El Ciadi aceptó la demanda de Repsol contra el gobierno por la expropiación de YPF

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) dio curso a la demanda que presentó la petrolera española Repsol en contra de la Argentina por la expropiación, en mayo pasado, del 51% de las acciones de YPF.

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) dio curso a la demanda que presentó la petrolera española Repsol en contra de la Argentina por la expropiación, en mayo pasado, de las acciones que poseía en YPF, informó hoy el organismo del Banco Mundial.La aceptación “a trámite” del planteo de la compañía ibérica, que reclama un resarcimiento del orden de los 10.500 millones de dólares, tuvo lugar dos semanas después de la presentación, y coloca a la Argentina como el país con más denuncias ante los órganos arbitrales, con casi medio centenar.

La demanda fue presentada formalmente por Repsol S.A. y Repsol Butano S.A. luego de transcurrido el plazo de seis meses desde que se notificó a la Casa Rosada de la existencia de la controversia.

Según el procedimiento previsto, el CIADI informó a las partes que tienen 30 días para nombrar un árbitro cada una para conformar el panel de tres personas que analizará el tema.

En su avanzada, Repsol cuenta con tres estudios jurídicos, uno en Washington, donde funciona el tribunal, otro en Madrid, y un tercero en Buenos Aires.
Se trata de los bufetes Freshfields Bruckhaus Deringer, Uria Menéndez Abogados, y Marval, O’Farrell & Mairal, respectivamente.

El miércoles, la compañía que dirige Miguel Galuccio anunció un acuerdo con la estadounidense Chevron para la exploración en el megayacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

Ese día, el representante para América Latina y África de la petrolera norteamericana, Ali Moshiri, relativizó las acciones legales de Repsol, que advirtió que recurrirá a la vía judicial a todas las empresas que sellen acuerdos con YPF.

“No nos preocupa una posible acción legal de Repsol. El problema con Repsol es irrelevante. No interferirá en una relación con YPF que tiene 50 años”, señaló al respecto. El miércoles, también, YPF colocó deuda por unos 3.600 millones de pesos, una cifra inferior a los 4.500 millones que procuraba conseguir en el mercado de capitales, con lo que la compañía obtuvo durante los últimos tres meses fondos por 9.360 millones, que prevé utilizar para financiar parte de su plan de inversiones del próximo quinquenio.