La estrategia financiera de Galuccio para fondear las inversiones de YPF

Cómo se instrumentará la colocación de obligaciones negociables por u$s 3.800 millones para financiar el primer tramo del plan ideado por el CEO de YPF para recuperar la producción de hidrocarburos en el país. Tasas y plazos de la oferta que se lanzará en el mercado local. Los problemas de caja que enfrenta la petrolera.

El próximo jueves 30 de agosto Miguel Galuccio anunciará el esperado “Plan de los 100 días” en la torre que YPF tiene Puerto Madero. Se trata del plan de trabajo que el ingeniero desplegó a un nivel de detalle importante y que pondrá en blanco sobre negro los pasos a seguir por la petrolera para recuperar la producción de hidrocarburos del país.

Pero detrás de esa iniciativa se está desarrollando una estrategia de igual importancia que se verá a la luz unos días después del anuncio. Se trata de la arquitectura financiera necesaria para solventar esa actividad.

La mayor productora de petróleo y gas de la Argentina ya tiene decidido emitir bonos locales por alrededor de US$ 3.000 millones para solventar obras incluidas en el presupuesto 2012, que prevé desembolsos en el orden de los US$ 3.800 millones.

La estrategia apunta a segmentar la emisión de Obligaciones Negociables (ON). Está a la espera de la autorización de la Comisión Nacional de Valores (CNV), que en 2008, bajo la gestión Repsol-Eskenazi, había habilitado a la petrolera a endeudarse por US$ 1.000 millones y ahora debe avalar la ampliación de ese rango. No obstante, no se esperan grandes dificultades para obtener la venia del organismo, por lo que en la empresa dejan entrever la primera emisión de ON, que será por una suma cercana a los 300 millones de pesos, se concretará el mes que viene.

Según comentaron a LPO fuentes al tanto de la apertura financiera, la primera tanda de ON en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, dirigida específicamente a inversores locales, cotizará a tasa fija con un período de repago de nueve meses.

Hasta el momento, lo que está definido es que la primera etapa de la emisión constará de tres tramos: a la fase inicial que se presentaría el mes próximo, le seguirán dos posteriores: una a 180 y la otra a 270 días, ambas con una tasa de interés determinada por la tasa Badlar (como se conoce en la City la tasa que pagan los bancos por los plazos fijos de más de un millón de pesos), más un margen diferencial.

Primer tanteo

“El resultado de los primeros tres lanzamientos, por alrededor de $ 1.000 millones, determinará el ritmo de emisión y la envergadura de la deuda de YPF. Depende íntegramente de la recepción que demuestre el mercado”, explicó un miembro del Directorio de la petrolera. En ese sentido, directivos de la compañía -que el mes pasado designó como gerente financiero a Daniel González- y funcionarios de Gobierno mantuvieron reuniones con banqueros locales para garantizar su participación.

“Aún así, no va a ser sencillo conseguir una tasa de interés barata con la inflación del 25% anual”, advirtió a El Inversor Online un consultor financiero de la City. El objetivo del Gobierno, por el que está negociando con los bancos locales, es lograr una tasa de interés cercana al 9%, similar a la que pagó YPF cuando estaba controlada por Repsol.

En el segundo semestre del año, la mayor compañía de la Argentina tiene comprometidas en el upstream -exploración y producción de hidrocarburos- alrededor de US$ 1.200 millones, de los cuales 700 millones irán a Neuquén, 350 millones a Chubut y Santa Cruz y el resto a Mendoza. En tanto que a partir de 2013, y hasta 2017, deberá desembolsar US$ 7.000 millones anuales. De ahí la importancia de rendir un buen examen ante el mercado bursátil.

Frente complicado

La petrolera registró en 2011 utilidades netas por u$s 1.260 millones, y en el primer semestre de 2012 -ya bajo control estatal- ganó $ 2.127 millones, lo que permite proyectar un ingreso anual de alrededor de $ 4.500 millones. “De los números actuales se desprende que la petrolera está a años luz de poder solventar sus planes de perforación con recursos propios. Es más enfrenta serios problemas de cuenta corriente debido su eximio flujo de caja, que no supera los $ 500 millones”, precisó el ex gerente financiero de una empresa cotizante en Wall Street.

Se espera que durante la presentación del “Plan de los 100 días” se brinden detalles de los proyectos que prevé realizar la petrolera para elevar, desde el año que viene, un 6% anual la alicaída producción de hidrocarburos. Se apunta a lograr un incremento de la oferta superior al 30% hasta 2017. Para eso, habrá que apalancar inversiones por u$s 35.000 millones en el quinquenio, según lo esbozado por Galuccio durante su presentación en el Sheraton en junio pasado.

En pos de cumplir con la meta de elevar un 6% la oferta de hidrocarburos desde 2013, Galuccio también deberá encarar una profunda reorganización de los equipos técnicos y profesionales de la petrolera. Él mismo señaló, en su discurso en la refinería de La Plata, que la empresa no perforaba pozos de gas desde hace 15 años.

Las estadísticas del pasado inmediato preocupan: la producción del fluido -que explica un 52% de la matriz energética del país- cayó un 12,3% desde 2006 a la fecha. Y de enero a mayo de 2012 continuó con una baja del 3,34% con relación al mismo período del año anterior. El descenso se explica por la falta de exploración y la madurez natural de los yacimientos, que llevan décadas en explotación.

La situación del petróleo ofrece mayor margen de maniobra: si bien la oferta cayó casi un 30% desde 1998, en los primeros cinco meses del año creció un 6,9% en contraste con 2011, cuando la producción se vio fuertemente afectada por mediadas de fuerza gremiales que interrumpieron la actividad en los campos.

LPO