Informe de Repsol: "YPF es incapaz de administrar Vaca Muerta ni puede atraer socios"

La empresa española distribuyó un duro informe entre banqueros e inversores sobre el avance del proyecto. “YPF ha reducido sus reservas probadas en esta área en un 75%”, afirma Repsol sobre el área Loma La Lata. “Se ha puesto de manifiesto la incapicidad de la empresa estatal”, completa. YPF rechazó la “falsificación de la información”.

Repsol continúa dando batalla contra YPF luego de la estatización de sus acciones. La firma española tiene en la mira todos los proyectos relacionados con la explotación de Vaca Muerta, el principal activo que tiene la empresa estatal argentina.

Además de la persecución judicial, Repsol lanzó una campaña en el ámbito empresarial para cuestionar la gestión de Miguel Galuccio y emite boletines “confidenciales” entre banqueros, inversores y especialistas en temas energéticos. El último boletín, denominado “YPF en Vaca Muerta, o la destrucción del valor de un campo petrolero supergigante”, sostiene que los pozos perforados después de la estatización tienen menor rendimiento que los anteriores.

Según los extractos publicados por el diario La Mañana, Repsol afirma que “de los pozos horizontales, sólo la puesta en producción por el Grupo Repsol YPF antes de la confiscación cumple con las expectativas de productividad” y que los realizados por la gestión Galuccio incluso son menos productivos que los verticales, que siempre rinden menos. Para no dejar dudas, añaden que los pozos horizontales están dando “resultados desastrosos”.

Los españoles agregan que “como consecuencia de esta situación, YPF ha reducido sus reservas probadas en esta área en un 75%” en el área de Loma La Lata. “YPF es incapaz de gerenciar el proyecto ni puede atraer socios en condiciones ventajosas”, indica el informe.

“La confiscación de YPF a Repsol, realizada menos de medio año después del descubrimiento de Vaca Muerta, ha puesto de manifiesto la incapacidad de la empresa estatal de gestionar un proyecto que estaba destinado a redefinir el mapa energético del país y que hoy parece el mundo como un gran engaño”, sostiene el boletín.

Además, afirma que la batalla legal irresuelta está ayuhentando a los potenciales socios internacionales que “habían expresado interés en participar en el proyecto”. Esto “ha obligado al gobierno argentino a someterse a las exigencias de  Chevron”, cuestiona Repsol, en referencia a las durísimas cláusulas que impuso la empresa norteamericana.

YPF reaccionó y rechazó “la falsificación de información en la que incurre Repsol”. Además, recordó que durante los años de gestión privada las reservas se derrumbaron debido a “la sobreexplotación sin inversión de los campos descubiertos en el pasado”.

La gestión de Galuccio indicó que en el último año se incrementó su actividad en Vaca Muerta y se pusieron en producción 36 pozos, 26 más que en 2012. “Repsol omite decir que varios de los pozos horizontales a los que llama de baja calidad, fueron de su entera autoría”, concluye la firma.

LPO