EEUU: Un bienvenido fracking terremoto, para variar

Por Bruce Baizel.- Si usted sintió temblar la tierra bajo sus pies la semana pasada, no fue a causa de un terremoto causado por un pozo inyector o la extracción de gas de esquisto en la propiedad de su vecino. Era más probable debido a dos cosas, una buena y una mala.

En primer lugar, la mala noticia: la EPA (Agencia de Protección Ambiental de EE.UU) confirmó que contaminación en pozos de agua cercanos a Pavillion, Wyoming, podría ser debido a la fracturación hidráulica. Incluso en la ausencia de estudios científicos – como un testigo de Halliburton se vio obligado a admitir, bajo juramento la semana pasada – la industria y algunos reguladores han continuado afirmando que la fractura hidráulica no contamina las aguas subterráneas. Los resultados de Pavillion parecen poner fin a la ficción.

En segundo lugar, la buena noticia: dos estados –Texas y Colorado – aprobaron las normas de divulgación de productos químicos para las sustancias químicas para fractura hidráulica en el mismo día. Cómo, usted se preguntará. Nuevo México aprobó una norma el mes pasado tan mala, que incluso algunas compañías petroleras se quejaron de que tendría que ir a ‘arreglar’ la regulación.

Estos dos estados han elevado el piso mínimo a nivel nacional  de lo que significa la “plena divulgación pública” para los productos químicos de la fractura hidráulica. Ambos estados requieren la presentación de todos los productos químicos – tengan las hojas de seguridad o no. [Nota del traductor: en Neuquén el ministro Echeverri solo pide las hojas de seguridad- En realidad, todavía no las pidieron, las van a empezar a pedir]

La norma de Colorado requiere que todas las concentraciones de sustancias químicas en los fluidos de la fractura también sean informadas. Texas no llegó tan lejos debido a la oposición del némesis de la regulación federal de fractura hidráulica: Halliburton. A pesar de que abundan los rumores en la industria de que las recetas secretas de Halliburton no son más que detergente y diesel, con un poco de goma de guar y 2-BE, Halliburton se ha resistido a la divulgación completa en todos los estados donde tiene presencia, hasta el momento.

Tanto en las normas de Texas como Colorado se obliga a reportar al sitio web FracFocus. Cada norma requerirá que el sitio web modifique el carácter voluntario e incompleto sobre las sustancias químicas y de esta forma se incluyan todos los productos químicos para la fractura hidráulica, y al mismo tiempo permitir que las personas buscar en el sitio web.

Ninguna norma es perfecta, ya que ambas permiten excepciones y exenciones de la divulgación de un producto químico bajo el amparo de secreto comercial. La norma de Colorado, ofrece un informe sobre el número y la identidad de aquellos que reclaman exenciones en tiempo de doce meses, así que veremos si esta exención se usa excesivamente. Un estudio reciente de Earthworks tuvo como resultado que hubieron más de 170 exenciones en Wyoming desde que se aprobó su norma en 2010.

Pero es importante tener en cuenta la victoria más grande aquí: las regulaciones en Colorado (y Arkansas ) elevan por primera vez en el marco jurídico del petróleo y el gas los derechos de la comunidad a la información por encima del principio de económico de la protección de la propiedad corporativa.

En lugar de tomar camino de Nuevo México – que ignora las preocupaciones del público y aprobó la norma más débil en el país- Colorado realizó estos cambios en respuesta a los comentarios del público y la presión. La puerta se ha abierto para que otros estados y el Departamento de Interior de EE.UU puedan avanzar. Tal vez en una norma estándar federal en materia de divulgación sea un buen paso a seguir.

Earthworks

Traducido por el Foro Permanente para el Medio Ambiente de Neuquén (FOPERMA)