Cristina busca traer inversiones del mayor fondo petrolero del mundo

La Presidenta se reunió ayer con el sheik Hamed bin Zayed Al Nahayan, que maneja US$ 650 mil millones.

Cristina Fernández de Kirchner terminó su primer día de la gira por Asia con una reunión de más de una hora con uno de los 50 hombres más poderosos del planeta de 2012 , según la revista Bloomberg Markets. El sheik Hamed bin Zayed Al Nahayan se reunió con la presidenta en su carácter de presidente del Fondo soberano Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), que tiene 650 mil millones de dólares del excedente de petróleo destinado a invertir. Después del encuentro, se anunció que una delegación de analistas de inversiones viajará a la Argentina en busca de negocios .

“A la brevedad posible”, dijo el canciller Héctor Timerman cuando esta enviada le preguntó sobre cuándo sería la visita. “Simplemente tenemos que preparar a los empresarios que los recibirán”, aseguró el funcionario ante la prensa que sigue la gira presidencial que incluye, además de Emiratos Árabes Unidos a Indonesia y Vietnam.

El encuentro se realizó en el octavo piso del hotel Emirates Palace, un palacio de mármol y revestido en oro , donde la presidenta se aloja desde el domingo por invitación y gastos a cargo del gobierno emiratí . Ese hotel es propiedad del fondo ADIA, creado en 1976 con el propósito de invertir fondos en nombre del gobierno del Emirato de Abu Dhabi, uno de los siete emiratos que conforman este país que se extiende por 83.600 kilómetros cuadrados sobre el Golfo Arábigo o Pérsico, como lo llaman los iraníes.

ADIA ya tiene inversiones en la Argentina , detalló el canciller Timerman, aunque no precisó por qué cantidad. La presencia de los dólares emiratíes en el país está en inversiones gubernamentales en el Puerto del Río de La Plata, en las terminales 1,2 y 3; en la llegada de la aerolínea Fly Emirates; en la participación privada en turismo tras la compra del hotel Four Seasons y en el apoyo al equipo de polo La Dolfina , liderado por Adolfo Cambiaso (h).

La relación entre Argentina y los Emiratos surgió casi con la independencia de este país petrolero en 1971, pero se afianzó tras la apertura de embajadas en 2008.

El objetivo ahora, y tras la crisis que viven los mercados tradicionales, es potenciar aún más los vínculos comerciales y por eso se planea abrir una oficina comercial, “una incubadora de negocios” argentina, en Dubai, como también lo anunciaron ayer. Hoy Cristina Kirchner, en su último día de gira por Emiratos Arabes, participará de la Cumbre de Energía en esta ciudad moderna que ya sobrepasa los límites de la isla que la vio surgir. La presidenta hablará en la sesión inaugural junto a su par francés, Francois Hollande, y la Reina de Jordania.

El tema energético también estuvo presente en la reunión con Sheikh Hamed bin Zayed Al Nahayan, uno de los hijos del emir de Abu Dhabi y ex presidente durante 33 años de Emiratos Arabes Unidos. Ahora su medio hermano Khalifa bin Zayed Al Nahayan es el presidente electo cada cinco años por un Consejo Superior formado por los emires (título nobiliario de los jeques) de los siete emiratos que conforman el Estado.

En cuanto a los montos de posibles inversiones en Argentina, no hubo información. ADIA nunca dio a conocer oficialmente el monto de sus activos. Las estimaciones indican que tiene entre US$ 300 mil millones y US$ 875 mil millones. Ayer Timerman lo presentó como el fondo soberano más grande del mundo y que tiene en sus arcas US$627 mil millones para invertir. Quizás algunos de estos dólares lleguen a la Argentina.

Clarin

————-

La gira en Oriente ya dio sus primeros frutos

LA PRESIDENTA CRISTINA FERNANDEZ DE KIRCHNER CERRO ACUERDOS DE COOPERACION ALIMENTARIA Y ENERGETICA

La mandataria se reunió con su par de Emiratos Arabes y con el príncipe heredero. Cerraron una serie de convenios para incrementar el comercio. El titular del fondo soberano de Abu Dhabi confirmó que financiará obras de infraestructura en la Argentina.

Era la primera vez que un presidente argentino visitaba esta ciudad y el debut fue fructífero. Los encuentros que mantuvo ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con su par de Emiratos Arabes Unidos (EAU), el jeque Khalifa bin Zayed al Nahyan, y más temprano con el príncipe heredero, el jeque Mohammed bin Zayed al Nahyan, permitieron cerrar formalmente acuerdos en los que la diplomacia argentina venía trabajando hace varios meses. Tras sendas reuniones, se formalizaron dos convenios de cooperación en materia alimentaria –que implican la apertura del mercado emiratí para productos no tradicionales– y sobre uso de energía nuclear con fines pacíficos. Los memorandos firmados incluyen la instalación de una oficina comercial en Abu Dhabi, que servirá de conexión para exportar a otros destinos de la zona. En tanto, el titular del fondo soberano Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), el sheik Hamed bin Zayed al Nahyan, que maneja unos 627.000 millones de dólares en activos, confirmó que financiará obras de infraestructura en la Argentina, para lo cual se comenzó a coordinar una misión emiratí que arribará en los próximos meses al país.

La Presidenta inició su jornada con el encuentro con el príncipe heredero Mohammed. La reunión fue en el Emirate Palace Hotel, donde se hospeda hasta mañana la mandataria. Comenzó a las 11.30 (4.30, hora argentina) y se extendió hasta después del mediodía, tras lo cual, primero Mohammed y luego Cristina, se dirigieron acompañados por una importante escolta militar hasta el Palacio del príncipe Khalifa, donde se ofreció a la Presidenta un almuerzo en su honor. Acompañaron a CFK el canciller Héctor Timerman; el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, y los secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y Exterior, Beatriz Paglieri. El resto de los asesores, así como la prensa acreditada, debieron esperar afuera del salón principal, donde los invitados degustaron platos tradicionales en base a humus, cordero, pescado y tahini.

