Desacuerdos entre la industria y los técnicos por la caída de YPF

La caída de la producción de gas y petróleo de YPF durante el primer bimestre de 2013 provoca desacuerdos entre las empresas y los técnicos del sector. El Instituto Argentino del Petróleo y del Gas (IAPG), del que YPF forma parte, publica hoy una solicitada con las cifras del declino que difieren de las informadas por Clarín el jueves 28 de marzo.

Hay coincidencia en que hay caída. La diferencia es sobre la magnitud de ese retroceso.

“En octubre de 2012, la secretaría de Energía estableció una nueva forma de registrar la producción de todas las petroleras (…). Desde esa fecha, las compañías deben informar por separado la producción de gasolina estabilizadas (líquidos del gas natural) de la producción total de hidrocarburos líquidos. Todas las empresas deberán hacer ese cambio retroactivo al 2012”, detalla IAPG.

Tres técnicos calcularon la baja en la producción de YPF en función de esa separación, donde la gasolina estabilizada se computa diferente del resto. “ La caída en la producción de YPF es del 4,3% (con la gasolina estabilizada) y del 4,2% sin la gasolina estabilizada”, concluye un trabajo de técnicos del Instituto “General Mosconi”, respetado en el sector. Alieto Guadagni, ex secretario de Energía, también coincide con las cifras informadas por Clarín.

En 2012 hubo un día más de producción porque fue bisiesto. Por eso, YPF entiende que la la caída de su producción se debe medir por día. En ese caso, según el instituto Mosconi, la caída en la producción de petróleo es del 2,6% diario.

Otro consultor, que pidió no ser nombrado, se maneja con igual descenso para YPF. “Los números están hechos sobre datos de la secretaría de Energía”, dice.

“El IAPG (..) ha llevado las estadísticas de producción de toda la industria (…). Entendemos necesario advertir que algunos medios no han tomado nota de esta situación e informan datos que presentan diferencias con la realidad (…)”, escribe el IAPG, del que participan todas las petroleras menos Shell.

“Los datos de la secretaría de Energía siempre fueron confiables”, insisten los técnicos.

La secretaría de Energía depende del ministerio de Planificación. Esa cartera desmintió, durante el último mes, varios artículos publicados por Clarín sobre sectores que están bajo la órbita del ministro Julio De Vido. Pero nunca negaron los declinos de la producción informados sobre YPF.

Para el IAPG, la “información disponible entre los distintos años contempla distintos criterios y no comparables”.

“Es imposible corroborar lo que expresa el IAPG. Esa diferencia de criterios no está en los datos públicos de la secretaría de Energía”, refutan los especialistas.

Clarin