La izquierda presenta su alternativa a la reforma petrolera del Gobierno

Este lunes a las 14, el diputado Del Caño expone la iniciativa que impulsa el “control de los trabajadores” de toda la industria hidrocarburífera.

Luego de que ingresara al Senado la reforma a la Ley de Hidrocarburos acordada entre la Casa Rosada y las provincias petroleras, el diputado nacional Nicolás del Caño (PTS-FIT) presentará una propuesta alternativa que establece el “control de los trabajadores” de toda la industria hidrocarburífera.

La iniciativa será presentada en forma pública este lunes a las 14 en la Sala 3 del Anexo de la Cámara de Diputados.

Para Del Caño, el proyecto oficial “no hace más que transformar el acuerdo entreguista con Chevron firmado el año pasado en el nuevo marco legal para favorecer a las multinacionales petroleras”. Por el contrario, indicó que su propuesta impulsa la “nacionalización de toda la industria hidrocarburífera”.

Del Caño estará acompañado por la senadora mendocina Noelia Barbeito y el exdiputado provincial de Neuquén Raúl Godoy, ambos también del Frente de Izquierda.

Godoy, obrero de Zanon, agregó que “el proyecto que estaremos presentando también establece el control de los trabajadores de toda la producción de hidrocarburos, para que no sean funcionarios carreristas sino los trabajadores, junto a la comunidad y los pueblos originarios desplazados por las petroleras, los que definamos qué hacer con los recursos naturales, para invertir en educación, salud, viviendas y demás necesidades populares. Si lo hicimos en un fábrica como Zanon o ahora Donnelley, también lo podemos hacer con el petróleo”.

En tanto, Barbeito denunció que “la disputa durante casi tres meses entre el Gobierno nacional y los provinciales por la ley de hidrocarburos no fue más que por el reparto de las migajas que quedan de la entrega que significa esta ley a las multinacionales como Chevron, las verdaderas beneficiadas con este proyecto. La ‘defensa de las provincias’ por un lado, o del ‘proyecto nacional’ por el otro, no fueron más que relatos para encubrir esta disputa menor”.

Parlamentario

——————————–

El FIT quiere la estatización de toda la industria hidrocarburífera

La izquierda presentó una propuesta alternativa a la reforma petrolera del oficialismo: nacionalización del 100 de YPF, anulación de todas las concesiones a privados y expropiación de muebles e inmuebles, sin indemnización alguna.

El Frente de Izquierda redobló la apuesta del kirchnerismo por la reforma petrolera y presentó un polémico proyecto de ley para estatizar toda la industria hidrocarburífera, sin indemnización, y ponerla bajo control de los trabajadores.

La iniciativa fue presentada en una conferencia de prensa en el Congreso por los diputados Nicolás del Caño (Mendoza-PTS) y Pablo López (Salta-PO), del interbloque FIT, acompañados por la senadora mendocina Noelia Barbeito y el exdiputado neuquino y obrero de Zanón Raúl Godoy.

Allí los diputados denunciaron que la reforma impulsada por la Casa Rosada y las provincias petroleras “generaliza el acuerdo entreguista con Chevrón a los próximos acuerdos con empresas petroleras”.

Sorpresivamente, la iniciativa recogió el respaldo del diputado Josué Gagliardi, del Frente para la Victoria de Río Negro. También lleva la firma de Néstor Pitrola (PO).

El proyecto del FIT propone la expropiación del 49 por ciento de las acciones de YPF para que sea completamente estatal. En sintonía con ello, establece la anulación, sin indemnización, de todas las concesiones de explotación y exploración de petróleo y gas, para que queden bajo la órbita de la nueva YPF.

Más aún, la iniciativa expropia la maquinaria, instalaciones, edificios, oleoductos, refinerías, tanques de almacenamiento, vías de comunicación, tanques cisternas, estaciones de distribución, embarcaciones y todos los demás bienes muebles e inmuebles de empresas petroleras que operen en Argentina y ocupen más de 100 trabajadores.

Por otro lado, el proyecto crea un Consejo General de la Industria Hidrocarburífera encargado de planificar, ejecutar y controlar todas las actividades relacionadas al sector. El ente estará integrado por obreros y empleados petroleros y contará con representantes de pueblos originarios, ambientalistas y habitantes de las localidades con yacimientos de hidrocarburos.

Por otra parte, se establece que los yacimientos situados en Argentina pertenecen al “patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado nacional”.

Finalmente, la iniciativa establece que el Estado nacional y las provincias deberán destinar los recursos obtenidos por la explotación de hidrocarburos a inversiones en educación pública, en salud, en construcción de viviendas, en obras públicas, y en investigación sobre el desarrollo de energías renovables y sobre el impacto ambiental de las actividades hidrocarburíferas.

Parlamentario