Una mezcla para poder llenar el tanque

AUMENTA DEL SIETE AL DIEZ POR CIENTO LA PROPORCION DE BIOCOMBUSTIBLE A INCORPORAR EN EL GASOIL

Las petroleras deberán incrementar paulatinamente la parte de biocombustible en el gasoil hasta alcanzar el diez por ciento en junio. La medida apunta a quitarle presión a la necesidad de importar, mientras se recupera YPF Ensenada.

La proporción de biocombustible que las petroleras deben mezclar con el gasoil pasará del siete al diez por ciento a partir de junio. Esta medida de la secretaría de Energía cumple con un doble objetivo. El primero es restarles presión a las importaciones de energía, debido a que el balance comercial de esa actividad es deficitario y aprieta las cuentas externas. El segundo, y más importante, es ofrecer respuesta a los problemas de la industria de biodiesel. Este rubro registró un fuerte crecimiento desde 2006, pero ahora opera a una capacidad del 50 por ciento. Es por el retroceso de las exportaciones debido a medidas de protección industrial en Europa en medio de la crisis internacional.

El anuncio del organismo oficial precisó que las compañías YPF, Shell, Oil, Axion, Petrobras, deberán aumentar en forma escalonada el corte del gasoil con biocombustible, para alcanzar a mitad de año una proporción del diez por ciento. En las petroleras la medida fue recibida de diferente forma. Algunas la consideraron importante para colaborar con el déficit energético. Otras, aunque tienen los precios más altos del mercado, se quejaron porque creen que incrementará sus costos justo cuando fue aplicado un precio techo para la nafta en el mercado interno.

Entre los elementos que en los últimos años empezaron a presionar sobre las cuentas externas de Argentina se destaca la brecha entre las exportaciones e importaciones de combustibles. El sector privado fue ineficiente para administrar este mercado, guiando sus planes de negocios por la rentabilidad y olvidando las necesidades productivas de la economía argentina. Y aunque se cumple un año de la recuperación del Estado de la petrolera YPF, empresa imprescindible para reorganizar la rama, el deterioro acumulado obligará a importar cerca de 10.000 millones de dólares en concepto de energía en 2013. Esta cifra equivale a la cuarta parte de las reservas internacionales del país.

A partir de la medida de la Secretaría de Energía, afirman los analistas, será posible entonces desactivar nuevas presiones sobre las importaciones que puedan generarse en el transcurso del año. Un ejemplo es el incendio en la refinería de YPF en La Plata, lo que obligará a la petrolera a cambiar la planificación original de gastos, para incrementar en casi 400 millones dólares las compras en el exterior.

En tanto, la nueva reglamentación trae alivio para la industria de los biocombustibles. Se trata de un sector que registró un rápido crecimiento durante los últimos años gracias a incentivos fiscales que apuntaron a fomentar la energía renovable. Además de un mercado interno que impulsó la demanda del biodiésel –elaborado con cultivos de soja–, las exportaciones a la Zona Euro fueron clave para entender el desempeño de este negocio. Desde 2009, la capacidad instalada del sector alcanzó a cuadruplicarse, mientras que el 60 por ciento de esa producción fue despachada a la plaza europea.

En 2013, no obstante, el sector registró un traspié por el retroceso abrupto de esas exportaciones. Durante marzo cayeron 70 por ciento respecto de igual mes del año anterior. Europa adujo que aquél fue el resultado de investigaciones por dumping contra las empresas argentinas. Sin embargo, los referentes locales denuncian que se trata del proteccionismo de la Zona Euro, cada vez más complicada por la crisis mundial, y no esperan una solución hasta finales de año.

Por este motivo, la medida que aumenta el porcentaje de corte en el mercado interno cambia el panorama del sector. “A partir del anuncio, las empresas vuelven a respirar tranquilas. La decisión es clave, porque permite frenar la caída que habría tenido el rubro al cierre de este año. Ahora se espera que la producción para el mercado interno aumente en un 20 por ciento”, afirmó a Página/12 Gustavo Idígoras, de Carbio, la entidad que agrupa a los productores de biodiésel.

Página/12

——–

Gobierno aumenta la cantidad de biodiésel en combustible

El Gobierno ordenó a las petroleras utilizar más biodiésel en la elaboración del combustible diésel para paliar el déficit de hidrocarburo tras un incendio en la principal refinería del país.No resultará un inconveniente la cantidad de biodiésel que se precisará, ya que Argentina es la mayor exportadora a nivel mundial. Sin embargo, la medida podría aumentar los costos para las firmas energéticas.

“Se hace saber que a partir del 1 de abril del corriente año la Secretaría de Energía elevará en forma progresiva y a razón de 1% por mes el porcentaje actual del 7% de dicha mezcla hasta alcanzar a partir del 1 de junio del 2013 el 10% mínimo en volumen de porcentaje de participación de biodiésel en su mezcla con el gasoil“, según la nota oficial con fecha del 8 de abril a la que accedió la agencia Reuters.

La medida se conoce luego del incendio que a comienzos de mes afectó a la planta que la estatal YPF tiene en La Plata, 65 kilómetros al sur de Buenos Aires, que mermó la capacidad de producción de la principal refinería del país. La petrolera destacó que se verá obligada a importar más combustible tras el incendio de la planta, que procesaba 28.500 metros cúbicos de crudo por día.

La decisión oficial busca reducir las importaciones energéticas y a la vez beneficia a una industria -la de biocombustibles- que creció a pasos acelerados en la última década en Argentina gracias al auge de la soja, el insumo usado en el país para elaborar biodiésel.

El sector fue muy golpeado el año pasado por límites a las importaciones impuestos por España -que era su principal mercado- y por una baja doméstica de precios dispuesta por el Gobierno, lo que desaceleró el crecimiento de esa industria.

Ambito