Parlamentarios mexicanos acusan que extracción de gas shale y ''fracking'' detonarán ecocidio

La explotación de este energético requiere una gran cantidad de agua mezclada con químicos dañinos al medio ambiente

Senadoras y diputadas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) coincidieron en que la Reforma Energética decretada por el Presidente Enrique Peña Nieto generará el “ecocidio” más grande en la historia del país.

Las legisladoras se refieren a los efectos nocivos para el medio ambiente que podría ocasionar la explotación de yacimientos de gas de lutita o gas shale, mediante el uso de la fractura hidráulica, conocida como ”fracking”.

“Esta reforma afecta terriblemente la salud humana y el medio ambiente”, afirmó la senadora perredista, Iris Vianey Mendoza.

En la exposición de motivos de la propuesta de Reforma Energética que envió el Enrique Peña Nieto al Congreso, se mencionó que existe una gran necesidad de gas en México para generar la cantidad de electricidad que requieren los sectores industrial y doméstico.

En Estados Unidos existe un boom casero de gas shale, que ha provocado que se perforen miles de pozos al norte de la frontera, mientras que en el lado mexicano, sólo se han perforado unos cuantos.

Para revertir esta situación, el director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, anunció que el próximo año el Gobierno federal invertirá 30 mil millones de pesos para eficientar la explotación de gas shale o gas de lutita.

El problema es que la explotación de este energético requiere una gran cantidad de agua mezclada con químicos dañinos al medio ambiente, los cuales se utilizan para explotar el mineral de lutita, que se encuentra aproximadamente a mil 550 metros de profundidad, en cuya explosión se libera el ansiado gas.

“El tema del medio ambiente es muy preocupante. Primero ocupan 90% del agua para explotar estos minerales, y lo ocupan para la extracción del gas, por un lado. Por otro lado, estamos hablando de más de 600 contaminantes, como el radón, que tienen una afectación muy grande en la salud de los seres humanos”, afirmó la diputada del PRD, Graciela Saldaña Fraire.

Con base en un informe de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) explicó que la explotación de agua superará el nivel de recuperación del manto freático en Coahuila, donde la media anual de precipitaciones llega a 430 milímetros al año, mientras que la recarga media en el subsuelo, es apenas de dos mil 738 millones de hectómetros cúbicos.

Caso similar es el de Nuevo León, agregó la legisladora perredista, donde el promedio anual de precipitaciones es de 439 milímetros al año, y su recarga se estima en cinco mil 080 millones de hectómetros cúbicos.

Informador