Todas las entradas de: opsur

Pasivos ambientales e hidrocarburos en Argentina

pasivos

Hubo momentos en la historia reciente en que la preocupación por los pasivos ambientales que manifiestan las poblaciones directamente afectadas estuvo en el centro del debate de los organismos públicos. Entre los años 2012 y 2014, durante la expropiación de las acciones de  Repsol – YPF; en el año 2008, con la renegociación de los contratos petroleros por parte del gobierno neuquino; y en el año 1997, con la declaración de Emergencia Ambiental en la provincia de Neuquén -tras una serie de graves derrames que impulsaron el pedido al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de una evaluación global de los impactos. Estos tres casos (tomados como ejemplo)  dan cuenta de la existencia de daños y pasivos ambientales concretos. Los mismos,  a pesar de haber sido probados y reconocidos por funcionarios y gobiernos, siguen siendo al día de hoy olvidados y sus consecuencias no cesan.

 Ver/Descargar Informe

Pasivos ambientales e hidrocarburos en ArgentinaAnálisis de casos y marcos jurídicos para un debate urgente, investigación a cargo de Diana Rodríguez López y Andrea Burucua, aborda –sin ninguna intención de agotarla – la problemática de los pasivos ambientales, haciendo eje en los producidos por la industria hidrocarburífera. Incluye una breve reseña sobre el tratamiento que se les da en otros países y los avances en Argentina, tanto en materia de gestión como legislativos. Las autoras reflexionan sobre el daño ambiental y la responsabilidad frente a aquel, tomando como bases  la Ley General del Ambiente, el Código Civil vigente y el que comenzará a regir en pocos días.

El inminente avance hacia la explotación de hidrocarburos no convencionales que, sin dudas, profundizará y complejizará la cuestión en torno a los daños ambientales, es lo que motiva estos debates, que publicamos para poder continuarlos con otros.

Fundación Ecosur y Observatorio Petrolero Sur

Comunidad Campo Maripe cerró los accesos a Loma Campana

El Lof ha comenzado durante esta mañana la toma de los accesos de su territorio, donde se encuentra el yacimiento Loma Campana. Demandan la finalización del relevamiento territorial, el freno a la expansión petrolera y una paz social basada en el respeto a los derechos mapuche. 

campo maripe1

Toma de los accesos de Loma Campana / Negro Ramírez

Esta mañana la Comunidad Campo Maripe nuevamente ha tomado los accesos de su Lof, impidiendo el ingreso de las petroleras Chevron e YPF al yacimiento Loma Campana, a unos 100 kilómetros al norte de la ciudad de Neuquén. En esa zona la cuestionada alianza entre ambas compañías ha realizado más de 400 pozos no convencionales sin el consentimiento de la comunidad. Esto significa que ha realizado la peligrosa técnica del fracking en distintos puntos comunitarios como las zonas de pastoreo, poniendo en riesgo el agua, suelo y aire no solo de la comunidad sino para la vida y supervivencia de toda la zona.

En octubre del año pasado, en el marco de una mesa de diálogo, la comunidad firmó un “Acta de paz Social y Diálogo Permanente” la que, según señalan en un comunicado hecho público hoy, no se estaría cumpliendo debido al avasallamiento de los derechos mapuche. Dicho documento acordó la urgencia de realizar un relevamiento territorial y cultural en 3 meses que, sin embargo, aún no ha sido finalizado, lo que ha permitido el continuo avance de la frontera petrolera. En el documento, además, la comunidad denuncia que el  Director de Tierras de la Provincia, Eduardo Ferrareso, junto al Intendente de Añelo, Darío Díaz; “han entregado tenencias a 8 familias de Añelo en nuestras tierras comunitarias con el fin de generar enfrentamiento de pobres contra pobres”.

Con esta acción directa la comunidad exige el cese del avance petrolero y  que se concluya el relevamiento territorial, debido a que sospechan que YPF presiona a la provincia para que no reconozca el territorio comunitario. Reproducimos el comunicado enviado esta mañana.

campo maripe2

Logko Albino Campo / Negro Ramírez

Comunicado de Prensa

Paren de destruir tierra mapuche

Informamos a la opinión pública local y nacional que a las 06,00 Hs de hoy, hemos procedido a suspender el acceso al Yacimiento Loma Campana hartos de tanto abuso y de impunidad del accionar de Chevron-YPF sobre nuestras tierras comunitarias. Pedimos apoyo para detener tanto abuso!

¿Por qué esta acción directa mapuce?

1)Porque el “Acta de Paz Social y Dialogo Permanente” firmado el 28/10/14 establecía que la base de esa paz social era el respeto a los derechos mapuche del Lof Campo Maripe

2)Porque se acordó la urgencia de realizar el Relevamiento Territorial para definir la zona de explotación y las zonas intangibles, según la posesión del Lof Campo Maripe

3) Que sin esperar ese resultado, YPF-Chevron, ha avanzado sobre nuestros espacios de pastoreo, contaminando todo a su paso, incrementando los casos de derrame o “accidentes”

4) Porque el Relevamiento prometido en 3 meses el 28/10/14, se ha convertido en 9 meses de espera, al día de hoy.

5)Porque mientras se realiza el Relevamiento Territorial, Eduardo Ferrareso (Director de Tierras) con la complicidad del Intendente de Añelo, Darío Díaz, ha entregado tenencias a 8 familias de Añelo en nuestras tierras comunitarias con el fin de generar enfrentamiento de pobres contra pobres. Hecho denunciado y documentado ante el Mtro Gastaminza.

Necesitamos con urgencia:

•Que el Relevamiento Territorial concluya ya!… no se puede esperar ni un día mas! Durante muchos meses se ha trabajado para fundamentar la ocupación histórica de nuestras tierras, cada documento histórico nos da la razón. Somos preexistente al mismo pueblo de Añelo. Ese mapa ha sido presentado a la comunidad y fue aprobado por nuestra asamblea. Pero hoy se ha detenido ese proceso a pesar de diversas presiones que hemos realizado. Quizás la presión de YPF sobre la Provincia ha sido más fuerte para no reconocer nuestro territorio comunitario?

• Que hasta que eso no ocurra, YPF-Chevron detenga su avance destructivo sobre nuestra vida comunitaria.

• Acaba de fallecer esta semana Celmira, hermana mayor de nuestra familia y está internado en estado delicado en el hospital de Cutral Co, el mayor de los varones (Félix), ambos enfermos físico y espiritualmente…debemos pagar con otra vida, tanta espera y abuso?

• Si ese es el precio que nos piden a los mapuche para un desarrollo que enriquece a unos pocos y lleva miseria a la mayoría del pueblo, nosotros no estamos dispuesto a pagar ese precio y les decimos que hasta aquí han llegado.

MARICI WEW MARICI WEW…!!! Diez Veces en defensa de nuestro Territorio y Cosmovisión!!!

