Las cicatrices de la Tierra

La mano del hombre ha provocado marcas en el planeta.  Aquí un vistazo desde el cielo, con la ayuda de Google Maps

Campo de gas en Montana

La intervención del hombre en el planeta Tierra ha dejado cicatrices. Y estas se pueden apreciar desde arriba, gracias a herramientas como Google Maps. El blog “Desde mi espacio”realizó una selección de puntos donde las huellas humanas han cambiado el paisaje o afectado a la población.

Alaska: la fiebre del oro

En Alaska, las explotaciones en busca de oro son a cielo abierto. Allí los concesionarios aprovechan el verano para deforestar y acondicionar rutas para obtener oro. Estas explotaciones son similares a las que están previstas realizar en Uruguay.

La selva amazónica

En Brasil, al sur de la selva, la tala de árboles genera cicatrices que se aprecian en buena parte del territorio.

Petróleo en Emiratos Árabes

Los campos de petróleo, extendidos por el desierto de los Emiratos Árabes Unidos, dejan sus marcas en complejos petroquímicos.

Fracking en Estados Unidos

Muchos pozos de gas y petróleo en Estados Unidos utilizan la técnica de “fracking” para aumentar sus extracciones del subsuelo. Se perfora un pozo, se inyecta material en el terreno (agua, arena y químicos) para ampliar las fracturas del suelo y poder sacar más petróleo y gas.

Basura en Ghana

El vertedero industrial más grande de Occidente se llama Agbogbloshie. Es el lugar al que llegan miles de toneladas de chatarra electrónica.

Represa en China

La represa Tres Gargantas, ubicada sobre el río Yangtsé, ha provocado el desplazamiento de personas y terrenos. Según el gobierno, más de un millón de personas se vieron afectadas por el proyecto.

Chernóbil

El desastre nuclear ocurrido en la actual Ucrania en 1986 es uno de los más grandes accidentes medioambientales de la historia.

Explotación de oro en Fort Knox, Alaska

El Observador, Uruguay