Murió Pascual Pichún, emblemático lonko del sector de Temulemu

La tarde de hoy miércoles se iniciará el cortejo desde el hospital de Traiguén hasta la comunidad Antonio Ñiripil de Temulemu, distante a 20 kilómetros, donde se efectuará el velatorio que culminará con el funeral dispuesto para el día sábado.

Producto de un infarto cardíaco falleció este miércoles en la mañana el lonko de la comunidad Antonio Ñiripil de Temulemu, Pascual Pichún Paillalao. Tenía 59 años y era un destacado dirigente de esa zona de la comuna de Traiguén. El lonko sufrió el ataque cuando guiaba una camioneta al interior de su comunidad y fue encontrado en el camino vecinal por familiares. Ante la tardanza de la ambulancia, fue trasladado en un auto particular al Hospital de Traiguén, donde ingresó fallecido.

Pascual Pichún fue condenado en 2004 por amenaza de incendio terrorista en contra del fundo Nancahue, de propiedad del ex ministro de Agricultura, Juan Agustín Figueroa, y contra el predio forestal San Gregorio, hechos ocurridos en 2001. La fiscalía no pudo comprobar su participación directa en los siniestros, siendo condenado por amenazas en el marco de la Ley Antiterrorista y en un segundo juicio oral plagado de irregularidades.

En septiembre de 2004, el Tribunal Oral Penal de Angol lo condenó a 5 años de cárcel junto al lonko de Didaico, Aniceto Norin Catriman, sentencia confirmada por la Corte Suprema. Su caso fue acogido a tramitación por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tribunal donde se espera un fallo condenatorio contra el Estado chileno

Junto al lonko y en causas judiciales paralelas también fueron condenados sus hijos Pascual y Rafael Pichún Collonao. El lonko Pichún Paillalao salió de la cárcel en 2007, siendo recibido por cientos de adherentes a la causa mapuche. “Son 500 años que los mapuche venimos luchando, y creo que esta lucha nunca ha parado y nunca se terminará. Hoy día terminará uno, se levantara otro. No es la persona que habla quien hace la lucha, es nuestro pueblo el que está descontento con la pobreza y lucha día tras día por mejorar nuestras vidas… Estoy orgulloso de estar junto con toda mi gente”, señaló el lonko Pichún al abandonar la prisión.

Su comunidad se ha destacado en la lucha por la recuperación de tierras en poder de empresas forestales y agricultores. Desde el año 1997 el lonko lideró la recuperación de los fundos Santa Rosa de Colpi y Chorrillos, siendo -junto a Víctor Ancalaf- uno de los primeros lideres mapuche a quien la Concertación aplicó la Ley Antiterrorista. Esto llevó al dirigente a escribir una carta al propio Presidente Ricardo Lagos, a quien solicitó detener la represión contra su pueblo.

“Señor Presidente. Quince meses en la prisión, tres huelgas de hambre, el encarcelamiento de dos de mis hijos menores acusados también de “terroristas”, el alejamiento obligado de mi familia, de mi trabajo en el campo y de mis peñi y lamngen en la comunidad, son los costos que tuve que pagar por ser un lonko mapuche y haber decidido luchar con dignidad por los derechos de mi pueblo”, le señaló Pichun en la misiva.

“A nosotros nunca se nos encarceló por el incendio de la casa del señor Figueroa. A nosotros se nos persiguió y se nos sigue persiguiendo por ser lonkos mapuche, por ser luchadores sociales. Sepa usted, ahora de mi propia voz, que los mapuches jamás hemos sido ni seremos terroristas. Sólo luchamos por lo justo, por nuestras tierras, por un futuro mejor para nuestros hijos y nuestro pueblo”, subrayó el lonko. “Esta carta que hoy le escribo no es para lamentar nuestra suerte sino para exigir un mínimo de respeto y justicia”, finalizó Pichún. Su emplazamiento a Lagos jamás tuvo respuesta.

Uno de sus hijos, Rafael Pichun, en conversación con Radio Universidad de Chile, afirmó que ha partido una de las figuras más importantes del movimiento mapuche, calificándolo como una pérdida como familia, pero también para todo el pueblo “con quienes había asumido una responsabilidad como lonko y líder”. El descendiente del lonko de Temulemu aseguró que su padre gozaba de buena salud, detallando que incluso hasta ayer estuvo trabajando en su campo.

La tarde de hoy miércoles se iniciará el cortejo desde el hospital de Traiguén hasta la comunidad Antonio Ñiripil de Temulemu, distante a 20 kilómetros, donde se efectuará el velatorio que culminará con el funeral dispuesto para el día sábado. Se espera el arribo de numerosas delegaciones mapuche.

Azkintuwe