ALBINO CAMPO MARIPE Logko, MABEL CAMPO MARIPE Inan Logko

Contacto: 299 409 1318 – 299 523 5775

Mapuexpress

Derechos de uso y acceso al suelo en Allen

allen1

Este informe se enmarca en una serie de investigaciones sobre el avance de la frontera hidrocarburífera en distintas ciudades de las provincias de Neuquén y Río Negro. En la década de 1930 la fruticultura se convirtió en la principal actividad económica de la región conocida como Alto Valle del Río Negro. Sin embargo, en los últimos diez años, allí se ha incrementado considerablemente el número de pozos perforados en zonas de chacras para la explotación de hidrocarburos, principalmente de gas de arenas compactas (tight gas). Esta situación, que se registra particularmente en el municipio de Allen, alerta sobre la posibilidad de profundos cambios en el uso del suelo y ocupación del territorio a partir de la imposición de una matriz extractiva que culminaría desplazando a la productiva. Esto, además del sacrificio de tierras fértiles – aptas para la producción de alimentos- implica la pérdida de los saberes, cultura e historia sobre las que se forjaron estas ciudades.

El municipio de Allen tiene una población de 27.443 habitantes, según el Censo 2010, más del 83% se concentra en la ciudad homónima, mientras que el resto se distribuye en diez barrios rurales, además de pobladores dispersos. Según Carlos Borocci, vicepresidente de la Cámara de Productores, la localidad es la que la mayor superficie irrigada y en producción de la provincia. Actualmente cuenta con 10 mil hectáreas con plantaciones de peras y manzanas, el 50 o 60% de la producción son peras. Desde 2006, cuando la empresa estadounidense Apache adquirió la concesión del área Estación Fernández Oro, la actividad hidrocarburífera se intensificó paulatinamente y, en 2010, se inició la explotación de gas de formaciones de arenas compactas. A partir de ese momento, la localidad, que detenta el título de Capital Nacional de la Pera, se convirtió en ícono de la explotación de yacimientos no convencionales en la provincia de Río Negro.

Según Borocci, en febrero de 2015, había alrededor de 30 pozos de exploración y otros de explotación concentrados en chacras ubicadas entre la margen sur de la ruta nacional 22 y el río Negro, en el segmento que va del kilómetro 1190 al 1200. El representante de la Cámara de Productores destacó que una de las zonas más explotadas está en la entrada de Allen, en la zona sur de la localidad, a 3 km de su vecina Fernández Oro. Cabe destacar que el incremento de la actividad extractiva fue acompañado, desde 2009, por los beneficios otorgados por Programa Gas Plus2, que aumentó el precio del millón de BTU para gas extraído de nuevos pozos o de formaciones compactas (OPSur, 08/05/2015).

La ampliación de la frontera petrolera generó resistencias en diferentes sectores de la sociedad allense, y se inició un proceso de movilización que logró, en septiembre de 2013, que el Concejo Deliberante local sancionara una ordenanza prohibiendo, dentro del ejido municipal, la aplicación de la técnica de fractura hidráulica o fracking – empleada en la explotación de hidrocarburos de arenas compactas (tight sands). La constitucionalidad de la norma fue cuestionada por el Gobierno de la Provincia y rápidamente declarada inconstitucional por el Superior Tribunal de Justicia rionegrino.

Ver/Descarga Informe

Este informe fue posible por el apoyo recibido de

logo boll

Es tiempo de crear el grupo Anexo 0

Propuesta de cara a la COP21 de París, diciembre 2015

Declaración de Oilwatch Mesoamérica

Este documento tiene como objetivo presentar compromisos y esfuerzos que los pueblos, nacionalidades y comunidades están haciendo para la no extracción de petróleo, gas o carbón como contribución para evitar el desastre climático.

Junto a estos compromisos está nuestra demanda a la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático(UNFCCC) y a los gobiernos para que se reconozca, respete, promueva y proteja a este tipo de acciones que tienen como meta proteger el clima y la vida en el planeta. 

El Grupo Anexo 0: una forma de reconocimiento y respeto a compromisos y esfuerzos reales

La Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, suscrita en la Cumbre de Río de 1992, dividió a los Estados parte en dos grupos: Anexo I que son los países industrializados del Norte, más aquellos cuyas economías estaban en fase de transición; y No Anexo I que son, en esencia, los países del Sur global. Posteriormente se estableció el Anexo II, que incluye a los miembros del Anexo I que deben ofrecer recursos financieros y técnicos para permitir a los países del Sur emprender actividades de reducción de las emisiones de conformidad e iniciativas de adaptación. Oilwatch afirma que, desde el siglo XIX, para los países del Anexo I y II, el motor del desarrollo del capitalismo ha sido la explotación de carbón, petróleo y gas, por lo que han hecho todo lo que esté a su alcance para detener cualquier decisión que pueda llevar a acciones concretas y vinculantes para disminuir el consumo de estos combustibles fósiles. Así, al cabo de más de 20 años de negociaciones internacionales, el calentamiento global sigue en aumento sin soluciones efectivas y reales para detenerlo.

 En este escenario, precisamente, uno de los obstáculos ha sido la influencia directa que las empresas vinculadas a los combustibles fósiles han ejercido sobre las decisiones de la Convención. Hoy este sector corporativo es parte de los promotores de las falsas soluciones que exacerban el aumento del efecto invernadero, como son el mercado de carbono, los agrocombustibles, REDD o la geoingeniería, e inclusive tecnologías petroleras como la Captura y Almacenamiento de Carbono (CCS), entre otras. Al mismo tiempo, expanden los alcances territoriales hacia las denominadas nuevas fronteras: mares profundos y yacimientos “no convencionales”, donde se destaca la perniciosa técnica del fracking.

Por si fuera poco, la limitada visión de Naciones Unidas, que se concentra en impulsar negociaciones entre partes, que son Estados, ha permitido a los países industrializados del Norte no cumplir con sus obligaciones climáticas, mientras que, en un escenario injusto y neocolonial, se trasladan sus responsabilidades a los pueblos y naciones del Sur. Cuando es precisamente en este lado del mundo en donde se encuentra la mayoría de naciones y regiones subnacionales o localidades, y sobre todo, pueblos indígenas, campesinos, pescadores o comunidades tradicionales que están haciendo esfuerzos reales para proteger el clima -a pesar de ser las más afectadas. Son las iniciativas de pueblos las que están siendo dejadas de lado y, en muchos casos, criminalizadas, cuando sus esfuerzos por no extraer más hidrocarburos fósiles debieran ser premiados.

Vemos que, en términos prácticos, además de los Estados nacionales, hay otros actores determinantes con capacidad e interés por acelerar las transformaciones requeridas para la protección del clima global. En este sentido deben ser reconocidos por la Convención del Cambio Climático, por ejemplo, los pueblos y naciones indígenas, provincias, estados o regiones subnacionales y las localidades que dan pasos firmes para no extraer hidrocarburos del subsuelo. Por lo tanto se debe crear el Grupo Anexo 0 en donde estarían precisamente estos pueblos y territorios, pues están resolviendo las causas del problema: la adicción a los combustibles fósiles.

