YPF fue la firma con más subas de precios durante el año 2012

En el año que se va se produjeron una decena de aumentos de los hidrocarburos donde la ahora empresa estatal fue la que más modificó sus valores. Las demás petroleras también aplicaron incrementos entre un peso y 1,70 por cada litro. La brecha se acortó pero no de manera significativa.

El 2012 se caracterizó por el registro de una decena de incrementos en los precios de los combustibles de entre uno y dos pesos por cada litro, y donde la ahora petrolera estatal YPF -que fue estatizada en mayo- fue la que más aumentos aplicó en los valores de sus hidrocarburos: dependiendo del productos, las subas fueron de entre 1,52 y hasta los 2,21 pesos por cada litro.

Según señalaron funcionarios nacionales luego de la estatización de la firma petrolera, la intención de los aumentos es la de acortar la brecha de valores con las empresas competidoras y descomprimir la gran demanda que recae sobre YPF.

Aún así, las otras firmas que operan en el mercado también aplicaron incrementos en el orden de un peso y hasta 1,75 pesos por cada litro, lo que hizo que la brecha de valores se mantenga relativamente estable a pesar de los constantes incrementos.
El último incremento registrado la semana pasada fue uno de los más grandes y rondó el 6 por ciento.

YPF fue la bandera con mayores incrementos aplicados en los precios de sus combustibles durante el 2012, año crucial donde el Estado expropió la mayoría accionaría de la firma que estaba a manos de capitales españoles. Mientras que a fines del 2011 el litro de nafta súper costaba 5,329 pesos, actualmente el valor se encuentra en 7,289 pesos (es decir 1,96 pesos más costoso); asimismo la nafta Premium costaba 6,279 pesos en diciembre de 2011 y hoy puede ser encontrado en 7,799 (1,52 pesos más caro).

Aún así el mayor incremento de la firma nacional se dio en el gasoil: el litro de fórmula diesel costaba 4,339 pesos en las estaciones locales durante los últimos días de 2011 y actualmente cuesta 6,549 pesos (es decir 2,21 pesos más costoso); en el caso de la Euro diesel, en 2011 costaba 6,649 pesos y ahora cuesta 7,489 pesos (1,84 pesos más).

Dichos incrementos aplicados progresivamente a lo largo del año tuvieron como objetivo acortar la brecha de precios con las firmas competidoras, aunque para mantener dicha distancia, tanto Shell como Esso aplicaron durante el 2012 respectivos incrementos.

Por ejemplo, en el caso de Shell, la nafta súper se incrementó 1,60 pesos por litro en el período diciembre de 2011 y diciembre de 2012 (pasó de 6,59 pesos a 8,19); en el mismo lapso de tiempo el litro de nafta Premium aumentó 1,75 pesos (pasó de 6,89 pesos a 8,64). Por el lado del gasoil, la fórmula diesel de la petrolera angloholandesa se incrementó en 1,40 pesos (pasó de 5,89 pesos a 7,29), mientras que el gasoil más refinado subió 1,74 pesos (pasó de 6,43 pesos a 8,17).

En el caso de la compañía Esso, los incrementos que se registraron en las estaciones de servicio locales durante este año fueron similares a los que se dieron en Shell. El litro de nafta súper se incrementó en 1,40 pesos (antes costaba 5,59 pesos y ahora cuesta 7,99 pesos) mientras que la nafta más refinada subió 1,30 pesos (pasó de 6,89 pesos a 8,199).

En cuanto al gasoil, el valor del litro de fórmula diesel subió un peso (pasando de 5,89 pesos a 6,89) mientras que en el caso del diesel más refinado el incremento fue de 1,56 pesos (pasó de 6,43 pesos a 7,99).

A pesar de los aumentos aplicados por YPF luego de la reestatización, la brecha se mantuvo gracias a los incrementos de las demás petroleras, donde nuevamente los bolsillos de los usuarios resintieron los cimbronazos.

Corrientes Hoy