En Malvinas ya saben cómo repartirse la riqueza petrolera

El primer hallazgo comercial de petróleo en Malvinas hará ricas a estas islas del Atlántico Sur, reportando al territorio británico de 2.563 habitantes US$10.500 millones en ingresos fiscales en un lapso de 25 años.

En tanto el botín transforma la economía dependiente de la pesca y el turismo, podrían agravarse las tensiones con Argentina, que reivindica la soberanía sobre las islas y su riqueza mineral. El país latinoamericano amenazó el año pasado con demandar ante la justicia a cualquier empresa involucrada en perforación en las Malvinas y su ministro de Relaciones Exteriores dijo el 26 de marzo que los isleños no tienen derecho a la autodeterminación, informa la agencia Bloomberg.

El gobierno local ya está comenzando a crear un fondo de riqueza soberana para administrar el efectivo. Los proyectos en cartera: pavimentar la principal autopista desde el aeropuerto hasta la capital, Puerto Stanley, mejorar el puerto para dar cabida a barcos más grandes y reembolsar las 60 millones de libras (US$90 millones) que el Reino Unido gasta cada año en soldados, aviones y barcos para defender las islas, que Argentina atacó en 1982.

“En tiempos de recesión, al Reino Unido le cuesta justificar el hecho de gastar dinero en una pequeña población en el otro extremo del mundo”, dijo Andrea Clausen, de 41 años, que es propietaria de una empresa de transporte y miembro de la Cámara de Comercio de las Islas Malvinas. “Pero dado que Argentina reivindica las Malvinas en su constitución, la amenaza no desaparecerá”.

Cuando inicie su producción en 2017, el descubrimiento del yacimiento de petróleo Sea Lion frente a la costa podría generar ingresos públicos de US$160.000 por persona cada año, según Edison Investment Research. Es el equivalente del ingreso después de impuestos de un asalariado perteneciente al 1% más alto en Gran Bretaña, muestran cifras del Instituto de Estudios Fiscales.

Lecciones del pasado

Gran Bretaña no tiene ningún derecho sobre este beneficio extraordinario, que cambiará la vida en las islas de maneras que los isleños todavía se esfuerzan por entender. Funcionarios de Malvinas visitaron en diciembre Noruega y las Islas Shetland para aprender las lecciones de fondos similares con el fin de evitar la inflación y una mala gestión financiera.

El descubrimiento “sin duda marcará una transformación para las islas, incrementando varias veces los ingresos del gobierno”, dijo el ministro de Recursos Mineros Stephen Luxton, en una entrevista. “Lo que queremos con un fondo de riqueza soberana es seguridad económica a largo plazo, sumar a la pesca un segundo recurso”, dijo, refiriéndose a la actividad pesquera comercial del territorio.

Las islas deberán decidir si gastan dinero de los ingresos petroleros en defensa, dijo un funcionario del ministerio de asuntos externos del Reino Unido, quien no quiso que trascendiera su nombre de acuerdo con la práctica del gobierno. El gasto del Reino Unido por isleño es cercano al salario británico medio de 26.500 libras anuales.

La riqueza petrolera podría llevar a Argentina a aumentar la presión sobre el Reino Unido, que se estableció por primera vez en las islas en 1766, para que reanude las negociaciones sobre la soberanía. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha dicho que la situación de las Islas Malvinas perpetúa el colonialismo.

Mdz