Es hora de enfocarse en resolver las causas determinantes del problema

Principalmente luego de la Segunda Guerra Mundial se consolidó la base industrial de un capitalismo adicto a los combustibles fósiles, así como una cultura basada en un patrón de consumo sin fin, energético y material, extensivo, expansivo y nocivo. Como parte de este modelo, se expande además la minería a gran escala y una agricultura industrial altamente consumidoras de petróleo. Esta adicción a los fósiles no sólo está afectando al clima, está provocando enfermedades degenerativas y mortales a millones de personas, inunda de basura no degradable el planeta, extermina a cientos de culturas tradicionales – desplazando usos y costumbres sanas y ecológicas-, y sigue generando crisis económicas, sociales, políticas, ambientales para la expansión y acumulación del capital. Un capitalismo institucionalizado y global con rasgos más decadentes y letales requiere de una acción también global que lo confronte.

Mientras los sectores corporativo y financiero deciden cuánto petróleo se extrae, de dónde, de qué tipo, cuánto se vende y a qué precio; y frente a la incapacidad de los yacimientos “tradicionales” de abastecer la exponencial demanda de los sectores concentrados, la industria y gobiernos han avanzado en los últimos años en los denominados “no convencionales”. Con técnicas más costosas y degradantes, como el fracking, se busca mantener la dependencia de los combustibles fósiles, fortalecer el proceso de acumulación, la apropiación de territorios, desposesión y violación de los derechos de los pueblos.

Dejar el petróleo y otros hidrocarburos fósiles en el subsuelo es la medida más directa y concreta para lograr resultados en relación al clima, así como para confrontar el capitalismo, la explotación de los seres humanos y la privatización de la naturaleza a nivel global.

¿Con qué métrica, escenarios y modelos trabajar?

Los estados miembros de la UNFCCC se pusieron la meta de adoptar en París 2015 un nuevo acuerdo global sobre cambio climático. La retórica dice que será para evitar que el planeta sobrepase el límite de 2°C de calentamiento en relación con la temperatura preindustrial. Este límite supuestamente marca la línea entre un clima cambiante al que podemos adaptarnos y un desajuste climático de consecuencias imprevisibles e irreversibles.

Para llegar a esta cifra, tanto la UNFCC como los expertos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) han usado siempre las concentraciones de dióxido de Carbono como una medida estándar, señalando la reducción de emisiones más no la cantidad de hidrocarburos fósiles que no se deberían extraer. Esto ha estado en línea con el interés oficial de evitar hablar del problema real que es la quema de combustibles fósiles. Hablar de cantidades de petróleo, gas o carbón permitiría visualizar las responsabilidades, y las acciones necesarias, para evitar la crisis del clima.

De acuerdo a las cifras oficiales se puede desprender que para alcanzar un máximo de 2°C de temperatura (escenario RCP2.6 del IPCC), hacia el año 2100, habría que dejar en el subsuelo al menos las 2/3 partes de las reservas conocidas de petróleo, gas y carbón. Así, de los 1’700.000 millones de barriles de petróleo que están aún bajo tierra, 1’190.000 millones deberán permanecer allí; de los 187 millones de millones de metros cúbicos de gas natural, 131 millones de millones no se deberán extraer; y, de los 892.000 millones de toneladas de carbón, 624.000 deben permanecer en su lugar. El objetivo ahora es decidir dónde y cómo empezar a dejarlos en el subsuelo. Al usar estas cifras no pretendemos una cuantificación mercantilizable ni que se deriven equivalencias nefastas en el mercado de servicios ambientales u otras formas de compensación mercantil, sino como una manera de visibilizar las magnitudes de los esfuerzos necesarios hacia una civilización pospetrolera.

Esto implica pasar de un modelo energético de producción centralizado y a gran escala a modelos con energías limpias, renovables, descentralizadas, diversas, soberanas y ecológicas. Para esto, una necesidad es un cambio de concepción sobre la energía, lo que incluye saber qué tipo, cuánta y para quién se la necesita y una reflexión sobre las energías en los territorios y para los pueblos.

Protección, reconocimiento e incentivos para los países, naciones, 
espacios subnacionales, localidades y territorios del Anexo 0

Las iniciativas calificadas como parte del Anexo 0 deben ser protegidas y apoyadas con una serie de incentivos y reconocimientos internacionales basados en la solidaridad, el intercambio tecnológico sin ataduras y la existencia de una deuda ecológica asociada al clima. La creación del Anexo 0 además incentivará nuevos compromisos y esfuerzos concretos enfocados en enfrentar las causas determinantes del cambio climático.

Los indicadores de estas iniciativas serán:

1.Hidrocarburos fósiles conservados en el subsuelo.

2.Formas de vida basadas en una relación de respeto y diálogo con las naturalezas.

3.Luchas frente a la minería de carbón y de otro tipo por su impacto en el clima, y por ser altamente consumidoras de combustibles fósiles.

4.Pasos firmes hacia un debate sobre el tipo de energías que se requiere, para qué, para quién, cuánta y sobre el ejercicio de la soberanía de los pueblos y territorios.

5.Rechazo a los mecanismos como el mercado de Carbono, REDD+ y otros, ya que son falsas soluciones al cambio climático.

6. Compromisos clarosla no extracción y emancipación de combustibles fósiles por parte de los pueblos.

HERRAMIENTAS DE AVANCE

Protección de pueblos y territorios:

  • Detener la criminalización de quienes promueven el dejar el petróleo, el gas o el carbón en el subsuelo, y de quienes son activos defensores de las tierras y territorios frente a la extracción de hidrocarburos fósiles.
  • Detener la intervención de corporaciones, de los sistemas de represión de los Estados y la ocupación e invasión de territorios para la extracción de hidrocarburos fósiles en lugares en donde la población local la rechace, áreas designadas como reservas naturales o de alta fragilidad. 

Reconocimiento a través del establecimiento de un premio internacional:

  • Para quienes dan pasos firmes para no extraer hidrocarburos de sus tierras y territorios.
  • Para quienes mantengan modelos de soberanía energética y alimentaria no dependientes de los hidrocarburos fósiles y respetuosos de la naturaleza.

Incentivos tales como:

  • Intercambios tecnológicos
  • Formas de contribución y apoyo directos, respetando las soberanías, con diálogos de  buena fe y sin traslado de responsabilidades.

Desincentivos tales como:

  • Retiro de subsidios estatales a la industria relacionada con los combustibles fósiles
  • Retiro de inversiones (divest en inglés) en acciones, bonos o fondos de inversión vinculados al petróleo. 

