Fracking Ez Araba denuncia la paralización de la ILP

La plataforma Fracking Ez Araba ha valorado hoy la respuesta dada por la mesa del parlamento vasco a la iniciativa legislativa popular. “Queremos expresar no solamente nuestra sorpresa ante la negativa a dar trámite a la ILP, sino también nuestra mayor indignación y  firme rechazo a esa decisión. Una decisión equivocada, pues la razón que han esgrimido no es procedente. Es más bien una excusa”.

El argumento dado para justificar la negativa de la mesa es la existencia de una propuesta de modificación de la ley de la conservación de la naturaleza que proviene de las JJGG alavesas, en la que se pretende incluir el fracking dentro de las actividades prohibidas en los espacios naturales protegidos. El objeto de la ley que  proponíamos en la ILP habla de la regulación de la extracción de hidrocarburos no convencionales y la técnica de fracturación hidráulica o fracking para todo el territorio de la CAPV. “No es el mismo objeto ni de lejos”.

A partir de la recepción oficial de la resolución, Fracking Ez Araba atenderá a las posibilidades de recurso y decidirá las acciones legales a tomar. Han querido resaltar que la ILP no es un regalo, se trata de una herramienta para que la sociedad pueda hacer llegar sus demandas, en forma de iniciativa legislativa, a discusión en el parlamento vasco. Su aceptación supone el comienzo de un arduo trabajo de recogida de firmas, 30.000, para que la iniciativa se pueda tramitar. Todo ello para que en su trámite posterior, cuando la iniciativa se discute en el parlamento vasco los partidos allí representados puedan aceptarla, modificarla, alterarla por completo o simplemente rechazarla sin contar para nada con quienes la presentaron y/o avalaron con sus firmas.

Fracking Ez Araba se reunió con todos los partidos con representación en la mesa del Parlamento vasco para darles a conocer su intención de presentar esta ILP. En el transcurso de esas reuniones, la plataforma puso encima de la mesa el hecho de la coincidencia de estas dos iniciativas, justificando su tramitación. Ningún partido comunicó que observase ningún impedimento en la tramitación de esta iniciativa. “Es más, desde el PNV se nos comunicó que no habría problemas en la mesa y desde el PP que se pediría informe jurídico acerca de la iniciativa. El PSE nos dijo que eran partidarios de que estas cosas llegaran a debatirse en el parlamento”.

Sin embargo, a la hora de votar, PNV-PSE-PP dan su voto en contra… y ni siquiera solicitan un informe jurídico que lo ampare, haciendo de motu proprio una interpretación sumamente restrictiva de la ley que regula las ILP con el único objetivo de impedir la tramitación de esta ILP. “¿Qué ha pasado? Una de dos. O nos han engañado en las reuniones sabiendo que se iban a negar, o alguien ha pensado que eso de que la voluntad popular se exprese por la vía de la ILP es una mala idea y han cambiado de opinión”.

Obviamente, las respuestas a estas preguntas las deben de dar ellos mismos, pero no cabe  duda de que detrás de esta negativa no ha habido una cuestión legal o técnica, sino de trasfondo político. La negativa a tramitar la ILP es una decisión política. Y esta decisión, en el contexto de rechazo social a los planes de perforación y habiendo sido empleada la única posibilidad de expresión legal popular de la que disponemos, supone un error lamentable. “Queremos denunciar desde aquí que empezamos a estar hartas de los vaivenes y las ambigüedades de algunos partidos. Si miramos un poco la trayectoria, tanto del PNV como del PSE o el PP alrededor del tema del fracking y los recursos no convencionales, podemos observar que hay profundas contradicciones entre lo que se defiende en diferentes foros”. Un buen ejemplo se puede observar en el texto que se aprobó como proposición no de ley el pasado 14 de diciembre en las JJGG de Alava por PNV; PSE, EB y BILDU: “Las JJGG de Álava, en la actual situación y respondiendo al clamor social existente, instan a las instituciones vascas implicadas, a que en las medida de sus competencias, prohíban cualquier proyecto de extracción de gas a través de la técnica del fracking y que incluyan su prohibición expresa en cuantas leyes sean necesarias”. ¿Cómo cuadra esto con la decisión de la mesa de rechazar la ILP?

“Vamos a ser claros. Nos están mareando. Sobre todo a la opinión pública. Si tan claro está que no quieren fracking que lo prohíban. Y no hay mucho más que hablar con quien un día nos dice una cosa y al siguiente hace la contraria”. Para terminar, han querido recordar que tienen aún más claro, si cabe, que hay que continuar peleando contra estos planes energéticos suicidas sin descanso. “Si definitivamente queda descartada y la ILP se termina retrasando, no duden que esto no hará sino darnos más tiempo para sumar gente en contra de los planes extractivos, ya que día a día más gente se está posicionando en contra de esta barbaridad”.

“De lo que sí que nos fiamos es de la opinión popular que ha invadido. Por mucho que no quieran, van a terminar por conocer la opinión popular. Nos comprometemos a ello”. Mientras estas cuestiones legales se aclaren, Fracking Ez Araba continuará su labor divulgativa informando, dando charlas, editando y distribuyendo el periódico, vigilando los avances en los permisos que siguen igual de vigentes que ayer, cooperando con el resto de movimientos que siguen fortaleciéndose, y promoviendo la movilización popular en las ocasiones que se nos presenten.

Fracking Ez Araba

Fractura Hidráulica No