Perú: Cuestionan lentitud en investigaciones por contaminación del Pacaya Samiria

La forma como se desarrollan las diligencias respecto a la denuncia presentada por la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (Acodecospat) contra Plupetrol por contaminación y alteración del ambiente en la Reserva Nacional Pacaya Samiria preocupa a la población.

La denuncia fue presentada en la Fiscalía Ambiental de Nauta en Loreto el 6 de noviembre. Desde entonces por lo menos en una oportunidad no se llegó a concretar la inspección ocular que corresponde para dar constancia de contaminación en el Lote 8X, en el que opera desde el año 2000 la empresa argentina.

La organización indígena teme que el caso sea archivado tal como pasó con otras dos denuncias presentadas también contra Pluspetrol por contaminación del río Marañón en los años 2000 y 2010. Ambos hechos ocurrieron en territorio ancestral kukama.

Ayer no se presentó uno de los gerentes de Pluspetrol a una citación. Se espera que hoy se presenten otros más que también han sido citados para que den su versión de los hechos.

 

El modo como se lleva adelante el caso

El 12 de noviembre se programó la primera diligencia para la constatación de los hechos en el Lote 8X que se ubica dentro de la Reserva Nacional Pacaya Samiria. Para esto hizo las correspondientes coordinaciones el fiscal provincial especialista en materia ambiental, Vladimir Rojas.

Sin embargo, pese a haberse comprometido a ser parte de la inspección, nunca se hicieron presentes los representantes de de la Autoridad Local del Agua (ALA), el Organismo de Fiscalización y Evaluación Ambiental (OEFA) y la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa).

Para Alfonso López, presidente de la Acodecospat, las ausencias respondieron a lo que denominó una colusión entre la empresa petrolera y las instituciones para dejar en total impunidad el desastre ambiental y social en la zona.

 

La poca voluntad de la empresa

Según Omar Carhuatocto, asesor legal de la Acodecospat, a la poca voluntad que demuestran las instituciones hasta el momento en el caso se suma la falta de logística para llevara a cabo las inspecciones. Precisó que una de ellas se frustró debido a la falta de deslizadores.

Lamentó de otro lado que no se cuente en la zona con los medios de transporte adecuados para llevar a cabo las diligencias, más aún tratándose de áreas de difícil acceso. Por esto es que deben recurrir muchas veces a los medios que ofrece la petrolera y que solo estará disponible cuando ellos lo crean conveniente.

De otro lado destacó que la fecha de la próxima diligencia se mantiene en reserva y más aún las coordenadas donde se ubican, según las comunidades, las áreas contaminadas por actividad petrolera. Explicó que el temor que tienen es que la petrolera diga un día que está todo listo para la visita al lugar pero en el momento se echen para atrás.

Indicó de otro lado que desde ayer se inició la fase oral del proceso con la citación de uno de los gerentes de Pluspetrol que lamentablemente no se presentó. Sin embargo, se mostró optimista ya que las audiencias de las que formarán parte representantes de la petrolera concluirán el 28 de este mes.

Servindi