LLAMADO INTERNACIONAL

¡ES EL TIEMPO DE LOS COMPROMISOS DESDE LOS PUEBLOS!

OILWATCH sostiene que ningún país realmente está listo para soportar un cambio climático catastrófico. Además, las naciones que sufren las peores consecuencias son las que contribuyen menos al calentamiento global, pero a menudo si son las que más toman medidas para frenar el mismo. Creemos que ha llegado el momento para que las Naciones Unidas enfrenten la crisis climática creando, en el seno de la Convención de Cambio Climático, el Anexo 0 como grupo de pueblos o naciones que son reconocidas por sus contribuciones y como un incentivo para que otros se unan a la tarea de dejar en el subsuelo los hidrocarburos fósiles.

Basta de hablar de cosas abstractas como emisiones de CO2, hablemos de petróleo, de gas o de carbón. Sumémonos a los compromisos de los pueblos de no extraer más hidrocarburos fósiles y hagamos esfuerzos en nuestras organizaciones apoyando estas iniciativas y luchas de resistencia.

Demandamos a las Naciones Unidas, a los gobiernos nacionales y a las organizaciones y movimientos sociales elreconocimiento, protección y difusión de los compromisos y esfuerzos verdaderos que contribuyen certeramente para evitar el desastre climático.

OILWATCH
Julio de 2015

México: Licitaciones de la Ronda 1, banderazo de salida para el despojo

mexico fracking

Integrantes de la Alianza Mexicana contra el Fracking manifestaron su rechazo al proceso de apertura de las licitaciones de la Ronda 1 y al Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019. “Como quien comete un ilícito, el evento se realizó a escondidas del escrutinio público: en la invitación no apareció la dirección del recinto donde se dieron cita representantes de la iniciativa privada, de las dependencias de gobierno reguladoras del sector y algunos invitados selectos de la sociedad civil y la prensa: La dirección fue proporcionada el mismo día del evento.” indicó Francisco Cravioto, investigador de Fundar e integrante de la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Por su parte, Aroa de la Fuente, también investigadora de Fundar, señaló su preocupación por que Pemex se abstuvo de participar en este proceso. “Emilio Lozoya Austin aseveró que la ‘empresa productiva del Estado’ se encuentra descapitalizada y, por tanto, prefiere dejar que actores privados se repartan la riqueza de todas y todos los mexicanos”. “Paradójicamente, lo que se repartió fueron 14 áreas de licitación en aguas someras en las costas del sur de Veracruz, Tabasco y occidente de Campeche, precisamente el tipo de campos en los cuales Pemex es reconocido internacionalmente por su experiencia y por sus bajos costos de producción” señaló. Sin duda, “la ausencia de Pemex en estas licitaciones sienta un mal precedente que tendrá consecuencias para las finanzas públicas puesto que, en los últimos años, representaron alrededor de 35% de los ingresos del Estado.”

Las y los investigadores señalaron que ésta es apenas la primera fase de la Ronda 1 de entrega de licitaciones para actividades de exploración y explotación de hidrocarburos. Faltan otras cuatro fases más para dar por concluida la Ronda 1: dos en el Golfo de México, una de recursos convencionales en tierra y otra de recursos no convencionales (campos que presentan riesgo de ser explotados con la técnica de la fractura hidráulica, intensiva en afectaciones a al territorio y a los seres vivos que lo habitan).

El dos de julio, la Secretaría de Energía publicó un Plan Quinquenal de Licitaciones para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos 2015-2019 cuyo texto y documentos anexos puede ser consultado aquí. “Esta página contiene un ‘mapa interactivo’. En este mapa, se esboza un ambicioso proyecto transexenal de operaciones de exploración y extracción de hidrocarburos que abarca 3 millones de hectáreas, equivalentes al 7.4% de la superficie terrestre del país.” señaló Manuel Llano, investigador asociado al proyecto www.cartocritica.org.mx. “A esto hay que sumar otras 11 millones de hectáreas ubicadas sobre las aguas del Golfo de México.” Afirmó que el mapa no es descargable en datos abiertos, en franca violación de la normatividad vigente y los compromisos que ha asumido la Sener en el marco del compromiso 22 de la Alianza para el Gobierno Abierto.

Las y los integrantes de la Alianza señalaron que de acuerdo con el Artículo 96 de la Ley de Hidrocarburos, las actividades de exploración y extracción de los mismos son consideradas de utilidad pública, al servicio del interés social y orden público, así como preferentes sobre cualquier otro uso o aprovechamiento del terreno. “Esta es la razón por la cual los mapas son tan preocupantes. Porque sobre todos aquellos polígonos que serán entregados de aquí a 2019, la actividad que prevalecerá por encima de cualquier otra actividad económica es aquella que realice la industria de los hidrocarburos.” estableció Oscar Espino de la Red Unidos por los Derechos Humanos. “¿Qué implicaciones tiene esto en términos democráticos para la gente que vive en esos terrenos? Se vulnerarán sus derechos, incluyendo los derechos a la vida, la salud, el vivir en un medio ambiente sano, el derecho al agua e inclusive la propiedad. Para las poblaciones indígenas, habrá violaciones a los derechos al territorio, la autodeterminación y cultura.

“También se viola el derecho a participar en decisiones públicas. No hubo consulta para aprobar la Reforma Energética. Tampoco hubo consulta para licitar estos campos. La consulta proyectada por la Ley de Hidrocarburos no es más que un trámite realizado a posteriori de la entrega de permisos, sin plena información sobre el proyecto y sus afectaciones y que no tiene carácter vinculante sobre el Estado o el contratista privado; esto es, los proyectos proceden aunque las poblaciones indígenas nieguen su consentimiento” señaló Espino.

Tomando en cuenta lo anterior, “es sumamente preocupante que el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), la Sener y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) hayan negado, tras múltiples solicitudes de información, entregar las coordenadas exactas de las áreas asignadas a Pemex en la Ronda 0 y aquellas que se otorgarán como parte de los contratos de la Ronda 1. Las y los ciudadanos que habitan en estos territorios tienen derecho a conocer si se encuentran amenazados por las profundas afectaciones de esta actividad. Las organizaciones de la Alianza hemos presentado dos amparos para revertir esta decisión” mencionó Aroa de la Fuente.

La Alianza Mexicana contra el Fracking reitera que continuará exigiendo al Estado mexicano la prohibición del fracking e informando y apoyando los procesos de defensa de las comunidades afectadas y potencialmente afectadas por esta amenaza que se cierne sobre sus territorios.

Contacto: Francisco Cravioto Lagos, Fundar, Centro de Análisis e Investigación,francisco@fundar.org.mx  Tel. 5554-3001 ext. 143, 55 28 30 94 71.

Aroa de la Fuente López, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, aroa@fundar.org.mx; Tel. 5554-3001 ext. 118, 5528942814.