Si bien el encuentro fue con agenda abierta, se focalizó en los tópicos sobre los que ministros y cancilleres de ambos países ya venían trabajando. “Con el príncipe heredero pasaron revista a los distintos acuerdos que se firmaron más tarde”, relató Timerman. La cartera de Agricultura avanzó en convenios para exportar ostras, langostinos, alfalfa y equinos en pie, “que no tenían oportunidades en este mercado”, explicó el ministro Norberto Yauhar. Por otro lado, en diciembre Agricultura puso en funcionamiento en Dubai la primera oficina de negocios en Emiratos, la cual a partir de ahora pasará a funcionar con carácter oficial y permanente. El vínculo comercial con este país tiene mucho potencial, pues en 2011 el intercambio fue apenas de 393 millones de dólares.

En materia de tecnología se firmó un memorando de entendimiento para que el INTA asesore en temas de riego en zona desértica, biotecnología y agroenergía. Sobre este punto, se analizó el proyecto Carem (Central Argentina de Elementos Modulares), que consta de la utilización de un reactor nuclear de baja potencia para desalinizar el agua.

“La Argentina no busca clientes, sino socios”, dejó en claro Cristina, reforzando su idea de avanzar en acuerdos de cooperación, integración y transferencia de conocimiento en materia de producción de alimentos y transformación de recursos naturales, para lograr un mayor desarrollo en ambos países. Para los Emiratos Arabes, la Argentina es un puente a toda América del Sur, mientras que la península arábiga puede convertirse en un centro de distribución para otros mercados de la región. En este sentido, dentro de los convenios firmados, se halla también un acuerdo de transporte multicarga, complementario a la apertura de nuevos mercados, para llevar los productos argentinos a Dubai y Abu Dhabi y desde allí distribuirlos hacia el resto de los destinos que se vayan sumando.

“No tenemos ningún límite para mantener una relación con la Argentina”, le dijo el príncipe heredero a CFK, según relató Scoccimarro. Durante el almuerzo, Khalifa reforzó esa idea: “Somos absolutamente complementarios con la Argentina”. El encuentro con el presidente de EAU tuvo un tinte más político, donde el mandatario emiratí se mostró interesado en el papel que desempeñará la Argentina al asumir como miembro del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU). En ese sentido, le manifestó su “admiración” por la posición adoptada por el gobierno argentino respecto del conflicto de Medio Oriente, “mediante la búsqueda equilibrada de justicia para todos los pueblos de la región”, según relató Timerman. “Nos honra su posición y liderazgo”, le dijo el príncipe a Cristina. En el encuentro también se habló acerca de la necesidad de terminar con la amenaza del terrorismo “por métodos legales”. “La cooperación con la Argentina es un tema prioritario y de desarrollo que tiene Emiratos”, dijo el presidente.

A las 19 (mediodía en Argentina) la jefa de Estado se reunió con el presidente del fondo soberano de inversión Abu Dhabi Investment Authority (ADIA), Hamed bin Zayed al Nahyan, para analizar las potencialidades de financiamiento en el país. ADIA gestiona el exceso de las regalías petroleras del EAU, contando con una cartera de más de 627.000 millones de dólares, 14 veces las reservas que existen en el Banco Central argentino, y el 25 por ciento de ese monto financia obras en países emergentes. El fondo invierte en todos los mercados internacionales, en acciones, bienes raíces, capital privado y fondos de inversión. El sheik bin Zayed al Nahyan acordó con CFK el inicio de una serie de proyectos de inversión en la Argentina, según confirmó el vocero de la Presidenta.

Durante el encuentro, que se prolongó por una hora, repasaron los posibles destinos para los fondos emiratíes. Actualmente, el fondo de Dubai está presente en las terminales del Puerto Río de La Plata y en cadenas hoteleras. Este acuerdo implicará nuevas inversiones en un abanico más amplio de la economía, según señaló Timerman. Para avanzar en la concreción de nuevos desembolsos, ADIA enviará “un equipo de analistas de inversiones a nuestro país para reunirse con los distintos sectores de la economía, como la ganadería, agricultura, minería, energía e infraestructura y así buscar inversiones”, agregó el canciller argentino, quien destacó que esta incorporación “es fundamental para afianzar la relación entre ambos países”. “A la brevedad se comenzará a coordinar la llegada a Buenos Aires de los especialistas en inversiones, mientras se inician los preparativos en Argentina”, concluyó Timerman.

La agenda para hoy, el último día de Cristina en el Emirato, comienza con su participación en la cumbre de energías renovables, World Future Energy Summit (WFES 2013), que reunirá a 137 países en el Centro Nacional de Convenciones de Abu Dhabi. La apertura estará a cargo de Khalifa, mientras que a las 11 expondrán Cristina Fernández; el mandatario francés, Françoise Hollande; la reina Rania de Jordania y el titular de Siemens, Chuck Grindstaff. CFK recorrerá luego el stand argentino en la cumbre, donde exponen, entre otros, representantes del Invap y la Conea, y por la tarde se reunirá en el salón de conferencias del Emirates Palace con 15 líderes empresarios emiratíes. A las 21 (14 hora Argentina) está previsto que parta de Abu Dhabi para continuar con la gira por Oriente, que incluye Indonesia y Vietnam.

Pagina/12