YPF defendió que las compras de GNL cumplen con las normativas vigentes

La petrolera que preside Miguel Galuccio defendió que la licitación internacional para la compra de gas natural licuado cumple con la normativa vigente y que todos sus actos fueron realizados ante la presencia de escribano público. “Llama la atención que justo ahora se plantee esta cuestión ante la justicia, intentando bloquear la licitación, descalificar a proveedores con mejores precios, generando un daño al país”, advirtió Carlos Alfonsi, responsable por YPF de la gestión de compra de GNL para ENARSA.

La petrolera estatal YPF aseguró ayer que la licitación internacional para la compra de GNL (gas natural licuado) cumple con la normativa vigente y que todos sus actos fueron realizados ante la presencia de escribano público, lo que “garantiza la transparencia del proceso”.

A través de un comunicado, la compañía presidida por Miguel Galuccio respondió así a un artículo publicado en la edición de ayer del diario Clarín, donde se hace referencia a la adjudicación de contratos a la empresa española Gas Natural Fenosa (GNF) por 2.250 millones de dólares a través de YPF, por cuenta y orden de ENARSA.

“El objetivo que se persigue con esta licitación de GNL es contribuir a la provisión de un insumo básico para la generación de energía en el país, a los mejores precios y con los mejores proveedores del mercado internacional. Y ese objetivo se está cumpliendo en su totalidad”, declaró Carlos Alfonsi, vicepresidente de Downstream y responsable por YPF de la gestión de compra de GNL para ENARSA.

“Llama la atención -afirmó el directivo- que justo ahora se plantee esta cuestión ante la justicia, intentando bloquear la licitación, descalificar a proveedores con mejores precios, generando un daño al país”.

YPF aclaró además que “todas las empresas que resultaron adjudicadas para la provisión de GNL durante el año 2013, en virtud del procedimiento de licitación llevado a cabo por YPF por cuenta y orden de ENARSA, han cumplido hasta la fecha con los términos y condiciones acordados en los acuerdos comerciales celebrados entre ENARSA con cada una de dichas empresas”.

Asimismo, Alfonsi calificó el proceso licitatorio como “un hecho inédito, ya que hasta ahora no habían sido nunca más de 5 o 6 los oferentes”.

La compañía detalló que en la licitación participaron casi una veintena de empresas y se recibieron un total de 12 ofertas por parte de empresas de primer nivel internacional, lo que según la compañía “demuestra el interés que generó la licitación en el mercado”.

En todos los casos, resultaron adjudicatarias de los cupos para las terminales de Bahía Blanca y Escobar, por sus precios competitivos, empresas que poseen “portafolio de gas”, es decir, son las dueñas del gas que comercializan.

Esto, según explicó YPF, permitió evitar a los intermediadores (traders), como así también sumar un costo adicional en la cadena de comercialización. “Los resultados obtenidos indican esto y significan un ahorro para el país”, confirmó Alfonsi.

La petrolera estatal agregó que “la regasificadora de Escobar, construida en 2011, está estratégicamente ubicada para satisfacer el abastecimiento del consumo doméstico de gas natural”, aunque “desde el punto de vista técnico, son pocas las empresas que se adaptan a sus requerimientos logísticos”.

Por último, YPF reiteró que “ha cumplido con los procedimientos contractuales a su cargo ajustando su accionar a la normativa vigente”.

Inforegion