Salta: Por unanimidad absolvieron a integrantes de la UTD Mosconi acusados por Tecpetrol

Doce años después de la denuncia contra siete integrantes de la Unión de Trabajadores Desocupados (UTD) de Mosconi, los jueces de la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal resolvieron por unanimidad absolver a cinco de los acusados ante la falta de pruebas que apunten a una condena, y declarar a dos de ellos en rebeldía.

Resultaron absueltos Oscar Adrián Ruiz, Jesús Rubén Sedán y Carlos Sebastián Cabral del delito de incendio (Artículo 186, inciso 1º del Código Penal y Artículo 20 de la Constitución Nacional). Daniel Ángel Valencia y Tito Vicente Chanampa, en tanto, fueron declarados en rebeldía.

El Tribunal estuvo integrado por los jueces Osvaldo Miguel Chehda (presidente) y Sandra Bonari y Ricardo Hugo Martoccia (vocales).

Los imputados llegaron a juicio acusados de haber ingresado el 20 de noviembre de 2003 a una planta de Tecpetrol.

Los hechos acontecieron en el norte cuando aún la crisis social azotaba a los trabajadores ante la privatización de YPF. Una de las tantas puebladas comenzó cuando cinco trabajadores fueron reprimidos por 300 policías en Campo Durán. Ante ello, los desocupados se unieron a los ex ypefianos a la vera de la ruta en General Mosconi. Fue cuando se produjo el incendio de las oficinas de Tecpetrol.

“En su primera declaración el único testigo, un personal de vigilancia, dijo que había visto a una sola persona que nunca fue a juicio. A los dos días, el mismo trabajador, que conoce a todos en Mosconi, llevó una lista con los nombres de los acusados, y sus direcciones”, contó a Nuevo Diario la abogada Mara Puntano, quien representó a los imputados.

Indicó que el representante de Tecpetrol, en tanto, sostuvo que todas las personas que habían ingresado estaban encapuchadas y que pese a que tenía comunicación con la Policía todos los días, desde allí se le indicó que no había posibilidad de enviar policías a la empresa por estar con otros operativos. Al llamar a Gendarmería se enviaron dos unimog, pero no intervinieron. La sospecha fue que liberaron la zona para luego criminalizar a los manifestantes.

“Pese a la cantidad de medios que cubrieron los hechos, nunca se pudo individualizar a los imputados como responsables de los delitos. Un solo testigo es el que los identificó tras cambiar su declaración. Los otros guardias declararon que el que les dijo quiénes eran los responsables, fue su jefe”, contó Puntano.

Por su parte, Carlos Cabral, uno de los acusados, recordó que en el momento de ser imputado en 2003 “llegó la Policía a las 6 de la mañana secuestrando a mi familia y golpeando a todos los que estaban. Me llevaron primero a la Comisaría y luego estuve dos meses detenido en la cárcel cuando se supone que hay otros procedimientos para esto. Ahora por fin, hubo Justicia”.

Nuevo Diario de Salta

México: Prohibirían “fracking” en territorio potosino

Potosi-mexico
El Congreso del Estado exhortó a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, a la Secretaría de Energía, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos así como a la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para que se dicten las medidas cautelares necesarias que impidan la extracción de hidrocarburos mediante el método de fractura hidráulica o “fracking” en nuestro Estado.

A través de un Punto de Acuerdo promovido por el diputado Jorge Adalberto Escudero Villa, se busca detener el “fracking” hasta en tanto se pueda constatar que no se compromete la seguridad y los derechos humanos de la población, así como la estabilidad del medio ambiente.

“Si en otros lugares en el mundo ha sido prohibida la realización de esta técnica, por los efectos perjudiciales causantes en diversos sectores. Por qué permitir que nuestro estado permita la entrada de estas empresas transnacionales y la realización de este método, conociendo ampliamente el daño al medio ambiente y a la población” señaló el legislador.

El “fracking” o fractura hidráulica consiste en an?adir productos químicos al agua para reducir la fricción con la perforación horizontal y así poder extraer más petróleo y gas; debido a la baja permeabilidad de la roca que contiene este gas, es necesario fracturar la roca inyectándole una mezcla de agua, arena y entre 650 y 990 productos químicos, algunos de ellos muy tóxicos, a elevada presión para hacer que salga el hidrocarburo.

Por lo que advirtió que el gran impacto ambiental del fracking tiene repercusiones sociales que se traducen en violaciones graves a los derechos humanos a la salud, al agua y al saneamiento, así como al medio ambiente sano, a la vivienda y a la alimentación adecuadas, entre otros, en consecuencia es que se impulsa desde la Sexagésima Legislatura dicha iniciativa.

Plano Informativo

Bahía Blanca: Incendiaron auto de pescador denunciante en causa por contaminación

Aproximadamente a la una y cuarto de la mañana “una especie de bomba molotov”  fue arrojada “abajo del vehículo de uno de los pescadores, prendiéndose fuego”, dijo a FM De la Calle el abogado de la Asociación de Pescadores Artesanales de la Ría de Bahía Blanca, Lucas Beier. “Justo atrás venía un patrullero así que se lo pudo apagar bastante rápido”, agregó.

En la madrugada del 21 de junio fue agredida con brea caliente la fachada del domicilio particular del letrado.

“Es muy negativo el mensaje que están dejando. Del otro lado hay instituciones públicas y hay empresas multinacionales de gran importancia y están actuando de esta forma. Ya no queda ninguna duda de dónde viene y cuál es el mensaje que quieren dar”, aseguró Beier apuntado a las firmas imputadas en la causa por contaminación ambiental en la ría.

“Quieren dejar el mensaje más claro. Al cliente que le hicieron esto, Ricardo Pasquali, es uno de los más activos en el juicio y es el que más contacto tiene conmigo. Es el nexo entre el resto de los pescadores y las causas” agregó.

Aún no se sabe si hay testigos del hecho. Sin embargo, “ya está hecha la denuncia. La Fiscalía Federal vuelve a tomar la causa porque también hace una conexión entre lo que está sucediendo vinculado a la causa principal, que es la causa por delito ambiental”.

Los pescadores se reunieron durante el día de hoy para definir los pasos a seguir en este contexto de intimidaciones.

FM De la Calle

País Vasco: iniciarán #frackanpada con foro internacional

frackanpada1

Se han organizado 65 actividades de muy diverso cariz dentro de un evento totalmente autogestionado que servirá como semillero de ideas y espacio festivo para el movimiento

 

26 de junio de 2015. Más de 100 ponentes de todo el mundo en un programa que ofrece 65 actividades de muy diverso signo. Esas son las dos grandes cifras previas de la #frackanpada, Acampada Internacional contra el fracking que se celebrará en Subijana de Álava, a escasos kilómetros de Vitoria-Gasteiz, del 13 al 19 de julio próximo.

