Chubut: El EEP demanda “un régimen nacional de hidrocarburos”

petroleo1

Desde Encuentro para la Participación Popular sostienen que “Chubut y la restante tres provincias – sobre las diez petroleras – no pueden tratar al resto de las provincias que componen la país como si fueran una Nación extranjera. No porque se trate de un acto de solidaridad. Estamos hablando de la pertenencia a una Nación”

Por Encuentro Para la Participación

“En la controversia que se ha planteado entre Nación y Chubut por la reglamentación de la exploración y explotación de los hidrocarburos en nuestro País, las autoridades ejecutivas provinciales han levantado la bandera de la propiedad absoluta sobre dichos recursos naturales. Así también lo han expresado otras tres provincias petroleras dentro de las diez provincias hidrocarburíferas.

El petróleo es un material estratégico para la Argentina y también dentro de la economía mundial. Los conflictos de medio oriente – actuales y pasados – entre otros, dan cuenta sobrada que no solo es un tema económico sino también político. Las grandes potencias tratan de resguardar su desarrollo hacia el futuro asegurándose reservas energéticas dentro de las cuales el petróleo es la principal y casi excluyente. Y en esto las buscan en cualquier parte de este planeta y parecería ser por los medios que fueren necesarios.

Hoy Argentina tiene un déficit en su producción hidrocarburífera respecto de sus necesidades. Oficialmente se expresa que dicho déficit nos lleva a importar petróleo y gas por más de 12.000 millones de dólares anuales. Argentina como es de público conocimiento en la actual coyuntura histórica se halla en una situación financiera no cómoda. Principalmente por pago de una deuda externa que este gobierno nacional no contrajo con el agravante del episodio públicamente conocido de los “fondos buitres”. Una situación financiera, mucho menor de la que a diario los grandes medios fabulan, pero que produce sus complicaciones a la hora de tener que afrontar los compromisos internos e internacionales.

Pero aún cuando no existiera esta coyuntura a la que nos referimos, cabe preguntarse sino correspondería tener una política nacional una materia tan fundamental. En la actualidad cada provincia dicta sus leyes en materia petrolera. Es decir que habría en Argentina, por ahora, diez legislaciones diferentes – digamos no distintas – respecto del tema petrolero. Entonces corresponde comenzar a discutir o dialogar sobre ello. Dentro de las propuestas políticas están quienes sostienen que el petróleo debe ser de propiedad exclusiva de las Provincias. Así opinaron los constituyentes de 1994. En forma diferente lo hicieron los constituyentes de la constitución peronista de 1949 (art.40) donde establecieron que las fuentes de energía (petróleo, gas, saltos de agua) eran de propiedad de la Nación. E indudablemente existen las posiciones intermedias.

Pero mas allá de ello – y sin dejar agotado el debate – cabe iniciar el tratamiento sobre la realidad que estableció la Constitución nacional actual, es decir que los hidrocarburos pertenecen a las Provincias. En este esquema jurídico-político no hay forma – a estar a los dichos de esta posición – de establecer normas que, por ejemplo, determine la explotación sincronizadas del petróleo con las necesidades del País. Cada Provincia puede sacar todo en forma continua de acuerdo a sus necesidades financieras y sin tener en cuenta el País. Proceder a exportar aún cuando el País no esté abastecido. Salvo que las Provincias petroleras posean las empresas estatales tecnológicamente y en escala suficientes para la exploración y explotación, por ahora van a requerir de empresas privadas o estatales para esos fines. En ese caso dichas empresas se encontrarán con diez regímenes tributarios distintos, similar cantidad de sistemas jurídicos distintos que le han de regular los aspectos fundamentales de la actividad.

Por ello y otras razones se impone la determinación de un régimen NACIONAL para los hidrocarburos. Chubut y la restante tres provincias – sobre las diez petroleras – no puede tratar al resto de las Provincias que componen la País como si fueran una Nación extranjera. No porque se trate de un acto de solidaridad. Estamos hablando de la pertenencia a una NACIÓN y estamos hablando de uno de los recursos estratégicos que tiene esa Nación. Plantearse la propiedad absoluta – al mejor estilo neoliberal – de un recurso estratégico es estar diciendo que no se quiere un régimen nacional. Es decir que en esto no se diferencian los sostenedores de esa posición en lo que planteaban – y plantean – los ganaderos de la pampa húmeda respecto de los cereales en la discusión de “la 125”.

En consecuencia lo primero a establecer por quienes plantean la posición de enfrentamiento con Nación – entre ellos el Poder Ejecutivo del Chubut y algunos viejos y nuevos amigos – es si están en contra o a favor del establecimiento de un Régimen Nacional para el tratamiento de los hidrocarburos en el País. Nosotros creemos que se impone hablar claro en este sentido. Si se está a favor después continuamos conversando, debatiendo, coincidiendo o no con las posturas que en ese sentido se tomen.

La Legislatura del Chubut fue clara en su declaración nº 071/14 de fecha 07 agosto 2014 cuando luego de expedirse sobre el mantenimiento de la denominada ley corta y las gestiones del PE provincial dijo “La Cámara de la Provincia del Chubut sostiene que la mejor forma de lograr objetivos comunes que beneficien a la Nación y a las Provincias productoras de Petróleo y Gas, convencional o no convencional es a partir del diálogo razonable, buscando el entendimiento y la comprensión, a través de la cooperación”.

Nosotros nos expresamos por un régimen nacional.

Chubut, Agosto 25 de 2014.-
Encuentro para la Participación Popular.-

Puerta E