Ya son 33 los muertos por la explosión en la petrolera y piden una investigación seria

Ayer se produjo un estallido en la sede de la empresa pública Pemex. La oposición le pidió al Gobierno de Enrique Peña Nieto un proceso “transparente” sobre las causas de la tragedia.

México sigue llorando a los muertos de Pemex. A 24 horas de que se produjera una explosión en el edificio de la empresa pública Pemex, en el DF, las autoridades actualizaron la cantidad de víctimas y aseguraron que ya son 33 los muertos por el estallido. En tanto, diversos partidos políticos exigieron al Gobierno una investigación “seria y transparente” sobre las causas de la tragedia.

“El último dato con respecto a lo ocurrido en la Torre de Pemex es de 33 personas fallecidas”, expresó a través de Twitter el secretario de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong. Una cifra que también fue confirmada por Pemex. Además, 121 personas resultaron heridas.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, visitó hoy a cinco de los heridos en el hospital Picacho de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el sur de la ciudad, y al abandonarlo anunció que esta tarde se conocerán algunos detalles en torno a la explosión tras el análisis de la zona que hicieron expertos.

“El secretario de Gobernación, más tarde, junto con el procurador general de la República (fiscal general), darán una conferencia de prensa para dar a conocer qué avances hay sobre el tema, sobre los peritajes”, dijo Peña Nieto.

Esta mañana el director general de la compañía pública, Emilio Lozoya, facilitó un saldo del siniestro que ubicaba en 32 los muertos y en 121 los heridos.

“No vamos a especular, ni vamos a adelantarnos. Queremos actuar con absoluta responsabilidad”, agregó Lozoya en una breve rueda de prensa en la sede central de Pemex, aunque minutos después admitió ante una cadena de televisión que en principio parecía que la explosión había sido accidental.

Tras su visita a las víctimas, Peña Nieto reiteró su “pesar” y “solidaridad” con las familias que perdieron a seres queridos y prometió su “total apoyo” y “respaldo” para que reciban una atención oportuna.

Los medios locales han informado que la explosión pudo deberse a un sobrecalentamiento del sistema eléctrico que alimenta el complejo de la empresa petrolera.

Por su parte, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, declaró tres días de luto por la tragedia en Ciudad de México.

Los legisladores guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas durante la apertura de un nuevo período de sesiones en el Congreso.
En tanto, dirigentes políticos mexicanos pidieron hoy llevar a cabo una investigación profunda, seria y transparente sobre las causas de la explosión.

El ex presidente Felipe Calderón, quien concluyó su mandato el 1 de diciembre pasado, demandó a través de la red social Twitter una investigación “seria y transparente”, tras expresar su solidaridad con las familias de las víctimas de la explosión.

Su fuerza política, el conservador Partido Acción Nacional (PAN), también pidió al Gobierno, ahora en manos del Revolucionario Institucional (PRI), “que ahonde en las investigaciones sobre las causas que originaron este lamentable percance”.

Además, pidió la adopción de “medidas de protección civil que garanticen mayor seguridad para los trabajadores de Pemex y de todos los edificios públicos y privados a fin de evitar que este tipo de hechos se repitan”.

En declaraciones a los medios, el coordinador de los senadores del PRI, Emilio Gamboa Patrón, lanzó un llamado para no hacer especulaciones en torno al estallido registrado ayer en el sótano de uno de los edificios que forman parte del amplio complejo administrativo de la empresa pública.

Dijo que esperará los resultados oficiales de las investigaciones que lleva a cabo la fiscalía federal, luego de que el director de la petrolera.

El presidente del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano, también llamó vía Twitter a las autoridades a “investigar las causas” y apoyar a los familiares de los fallecidos y heridos.

Las labores de rescate continuaron la mañana de hoy, pero al mediodía la Cruz Roja se retiró de las instalaciones.

“Es una decisión de Gobernación (Interior)”, explicó un vocero de la Cruz Roja, que ratificó que “se quedó una ambulancia” en las afueras del edificio “por cualquier cosa”.

El edificio donde se produjo el siniestro, localizado dentro del complejo administrativo de Pemex, tiene 24.700 metros cuadrados y en él trabajan regularmente 1.700 personas.

El vasto complejo de Pemex está integrado por varios edificios en los que diariamente trabajan unos 10.000 empleados.

Clarin

—————-

Son 33 los muertos por la explosión en Pemex

El director general de la compañía petrolera mexicana, Emilio Lozoya, informó que por el momento sólo pudieron ser identificados 20 de los 33 fallecidos. Ayer por la tarde una explosión, cuyas causas todavía se desconocen, provocó el derrumbe en los primeros cuatro pisos de la Torre Pemex, en el centro de la Ciudad de México.

“Para Pemex la prioridad hoy es atender a los familiares de los fallecidos y de los 121 heridos y saber las causas de la detonación que tantos estragos ha causado”, indicó Emilio Lozoya, director general de la empresa estatal. Aseguró que la petrolera funciona de manera normal sin baches productivos. Pasado el mediodía fue encontrada la víctima mortal número 33, aunque hasta el momento no se ha dado a conocer su identidad.

Equipos de rescate encontraron siete cuerpos durante la noche y continúan trabajando en el edificio B2, de 12 pisos, por lo que no se descarta el hallazgo de más víctimas. La torre, de 24.700 metros cuadrados, es una de los cinca que conforman el complejo corporativo en Ciudad de México y trabajan allí cerca de 1700 personas.

Con un listón negro en el pecho, Lozoya, que interrumpió una gira por Asia para regresar de emergencia a México, ofreció una conferencia de prensa en el aula magna de Pemex, frente a la sede administrativa, en la que no quiso adelantar posibles causas. Según indicó, los peritajes, que calificó de complejos, continúan con la participación del Ejército, la Marina y expertos mexicanos y extranjeros. “Estimamos que los resultados de la investigación se darán a conocer conforme se vayan produciendo los resultados”, afirmó, y sentenció que “no vamos a especular ni vamos a adelantarnos”.

Las actividades laborales se suspendieron en la sede corporativa de Pemex, situada en una transitada zona de Ciudad de México, pero Pemex “sigue operando normalmente en términos de abasto y de producción”. El monopolio petrolero estatal, importante fuente de ingresos fiscales de México, produce 2,57 millones de barriles de petróleo al día. “Pemex sigue trabajando y operando de una forma continua”, dijo Lozoya.

Pagina/12