 

Mikel Otero, portavoz de Fracking EZ, movimiento social que organiza la iniciativa, y Eleanor Finley, antropóloga e integrante del grupo internacional impulsor de la misma, han sido los encargados de presentar esta mañana el evento.

 

Eleanor Finley ha asegurado que la #frackanpada será “un foro inédito” en el contexto global, pues ofrece “una oportunidad única en el plano internacional para poder saber no solo en qué estado se encuentra la ofensiva del fracking (y su resistencia popular), sino también las políticas extractivistas en general”.

 

La oferta es completa. La organización espera la visita o participación de más de 50 colectivos procedentes de todo el mundo. Tomarán parte en una amplia gama de eventos, desde charlas hasta talleres, teatro, mesas-redondas, proyecciones, conciertos, etc. Se calcula que solo quienes ofrezcan actividades serán unas 200 personas (de ellas más de 100 serán ponentes y el resto músicos, gentes del teatro, etc.), en su mayoría de Europa, pero también algunos de América, e incluso de África o Asia. Para hacernos una idea del crisol: son 6 los idiomas en que irán las actividades previstas: euskara, castellano, inglés, francés, alemán y catalán (habrá servicio de traducción simultánea).

 

En palabras de Mikel Otero, la #frackanpada va a ser “expresión del contrapoder popular o del lobby social” que vehicula la lucha contra el fracking. El portavoz de Fracking EZ cree que la iniciativa puede plantearse como “un semillero de ideas”, e incluso, como algo más, “porque va a ser una especie de red social, pero no una red virtual, sino una que se pueda tocar: caracterizamos pues la #frackanpada como la gran red social real de Subijana”.

 

Por otra parte, ha remarcado que muchas de las actividades van a tener un componente común: el relativo al “estudio de instrumentos y resortes necesarios que empoderen al movimiento en sus luchas”. Ha insistido en que la #frackanpada tiene mucho de “puerta abierta a otros combates, de espacio de encuentro entre movimientos”.

 

El “icono subvertido” de Subijana

 

La #frackanpada va a ser un festival completamente autogestionado, porque “la autogestión total es la verdadera libertad”. Eso sí, Mikel Otero ha expresado el “orgullo” que sienten por el hecho de disponer del mayor presupuesto con que se pueda contar, “un presupuesto de miles y miles de horas de trabajo solidario y generoso, en estos tiempos de mercantilización masiva, y es que la #frackanpada va a ser muchas cosas, pero, desde luego, va a ser una auténtica demostración de capacidad del movimiento social que participa y anima la lucha antifracking”.

 

Este evento internacional no se va a realizar en un sitio cualquiera. En efecto, será en Subijana, en un espacio con alto significado simbólico, en las inmediaciones del punto donde se proyectaba que arrancara el asalto del fracking en la Comunidad Autónoma Vasca, “asalto por ahora neutralizado, por lo que podemos hablar también del icono subvertido de Subijana”.

Un proyecto viciado de origen

Gasificación de Carbón en la Cuenca Claromecó

El pedido de informes del diputado socialista Ricardo Vago renovó la atención sobre la Cuenca Claromecó. La falta de información oficial respecto a un proyecto de generación de energía a través de la gasificación subterránea de carbón disparó la alerta. Si bien el Gobierno provincial confirmó extraoficialmente que está evaluando la propuesta del grupo australiano Delmo, las dudas sobre los objetivos que persiguen la empresa y las autoridades bonaerenses no han sido despejadas. La posibilidad de que el nuevo proyecto despierte tanto rechazo como el fracking, genera preocupación en despachos oficiales.

delmo

Por OPSur.- A fines de mayo la Legislatura bonaerense aprobó una solicitud de información al Poder Ejecutivo, impulsada por el diputado socialista Ricardo Vago, sobre un proyecto de gasificación subterránea de carbón en la Cuenca Claromecó, en el centro sur de la provincia. Tras la repercusión que el pedido tuvo en medios periodísticos de la provincia, e incluso nacionales, fuentes gubernamentales informaron a la agencia DIB que el permiso de exploración y cateo tramitado por Delmo Argentina / Claromecó Energy no ha sido aprobado sino que aún está siendo analizado por la Dirección Provincial de Minería. En caso de ser aceptado, aseguraron, se iniciará una “etapa de estudio de campo que incluye impacto ambiental y económico” (iEco, 13/06/2015).

“Queremos saber si Delmo Group publica información falsa en su página web para atraer inversores o dice la verdad”, sostuvo Vago, luego que la Legislatura provincial respaldara la solicitud de informes. Planteó también que, en caso de existir el proyecto, se precise cuáles de los quince distritos de la Cuenca Claromecó se verían directamente afectados, si se realizaron estudios de impacto ambiental y de factibilidad técnica y económica, y si tuvieron lugar audiencias públicas. El diputado socialista advirtió además que existen antecedentes negativos respeto a la técnica de gasificación subterránea de carbón, uno de ellos en Queensland, Australia, donde en 2010 se contaminaron las napas de agua (Parlamentario, 28/05/2015 y Nueva Era, 05/06/2015). [+ info sobre impactos ambientales]

El legislador señaló que le sorprende que la Delmo promocione un proyecto de esa magnitud del que no hay información oficial, enfatizando que “no se sabe absolutamente nada”. Vago sostuvo que podría tratarse también de una maniobra especulativa del grupo inversor, aunque advirtió que en general, detrás de los anuncios siempre hay algo cierto. Por su parte el secretario de Gestión Ambiental de Tres Arroyos, Ricardo D’Annunzio, aseguró a la agencia DIB que no tiene información sobre el proyecto y que la solicitó a las autoridades ambientales bonaerenses. En tanto el intendente de Laprida, Alfredo Fischer, también negó conocer la existencia de tal emprendimiento (Nueva Era, 05/06/2015).

Más allá del desconocimiento manifestado por autoridades de los diferentes municipios que componen la cuenca, trascendió que en abril pasado en Tres Arroyos, personas vinculadas a una consultora que impulsa un proyecto de aprovechamiento energético similar en la provincia de Santa Cruz, promovieron una reunión con un reducido grupo de referentes políticos de la Cuenca Claromecó. En ese ámbito no sólo fue presentado el proyecto en términos técnicos, sino que además se conversó sobre la decisión de las autoridades provinciales de manejar el tema con cautela, para evitar repetir el rechazo cosechado por el fracking, especialmente en un año electoral. También se planteó que el gobierno bonaerense evalúa dar participación a los municipios –incluso a través de la creación de una empresa- para garantizar su apoyo.

Por otra parte queda flotando la duda sobre el objetivo del grupo inversor. Al no contar con ningún tipo de experticia en la materia, una posibilidad es la especulación inmobiliaria: conseguir la concesión del área, hacer estudios de exploración, valorizar el recurso, y luego venderle el proyecto a una empresa más grande. Una estratagema muy extendida en el ámbito petrolero y minero donde suelen participar ex funcionarios públicos y empresarios con buena llegada a ámbitos de decisión nacionales y provinciales.

