El petróleo es una barrera para la reactivación global

Las tensiones políticas en Medio Oriente prometen mantener altos los precios del petróleo en 2013. Crece la demanda china.

Record. La producción de Arabia Saudita está en su mayor nivel en 30 años.

El crudo Brent está a punto de negociarse por encima de US$100 el barril por tercer año consecutivo en 2013 conforme la tensión en Oriente Medio amenaza con alterar el suministro y la demanda global se mantiene alta debido a las importaciones chinas.

El petróleo promediará US$110 el año próximo, según la media de 30 pronósticos compilados por Bloomberg, en comparación con unos US$111,70 hasta ahora en 2012, encaminándose hacia el precio anual más alto de la historia. El Brent tiene más probabilidades de rebasar que de no alcanzar la media de 2013 en la medida que Irán pelea con Occidente por su programa nuclear y el conflicto en Siria se ahonda, dijeron Morgan Stanley y UBS AG.

“Los riesgos presentan un sesgo al alza a raíz de los riesgos todavía elevados de intensificación del enfrentamiento por Irán y el deterioro en Siria”, dijo Julius Walker, estratega de mercados globales de energía en UBS Securities LLC de Nueva York, quien predice que el Brent promediará US$110 el año próximo. “La mayor sorpresa posible para los mercados podría ser un crecimiento de la demanda de petróleo más alto del esperado”.

Los precios en alza podrían poner una barrera a la recuperación de la economía global en medio de la crisis de la deuda soberana de Europa, las disputas fiscales en los Estados Unidos y signos de un crecimiento desacelerado en Asia. Los ingresos récord para los productores de petróleo contribuyeron a garantizar la estabilidad del suministro este año, lo cual impulsó a Arabia Saudita a bombear en su nivel más alto en tres décadas, financiando, a la vez, proyectos de esquisto bituminoso en los Estados Unidos que generaron el aumento más grande de la producción del país en 50 años.

Las exportaciones de petróleo de Irán cayeron un 50% desde los niveles de un año atrás debido a las restricciones más severas sobre las ventas que impusieron los Estados Unidos y Europa este verano, dijo la Agencia Internacional de Energía. Las exportaciones diarias probablemente disminuirán hasta 1 millón de barriles a comienzos del año próximo, en comparación con 2,5 millones al inicio de este año. Barclays predice que 2013 será el año en que los gobiernos occidentales decidirán si dan cabida o enfrentan a la república islámica.

Estados Unidos probablemente intentará volver a atraer a Irán hacia negociaciones internacionales en el primer trimestre de 2013, poniendo otra vez la mira en el tema y aumentando la llamada prima de riesgo del precio del petróleo, dijo Michael Wittner, responsable de investigación sobre productos básicos en Société Générale.

Por Bloomberg

iEco