Bulgheroni anunció que aportará U$S500 millones en el bono energético del blanqueo

Después de que ayer el gobierno prorrogó el blanqueo de capitales, el grupo Bridas informó que aportará U$S500 millones en Baade, que será utilizado para inversiones de hidrocarburos en la formación Vaca Muerta.

El grupo Bridas, propiedad de los hermanos Bulgheroni, anunció hoy que aportará unos U$S500 millones al blanqueo de capitales, por medio de la compra del Bono Argentino para el Desarrollo Energético (BAADE), que será utilizado para el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en la Formación Vaca Muerta.

“La inversión no será menor a u$s 500 millones y tiene por objetivo, entre otros, invertir en el área energética no convencional. La integración se realizará a medida que los proyectos hayan alcanzado acuerdos finales”, informó la empresa en un comunicado.

La suscripción, indicó la compañía, “se hará por residentes en el exterior, no estando sujeta a ningún régimen de exteriorización de divisas (No Blanqueo)”.

Bridas es un holding dedicado a la industria del petróleo y el gas que tiene por principales accionistas a los empresarios argentinos Carlos y Alejandro Bulgheroni y, desde 2010, también a la firma china CNOOC, a la cual vendieron el 50 por ciento contra el pago de 3.100 millones de dólares.

El ingreso de Bulgheroni al blanqueo sucede justo un día después de la decisión de Cristina de prorrogar la iniciativa por otros tres meses, algo que había pedido el Secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, el gran ideólogo de la medida ante la disparada del blue en mayo.

El fin de semana, el titular de la Afip Ricardo Echegaray había reconocido el fracaso del blanqueo, al que hasta el momento habían ingresado menos de U$S400 millones-con el 90% concentrado en el certificado inmobiliario, el Cedin-, mientras que Moreno le había prometido a la presidenta que conseguiría U$S4.000 millones, es decir menos del 10%.

En medio de rumores que hablan de su renuncia, el Secretario estaba haciendo todo lo que estaba a su alcance para mostrar números que por lo menos no fueran tan malos, y tal como adelantó LPO, empezó a intimar a grandes empresas a que compren el bono energético, que está nominado en dólares y rinde un 4% anual.

A esta altura, poco le importa que la suscripción sea con fondos blancos y el objetivo inicial de exteriorizar plata negra haya quedado por completo desdibujado.

En ese sentido, LPO había anticipado que la última movida del Secretario fue pedirle a las cerealeras que suscribieran U$S500 millones, las cuales que contraofertaron pidiéndole esa plata en prefinanciación de exportaciones.

El primer funcionario en celebrar la noticia fue el viceministro de Economía Axel Kicillof, quien se encuentra defendiendo el Presupuesto 2014 en el Senado. “Una importante empresa petrolera está anunciando hoy, un día después de la prórroga, que va a comprar los bonos BAADE”, dijo.

LPO