El grupo argentino australiano asegura que construirá una planta generadora de electricidad con capacidad instalada inicial de 300MW, ampliable a 1.000MW, y afirma que está negociando con las autoridades las condiciones de venta de energía al mercado mayorista. Cabe señalar que la encargada de desarrollar la gasificación subterránea de carbón sería otra empresa australiana, Carbon Energy, que según informa en su sitio web, tiene proyectos en su país de origen, China y Chile. En el caso de la hermana república, se trata del Proyecto Mulpun, ubicado en cercanías de la ciudad de Valdivia.

Todos los caminos conducen a ninguna parte

Delmo desembarcó en el país hace casi una década, dice poseer derechos de exploración sobre 600 mil hectáreas de la provincia de Buenos Aires, información desmentida por el gobierno bonaerense. En su página web, además de promocionar el proyecto que pretende desarrollar en territorio bonaerense, a través de Claromecó Energy S.A., anuncia obras faraónicas como la construcción de una línea ferroviaria que conectaría las provincias de Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, La Pampa y Neuquén, y permitiría sacar la producción minera por el puerto patagónico de San Antonio Este. También publicita uno de recuperación urbana, en el barrio porteño de Parque Patricios, y además dice tener permiso de cateo sobre 56 mil hectáreas en Salta, para minería de oro y cobre. Extrañamente, salvo algunas referencias aisladas, como en Cronista Comercial -anunciando su llegada al país- o Clarín -sobre un cuestionado proyecto inmobiliario en tierras ferroviarias-, la prensa masiva no se ocupó de este grupo inversor.[1]

Delmo fue fundado en 1979 en Australia por José de la Vega, ciudadano argentino, quien detenta el cargo de director; en tanto Guillermo de la Vega, ciudadano australiano que reside en Argentina, es el representante a nivel sudamericano; y David Barty, el Finance Controller y administrador. “Delmo se especializa en desarrollos de alto perfil que tienen el potencial de cambiar el paisaje urbano, como ser proyectos de gran escala sobre la costa o proyectos de planeamiento residencial. (…) El rol principal de Delmo en estos proyectos incluye: Comprar/asegurar la tierra; Coordinar los aspectos comerciales, de diseño y planeamiento del proyecto; Negociar contratos; Obtener las aprobaciones necesarias de las autoridades pertinentes; Coordinar programas de venta y alquiler; Dialogar con grupos de interés, en particular con residentes locales, autoridades de preservación histórica, etc.”, asegura  (Delmo PTY. Limited, s/d: 24-25). Con respecto a su desembarco en la región y el clima de negocios, en el sitio web corporativo afirman: “Dados los vínculos culturales de la compañía con América del Sur, su amplia red de contactos en el gobierno y el sector privado y el crecimiento potencial de la región, el Grupo Delmo está explorando nuevas oportunidades de inversión con socios locales e internacionales” (Delmo Group b, s/d).[2]

El 24 de julio de 2007 Delmo PTY. LTD. Argentina fue inscripta en la Ciudad de Autónoma de Buenos Aires, con domicilio en un edificio de la calle Posadas al 1200, en el barrio porteño de Recoleta. Guillermo de la Vega figura como director titular y José de la Vega como director suplente, la firma está habilitada para intervenir en los rubros: constructora e inmobiliaria[3]; representaciones y mandatos[4]; y financiación[5] (Dateas.com, 24/07/2007). En tanto Claromecó Energy S.A., fue creada en diciembre de 2012 y su constitución fue publicada en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires el 25 de enero de 2013; tiene domicilio en La Plata, en un estudio de abogados de la calle 47, a la altura del 900, y su finalidad es la fabricación de gas y distribución de combustibles gaseosos por tuberías (Trade Nosis, s/d), extracción de gas natural y explotación de minas y canteras (Cuit Online, s/d).

Banderitas y globos

Lo anecdótico en torno a la gasificación subterránea de carbón en la provincia de Buenos Aires -y al mismo tiempo preocupante- es que mientras las autoridades municipales y los legisladores bonaerenses aseguran desconocer el proyecto, éste era mencionado en un artículo publicado por una revista de ingeniería de la británica Universidad de Leeds[6]. También es llamativo que mientras en diferentes esferas públicas bonaerenses carecen de información oficial sobre la Cuenca Claromecó: los proyectos de aprovechamiento energético y la técnica que se aplicaría, en un manual digital sobre energía publicado por el Ministerio de Educación de la Nación -dirigido a docentes de nivel medio- se hace referencia a la misma y a la posibilidad de que en un futuro se desarrolle la gasificación subterránea de carbón. “Esta tecnología que ya se aplica en muchos países del mundo, pronto se utilizará en el sur de Chile y se podría usar en Argentina. Por otra parte en la cuenca de Claromecó, en la provincia de Buenos Aires (si bien aún no se conocen estimaciones acerca del volumen del recurso), se considera muy significativo un estudio de reservas de antracita que podría aportar, con tecnologías modernas como la citada, volúmenes importantes de syngas (gas de síntesis) y probablemente de metano” (Martínez, 2013: 57).

Más allá de la falta de publicidad de ciertas políticas, en 2010 el Ministerio de Producción bonaerense ejecutó el Estudio de Tecnologías “Limpias” para la Explotación y Utilización del Carbón Mineral (EE.478/10), en el marco Programa Multisectorial de Preinversión III[7] de la Dirección Nacional de Preinversión, Ministerio de Economía de Nación. El objetivo era permitir al Gobierno provincial “desarrollar las políticas y fijar las normas y regulaciones de aplicación en la explotación y utilización de carbón mineral de su propio territorio, con tecnologías ‘limpias’ respetuosas del medio ambiente”. A tal fin se destinaron 387.500 pesos, de los cuales el Banco Interamericano de Desarrollo aportó  $310 mil (Ministerio de Producción, 2013). A cargo de la redacción del informe final estuvo el geólogo Isidoro Schalamuk, director del Instituto de Recursos Minerales (Universidad Nacional de La Plata). Cabe señalar que ya en 2010, cuando Pan American Energy anunció el descubrimiento de carbón en Laprida y se planteó la preocupación por el impacto ambiental que podría tener la explotación a cielo abierto del mineral, Schalamuk afirmó que el método alternativo y limpio era combustión in situ; y años más tarde recomendó aplicarlo en reservorios de la cuenca de Río Turbio (Clarín, 11/06/10 y Página/12, 18/05/13).

A fines de 2014 el secretario de Servicios Públicos bonaerense, Franco La Porta, aseguró que el gobernador Daniel Scioli estaba interesado en explotar gas y carbón de la cuenca Claromecó, y así sumar a Buenos Aires al grupo de provincias petroleras. En declaraciones a la prensa sostuvo que “el recurso efectivamente existe pero hay que transformarlo en reserva y hay que evaluar el flujo y el tipo de inversión”, y en ese sentido señaló que la provincia no podría afrontar las inversiones necesarias por lo que se baraja la conformación de una empresa estatal que apunte a motivar a inversores privado (La Verdad Online. 05/12/2014). Esquema público privado muy en boga en tiempos de Vaca Muerta.

