupuesto anual a actividades de educación y capacitación focalizadas en el sector energético, según confiaron fuentes cercanas a la compañía.

Como parte del objetivo de “revertir el desbalance energético de la Argentina”, la empresa ahora estatizada destinará esos recursos “prioritariamente a formar una nueva generación de petroleros” y tendrá como eje de su acción “los lugares y las comunidades en los cuales YPF opera extrayendo petróleo y gas, y tendrá como razón central priorizar la educación y la formación de los trabajadores en general y de los profesionales en varios programas”, según un paper interno al que tuvo acceso LA NACION:

El documento reseña los siguientes objetivos:

– Un programa de capacitación técnica con los sindicatos para los 50.000 trabajadores de YPF (15.000 propios y 35.000 de contratistas). “El objetivo es elevar la productividad y seguridad del trabajo en los pozos, en las refinerías y en la exploración. Se dictarán cursos destinados a la salud, seguridad y medio ambiente”.

– La promoción de las carreras de ingeniería en petróleo, geofísica, geología y ambiental entre estudiantes secundarios, “especialmente los que concurren a escuelas técnicas”. La empresa pondrá en marcha un plan de becas y de promoción de esas profesiones “hoy escasas para cubrir la demanda futura del crecimiento energético”. “Revertir el desbalance energético requerirá más actividad, más profesionales, más trabajadores capacitados”, dice Galuccio en ese documento.

– También se promoverán carreras de posgrado vinculadas con la especialización en el gas y el petróleo no convencional, una de las claves de la actividad de YPF desde que se descubrieran tales recursos en el yacimiento de Vaca Muerta, ubicado en Mendoza. “La Fundación tiene previsto cerrar acuerdos con universidades especializadas en los temas relacionados con la energía”, señala el informe.

LA NACION publicó el sábado pasado la información del cese del contrato de la Fundación YPF con el gobierno de la ciudad, que fue ratificada por fuentes de la petrolera, aunque en ese momento no dieron detalles del plan general.

El plan de “educación para la energía”, como lo menciona el papel de trabajo, incluye la formación de un “consejo consultivo” de la Fundación, para el que fueron convocados especialistas como los ex ministros Juan Carlos Tedesco y Daniel Filmus (actual senador nacional) y el periodista y matemático Adrián Paenza.

En un intento de diferenciar el objetivo con las anteriores gestiones de la petrolera, el documento señala, con un dejo irónico, que representa “en giro de 180 grados con el rol que la Fundación tenía hasta el momento, dedicada a auspiciar arte contemporáneo en la Torre YPF de Puerto Madero, el Rosedal, exposiciones, conciertos y otras expresiones artísticas”.

La Nación