Bahía Blanca: Controles ambientales en crisis

Bahía Blanca, 12 Noviembre de 2012

 Cuando los controles ambientales fallan o se corrompen, sobrevienen eventos no deseados, accidentes laborales, problemas de salud en los vecinos y luego, si no se corrigen las faltas, llegan las muertes.

Las industrias de todo el mundo tienen como premisa mejorar su rentabilidad, en el caso de las multinacionales, con la llegada de la globalización económica,  buscaron  instalarse en países con legislación pobre o controles laxos en lo que respecta a medioambiente, en Europa las sanciones limitan la libertad de las empresas y reducen sus ganancias. Las industrias de capital local también fueron beneficiadas con la liviandad reglamentaria aunque en nuestra ciudad de Bahía Blanca, luego del año 2000 en que escapes de cloro y amoniaco jaquearon la tranquilidad de los vecinos, ya nada fue igual.Con la creación del CTE y la reforma de leyes provinciales, las empresas debieron invertir en los sistemas de seguridad de sus plantas y cumplir con normativas internacionales, nacionales y provinciales.Consumos de energía, de agua, control de efluentes, aptitud ambiental, planes de mitigación y remediación entre otros, pasaron a formar parte de las obligaciones de toda empresa categorizada.En su momento el énfasis se puso sobre las industrias de tercera categoría ubicadas en el polo petroquímico y luego se debía extender a las de primera y segunda categoría. Hoy en nuestra ciudad no debería haber una sola empresa o sector industrial sin la declaración de impacto ambiental y el certificado de aptitud ambiental correspondiente, pero no es así, siguen teniendo ciertos privilegios los sectores industriales, privilegios que cualquier vecino que pretenda abrir un local comercial no podrá tener jamás.

Dos casos puntuales nos preocupan por no cumplir con la reglamentación ambiental correspondiente:

Petrobras Bahía Blanca: La refinería de Petrobras en en el barrio Loma Paraguaya tiene vencidos los certificados de emisión de efluentes gaseosos desde el 2003 y el de aptitud ambiental desde el 2009. Durante 2011 esta planta tuvo en el lapso de tres meses cuatro accidentes de distinta gravedad entre los cuales se incluye la trágica explosión del 10 de Agosto que ocasionó la muerte de Adrián Valente e hirió de gravedad a Miguel Angel Graziano. Sin embargo, y a pesar de la gravedad y reiteración de los mal llamados “incidentes”, sólo se ordenó una clausura preventiva, que fue suspendida por decisión política a los pocos días de implementada, y una auditoría de la cual no se conocen los resultados.

A continuación aportamos las copias de los certificados vencidos mencionados.

 

El organismo responsable de emitir estos certificados es el OPDS ( Organismo Para el Desarrollo Sostenible) de la Provincia de Buenos Aires. ¿El CTE (Comité Técnico ejecutivo) de Bahía Blanca no sabía de esta grave falta?

 

-El Parque Industrial de Bahía Blanca conformado su consorcio (CPIBB) en el año 2000 tampoco es la excepción y en este caso las responsabilidades son compartidas entre el OPDS, Saneamiento Ambiental y el CTE. A continuación el detalle de las graves faltas del PIBB:

1- No informa del consumo máximo estimado para la provisión del servicio de agua y gas ni presentó las Evaluaciones de Impacto Ambiental solicitadas.

2- Nunca presentó el Permiso de Vuelco de Efluentes Líquidos Industriales.

3-  Nunca presentó el Informe de Monitoreo requerido por el OPDS.  Si bien el PIBB informó que el Programa de Monitoreo Ambiental en curso de Agua se realiza a través del Instituto Argentino de Oceanografía (IADO), no se observa agregado al expediente ningún tipo de informe del mencionado organismo.

4-Nunca presentó el detalle de la Infraestructura de los Servicios Básicos, Sistemas de Seguridad y Prevención de Siniestros.

5-Nunca presentó un Plan de Contingencia propio.

-conforme al Artículo 50 del Decreto Reglamentario 1.741/96 que reza: “Los parques industriales, sectores industriales planificados, polígonos industriales y toda otra forma de agrupación industrial que se constituya en el territorio provincial a partir de la vigencia del presente decreto, y los existentes que promuevan modificaciones y/o ampliaciones de los mismos, deberán obtener en forma previa a su instalación, modificación o ampliación según el caso, el Certificado de Aptitud Ambiental correspondiente, acreditando la aptitud de la zona elegida para el perfil de las industrias a instalarse-

Después de doce años el Parque Industrial de Bahía Blanca sigue funcionando sin cumplir con la reglamentación vigente  y el presidente del CPIBB informa que no sabe si el total de las 98 empresas que allí funcionan están categorizadas.

 

Por otra parte, es importante destacar que la desconfianza hacia los organismos de control ambiental tienen sobrados fundamentos históricos, ya sea por falta de comunicación como por las dudosas administraciones pasadas en la subsecretaria de gestion ambiental.

 

Desde AUKAN solicitamos que todos los datos referidos a inspecciones e  intimaciones a las industrias así como faltas y modificaciones que puedan alterar la calidad del medioambiente sean publicadas regularmente en el portal “Gobierno Abierto” implementado por la actual gestión municipal para de esta manera avanzar en lo dispuesto por la Ley 25.675 – Ley General del Ambiente en relación al acceso de la información pública ambiental. Quizás esta medida contribuya a que quienes presiden Organismos de Control tan necesarios como el Comité Técnico Ejecutivo de Bahía Blanca entiendan la importancia de su tarea y comiencen a informar y a fiscalizar con los criterios de eficiencia y transparencia que anhelan las comunidades de Ing. White, Bahía Blanca y Gral. Daniel Cerri.

 

 AUKAN

asamblea ambiental del sur