En noviembre, en una nota que incluye testimonios de La Porta, La Política Online afirma que la veta de carbón se encuentra a una profundidad de 450 metros y tiene un espesor que varía entre los 100 y 300 metros. Dato, este último, subrayado como una característica que la vuelve “muy superior [respecto] a otras explotaciones similares”. Una condición de excepcionalidad que parece extenderse por toda la geografía argentina, ya que en su momento se hizo una aseveración similar respecto al espesor de la formación de lutitas Vaca Muerta. En el artículo no se hace referencia al origen de esa información -se entiende que surgió de la Secretaría de Servicios Públicos, pero no se cita un estudio en particular-, por lo que no puede ser verificada ni contrastada con otras fuentes. El funcionario aclaraba que era necesario realizar “estudios complementarios de cuantificación y calificación de recursos de los yacimientos, información básica para definir rápidamente la primera etapa de extracción de gas intersticial para proseguir con la etapa de gasificación subterránea, sobre todo para diseñar la ingeniería, y los módulos de las plantas pilotos que permitirán el desarrollo de la explotación de todo el recurso” (LPO. 28/11/2014).

El objetivo de “poner en valor la capacidad energética” y sumar a Buenos Aires al cártel de provincias hidrocarburíferas, como la intención de crear una empresa energética, había sido manifestado años atrás, cuando el gobernador Scioli suscribió un convenio de exploración con YPF, y Pan American Energy anunció el hallazgo de carbón en Laprida (OPSur, 07/03/2014). Sin embargo, las declaraciones de La Porta generaron extrañeza dado que reinstalaba un tema que YPF, con mucho ahínco, se había esforzado por cerrar. La movilización contra la posible aplicación de la técnica de fracturación hidráulica o fracking en tierras bonaerense no favorecía al clima de negocios de la empresa, cuya apuesta fuerte no estaba en la Cuenca Claromecó sino en la formación Vaca Muerta. En ese momento no se podía tener la certeza, hoy sí, de que se trataba del lanzamiento de un nuevo globo de ensayo.

Notas relacionadas: Claromecó, la cuenca fallida.

Fuentes consultadas

Bibliografía
Martínez, Juan M. et al (2013), Energía: Características y Contextos. Docentes Aprendiendo en Red. Escritura en Ciencias. Vol. 11. Ministerio de Educación de la Nación, Buenos Aires.

Fuentes Oficiales
Ministerio de Producción de la Provincia de Buenos Aires (2013). Estudio de Tecnologías “Limpias” para la Explotación y Utilización del Carbón Mineral. en DINAPREI. Apoyo en la planificación de inversiones públicas.
Vago, Diputado Ricardo (28-04-2015). Proyecto Solicitud de Informes al Poder Ejecutivo sobre Delmo Group / Delmo Argentina / Claromeco Energía.

Información Corporativa
Carbon Energy (s/d), Claromeco Coal Basin, Argentina.
Cuit OnLine (s/d). Claromeco Energy S.A. Consultado el 19/06/2015.
Mulpun Project, Chile.
Dateas (24/07/2007). Delmo PTY. LTD. Argentina S.A. Consultado el 19/06/2015.
Delmo Group a (s/d). UCG Project – Argentina. Consultado el 19/06/2015.
— b (s/d). About us. Consultado el 19/06/2015.
Delmo PTY Limited (s/d). Distrito tecnológico. Parque Patricios. Cdad. de Buenos Aires.
Trade Nosis (s/d). Claromeco Energy S.A. Consultado el 19/06/2015.

Notas Periodísticas
Clarín (R. Lara), (11/06/2010). Encuentran carbón mineral en la provincia de Buenos Aires.
iEco (13/06/2015). La Provincia quiere extraer carbón en la cuenca Claromecó.
La Política Online (28/11/2014). Scioli quiere extraer gas de Claromecó y meter a la Provincia en la discusión energética.
La Verdad Online (05/12/2014). La Provincia extraerá gas de la cuenca de Claromecó.
Nueva Era (05/06/2015). Preocupación por un supuesto proyecto de explotación de carbón en el sur de la Provincia.
OPSur (07/03/2014). Claromecó, la cuenca fallida.
Página/12 (R. Petriz) (18/05/2013). Gas de Carbón.
Parlamentario.com (28/05/2015). ¿Una empresa australiana es propietaria de parte de Claromecó?
Todo Provincial (16/06/2015). El diputado Vago “alerta” sobre contaminación en la zona de la cuenca de Claromecó.


[1] Áreas Globales (15/04/2008). El caso Cruz Malta. Clarín (15/02/2006). Quieren vender terrenos de Retiro para electrificar el tren San Martín. Cronista Comercial (05/02/2006). El grupo australiano Delmo pone un pie en el mercado inmobiliario.
[2] Original en inglés, traducción propia
[3] Compra, venta, arrendamiento, administración, construcción y/o reciclaje de bienes inmuebles urbanos y/o rurales, públicos o privados, ya sea a través de contrataciones directas o de licitaciones públicas y/o privadas, como asimismo la realización de todas las operaciones comprendidas en las leyes y reglamentos del régimen de propiedad horizontal, y el desarrollo, subdivisión, urbanización, parcelamiento, explotación, comercialización y/o enajenación de tales inmuebles bajo cualquier modalidad jurídica.
[4] Tomar, dar y ejercer representaciones, mandatos, comisiones, agencias y/o consignaciones de empresas nacionales y/o extranjeras relacionadas directa o indirectamente con el presente objeto. Cuando corresponda, las actividades serán desarrolladas por profesionales con título habilitante.
[5] Tomar y otorgar préstamos para la financiación de emprendimientos, proyectos, obras y/o desarrollos inmobiliarios y/o para la adquisición de inmuebles, así como realizar aportes e inversiones de capitales, financiaciones y operaciones de crédito, negociar títulos, acciones y otros valores mobiliarios y, en general, realizar todo tipo de operaciones financieras, excepto aquellas regidas por la Ley Nº 21.526.
[6] Yang, D., Sheng, Y. y Green, M. (2014). UCG: Where in the world? TCE The Chemical Engineer (872). 38-41. ISSN 0302-0797.
[7] El objetivo del Programa es incrementar la productividad de la inversión pública mediante el apoyo financiero y la asistencia técnica a Entidades del Sector Público (Entidades Beneficiarias) para la identificación y preparación, total o parcial, de programas y proyectos que contribuyan al crecimiento y desarrollo económico y social de todo el territorio nacional. http://www.dinaprei.mecon.gob.ar