Juicio en París por el fraude del programa 'Petróleo por alimentos'

20 personas se sientan en el banquillo acusadas de participar en la red corrupta que desvió el programa de Naciones Unidas entre 1996 y 2003

El capítulo francés de las malversaciones en el programa de ‘Petróleo por alimentos’ de la ONU en Irak en los años 90 arranca hoy en Francia con un proceso con 20 encausados de haber participado en la red corrupta, entre ellos el exministro Charles Pasqua, el grupo Total, su presidente y varios exdiplomáticos.

Durante un mes, el proceso va trasladarse al Irak de Sadam Husein y analizar los mecanismos de los desvíos de un embargo económico decidido contra su régimen después de la invasión iraquí en Kuwait en 1990. En 1995, ese embargo fue flexibilizado por la ONU para permitir que Irak vendiera cantidades limitadas de petróleo a cambio de bienes de consumo indispensables para la población. Ese mecanismo fue denominado “petróleo por alimentos”.

Pero, tras la caída del gobierno de Sadam Husein, se comprobó que, en en 2003, el año de la invasión de Irak por Estados Unidos, el régimen había desviado masivamente ese programa a través de ventas paralelas sobrefacturadas. El escándalo salpicó a cientos de empresas y personalidades de numerosos países, entre ellos Francia.

En el proceso están inculpados dirigentes de asociaciones, empresarios, periodistas y exdiplomáticos, entre ellos Jean-Bernard Mérimée, que fue embajador de Francia en la ONU, y el exministro del Interior Charles Pasqua. El grupo petrolero Total fue inculpado como persona jurídica, así como varios de sus ejecutivos, entre ellos el actual presidente director general, Christophe de Margerie.

Abc