YPF todavía no puede gerenciar a Metrogas

Metrogas informó ayer a la Bolsa de Comercio que el directorio de la empresa convocó a asamblea de accionistas para el próximo 30 de abril. Aunque todavía no se conoce el orden del día, se entiende que se tratará el balance del último ejercicio que arrojó una pérdida neta de $ 142,8 millones. En cambio, se descarta que la asamblea tenga relación con el desembarco de YPF en la distribuidora que todavía sigue pendiente de autorizaciones oficiales.

El 29 de noviembre pasado, YPF hizo uso del derecho preferencial para comprar las acciones de British Gas (BG) en la distribuidora. La petrolera ya tenía el 45,36% de Gas Argentino, controlante del 70% de Metrogas, y al anunciar a BG que haría uso de la opción de comprarle las acciones, se quedó con el 54,64% restante. Pero la transacción todavía no se formalizó, de modo que YPF aún no se hizo cargo del gerenciamiento .

La empresa presidida por Miguel Galuccio tiene dos miembros en el directorio nombrado en julio del año pasado por la participación que tenía con anterioridad al acuerdo con BG . Son Gustavo Di Luzio y Pablo Vera Pinto, designados a instancias de Galuccio, mientras la ANSES nombró a Cristián Girard por las acciones que heredó de las AFJP.

Pero una vez que se formalice el traspaso de las acciones de BG a YPF, ésta debe designar a la mayoría de los miembros del directorio y a las personas que estarán a cargo de la gestión de la empresa. La operación está pendiente de las autorizaciones que deben emitir el Enargas y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. En esos organismos debe resolverse además cómo se exceptúa a este caso de lo dispuesto en la ley de marco regulatorio del gas, ya que según esa norma un productor de gas no puede tener una participación de control en una distribuidora.

Metrogas se encuentra en una situación financiera muy deteriorada porque no tiene subas en las tarifas desde 2000. En noviembre pasado, el Gobierno dispuso la aplicación de un cargo en las facturas que oscila entre $ 4 y $ 60 para los hogares según el nivel de consumo anual. Pero ese dinero no ingresa a la distribuidora sino que debe destinarse a un fideicomiso cuyos fondos se dedicarán a obras que apruebe una comisión que integran el organismo regulador, el Ministerio de Planificación y la Secretaría de Política Económica.

Ambito