Uno de los objetivos de Petrominera es generar recursos para autofinanciarse

“Debemos pergeñar la forma en la que Petrominera participe y genere la renta necesaria para que cada vez menos y en el menor tiempo posible dependa del Gobierno provincial”, sostuvo Oscar Cretini, quien asumió formalmente ayer como presidente de la compañía tras su etapa como interventor.

El directorio de Petrominera y los síndicos se reunieron ayer por primera vez después que en la Legislatura se aprobara la normalización de esa empresa estatal chubutense. La reunión fue encabezada por el presidente de la compañía, Oscar Cretini. Asistieron los directores Teodoro Sánchez, Alberto Gil, Carlos Lambré (representante del municipio comodorense) y Angel Capurro (representante del Sindicato de Petroleros Privados); además de los síndicos Juan Mario Pais, Daniel López y César Herrera. Asimismo estuvo presente la síndica suplente, Claudia Leonori.
“Es un hito que marca la decisión política del gobernador de haber llevado adelante la normalización con un carácter participativo, abierto y que permite tener las mejores decisiones en el menor tiempo posible para que Petrominera cumpla con la misión con la cual fue creada, ser instrumento de las políticas públicas”,  indicó Cretini al destacar la importancia del primer encuentro del directorio.
Sobre el objetivo de ahora en más de las nuevas autoridades de la empresa estatal, sostuvo que es alcanzar la generación de ingresos propios, se trata de “pergeñar la forma en la que Petrominera participe y genere la renta necesaria para que cada vez menos y en el menor tiempo posible dependa del gobierno provincial”.

AUTOSUFICIENCIA
De acuerdo a lo planteado por los representantes de los distintos sectores, el directorio -normalizado después de 20 años desde la creación de la empresa- tiene “mucho trabajo por delante”.
En el primer encuentro además de presentar un informe de gestión, Cretini dio cuenta de  las acciones destinadas a regularizar la situación “financiera y económica” de la petrolera estatal.
“La situación es tendiente a un equilibrio económico y financiero. Hemos llevado un trabajo durante 2012 y parte de 2013 para poder equilibrarla; poder salvar una serie de irregularidades que habían sido detectadas al inicio de la gestión y salvar quiere decir trabajar en pos de normalizarlo y derivar a los distintos organismos de control del Estado como Tribunal de Cuenta y Fiscalía”, afirmó.
Según dijo, se trata de “algunas cuestiones que podrían llegar a tener un grado de prejuicio  para Petrominera”. Entre otras se refirió al balance del 2011 sin cerrar; no habían registros de la facturación; asientos contables; registros de movimientos. “Todo esto fue ordenado y se presentó al directorio de que manera fue ordenado”.
Luego el directorio abordó los proyectos operativos de la empresa, tales como las actividades productivas en forma asociada con empresas privadas en la producción de hidrocarburos; comercialización de combustibles líquidos; entre otros.
En su calidad de síndico, el representante radical César Herrera, evaluó que la primera reunión fue “buena”. Afirmó que según se desprende del informe brindado por Cretini, las finanzas de 2011, durante la gestión de gobierno de Mario Das Neves, “fueron un desastre”.
“Esta conducción está tratando de corregirlo, mayormente han corregido mucho y esperemos que Petrominera como empresa provincial sirva a los intereses del Estado”, subrayó Herrera.
Acotó luego que el desafío es que la petrolera estatal “deje de ser deficitaria. Si se ajustan ciertos ingresos, el tema de venta de combustibles, la operación en Mata Magallanes, y otros ingresos por otras áreas chicas, esto se puede revertir”, estimó.

El Patagónico