NEA: Concesión por 95 años frenaría el objetivo de las provincias de suplir a TRANSNEA

La concesión de TRANSNEA es por 95 años y con complejas clausulas de rescisión

La empresa transportadora de energía TRANSNEA, cuestionada por provincias del NEA, tiene la concesión del servicio por un término de 95 años, renegociables cada 10 años. Las cláusulas para una eventual rescisión son complejas y con elevadas indemnizaciones.

La firma enfrentó numerosas sanciones en los últimos años por interrupciones imprevistas.

Las provincias de Corrientes, Chaco y Formosa, a través de sus gobernadores, iniciaron con fuerza una movida para revertir problemas reiterados en el suministro de energía que acusan es por fallas en el transporte de la energía a cargo de TRANSNEA.

A reclamos formales realizados a la empresa y al Estado Nacional, ahora se sumó un pedido concreto al Ministerio de Planificación Federal y a la Presidencia para que se quite la concesión a TRANSNEA y se delegue a las provincias la administración del transporte de la energía de alta y media tensión.

TRANSNEA tiene la concesión del servicio en la región eléctrica NEA otorgada por el Gobierno Nacional desde 1994.

La propiedad accionaria de TRANSNEA S.A. se distribuye entre la Federación Argentina de Trabajadores de Luz y Fuerza, IATE, Estado Nacional (30%), ELEPRINT, ENERCON (12%) y el Programa de Propiedad Participada, que nuclea al personal de la Compañía, en un 10 %.

Posee más de 800 kilómetros de líneas de transmisión con una potencia instalada de 767 MVA.

Su concesión es en la “Región Eléctrica del Nordeste Argentino” que es el conjunto de instalaciones de transmisión iguales o superiores a 132 kilovoltios y menores a 400 kilovoltios, existentes o que resultaren de una ampliación de la capacidad de transporte pertenecientes al sistema de transporte de energía eléctrica por distribución troncal comprendidas dentro de los límites de las provincias de Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Formosa que no forman parte de los sistemas provinciales de transporte de energía eléctrica.

El plazo de la concesión es un por un plazo de 95 años, y fue dividido en Periodos de Gestión, el primero de 15 años y los siguientes de 10 años.

La primera renegociación y única hasta el momento se concretó a inicios de 2005 y ratificó lo actuado por TRANSNEA.

En esa renegociación se establecieron nuevos compromisos por parte de la concesionaria y el Estado, habida cuenta que cuando se otorgó la concesión se estaba en emergencia nacional en materia energética, situación que se revirtió durante el primer periodo de prestación.

Por eso, en la renegociación se acordó recomponer en forma realista y progresiva la confianza entre las partes luego de los avatares de los años ‘90 y de la salida de la convertibilidad; desarrollar el servicio en un contexto técnico-económico conocido, acordado y controlado; y dar mayor certeza a las partes sobre sus derechos y obligaciones.

Un aspecto clave en la renegociación fue la decisión del Estado de reconocer mejores valores a la empresa privada por su servicio, y a la vez el Estado también invirtió en dotar de mayor capacidad de transporte a la región.

CLAUSULAS

La concesión contiene cláusulas de rescisión de contrato orientadas a mala prestación con duración en el tiempo, que según la renegociación no existieron durante el primer periodo de gestión.

Actualmente se cursa el Segundo Periodo de Gestión, y hacia 2015 se empezaría a estudiar la renegociación para el tercer periodo en que está dividida la concesión de 95 años.

Según informes especializados, las cláusulas de rescisión de contrato son complejas y las razones fundadas por las provincias del NEA de continuas salidas de servicios no serían argumentos previstos en el contrato.

Además, en caso de avanzar con una quita de concesión por parte del Estado, las indemnizaciones previstas en el contrato son sumamente elevadas y cuantificadas en dólares.

Sí una cláusula establecida en el contrato sostiene que el poder concedente, el Estado, podrá dejar sin efecto la exclusividad del servicio de transporte de energía cuando innovaciones tecnológicas conviertan la prestación del servicio público de energía eléctrica por distribución troncal, que reviste actualmente la condición de monopolio natural en un ámbito donde puedan competir otras formas de prestación de tal servicio.

La exclusividad sólo puede otorgarla el Estado al finalizar cada periodo de gestión que dura 15 o 10 años.

SANCIONES

La empresa TRANSNEA ha sido objeto de multas reiteradas por parte del Ente Regulador (ENRE) en los últimos años debido a salidas de servicio por indisponibilidad forzada, es decir no programadas.

Especialmente la acumulación de sanciones se concentró en los 2008-2009 en los que la región debió soportar periódicos cortes energéticos, obligando incluso a las provincias a fijar esquemas de cortes programados para evitar colapsos en el sistema.

Pidiendo la caída de la concesión de la empresa TRANSNEA existen cuantiosos proyectos en el Congreso desde 2004 a la fecha, el último de ellos del legislador correntino Rodolfo Fernández, quien pidió establecer nuevos mecanismos de transporte de la energía atento a problemas estructurales de la firma privada concesionaria.

Region Norte Grande