Cita con los gobernadores

Los mandatarios de las provincias petroleras serán recibidos luego de una reunión que mantendrán para analizar el avance en la quita de concesiones a la petrolera YPF. Las acciones de YPF volvieron a caer

Por Sebastián Premici | Página/12

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantendrá hoy una audiencia con los gobernadores que integran la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi). Será luego de una reunión que mantendrán los mandatarios provinciales, en la cual analizará el avance en la quita de concesiones a la petrolera YPF. El martes el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, especuló con la posibilidad de que en la reunión con la Presidenta se anuncie la conversión de YPF en una compañía mixta, con participación de las provincias, a partir de una compra de acciones. El esquema que se aplicaría, según lo anticipado por Sapag, sería similar al que aplica Petrobras, empresa bajo control estatal en Brasil con participación de capitales privados. Estas especulaciones hicieron descender ayer las acciones de YPF, tanto en la Bolsa local como en Nueva York, pero no está confirmado que hoy vaya a haber un anuncio.

El encuentro de los gobernadores de las provincias petroleras fue programado hace más de dos semanas y forma parte de las reuniones periódicas que se vienen realizando desde que Fernández de Kirchner denunció a las petroleras por una supuesta cartelización del mercado de los hidrocarburos. Durante los primeros días de febrero, los Estados provinciales ya comenzaban a exigir a las empresas un incremento de la producción de crudo en el país.

El punto de inflexión ocurrió luego del discurso de la Presidenta en la inauguración de las sesiones ordinarias del Congreso. “Llegamos a tener entre todas las provincias, más la acción de oro de YPF, el poder de decidir en la compañía. Las provincias teníamos un sillón en el directorio”, había dicho Fernández de Kirchner.

Las expectativas de un anuncio para hoy sobre el futuro de la compañía llegaron luego de las explícitas palabras de Sapag. “Creemos que habrá novedades importantes”, sostuvo el neuquino. Al cierre de esta edición, desde la Casa Rosada no habían hecho ninguna convocatoria formal a un acto con gobernadores (más allá de la audiencia que sí está programada), funcionarios ni legisladores. Sin embargo, nadie descartó que a último momento pudiera organizarse una convocatoria.

Si bien esta semana se levantaron todas las comisiones parlamentarias y no hubo sesión en el Congreso, todavía se encontraban en la ciudad de Buenos Aires varios legisladores de peso, entre ellos Agustín Rossi, titular del bloque del oficialismo en la Cámara baja; Julián Domínguez, presidente del cuerpo (quien fue convocado a las 18 a la Rosada), y varios diputados de las provincias petroleras. Entre ellos, el clima era de expectativa.

“La explotación del petróleo en este momento no satisface las necesidades de Argentina. No están hechas las inversiones necesarias en exploración de crudo”, afirmó el presidente de la Comisión de Presupuesto de Diputados, Roberto Feletti.

A este clima de expectativa (e incertidumbre) se sumó también el secretario de la Cámara de Empresas Regionales de Servicios Petroleros, Enrique Casares, quien afirmó que “YPF ha tomado a las firmas del sector como rehenes, para herir al gobierno provincial (Chubut), después de que éste le revocara la concesión de varias áreas”. El dirigente afirmó que estarían involucrados en esta situación alrededor de 5000 trabajadores.

Cada una de las decisiones de los Estados provinciales de quitarle un área de concesión a YPF tuvo también su repercusión en la Bolsa de Valores. Ayer, la acción de la petrolera sufrió una baja de 4,98 por ciento en el panel local, mientras que en Nueva York, los llamados ADR cayeron un 5 por ciento. En lo que va del año, YPF perdió un 31,66 por ciento en Argentina, mientras que en la Bolsa neoyorquina la merma fue de 39,1 por ciento.

A raíz de las fuertes fluctuaciones en la cotización de los papeles de la petrolera, la Comisión Nacional de Valores, a cargo de Alejandro Vanoli, inició una investigación para determinar el porqué de las variaciones. Lo que intentará determinar el organismo es si los intermediarios en las operaciones pudieron haber hecho uso de información privilegiada en beneficio propio. O si se efectuaron maniobras para intentar manipular el valor de la acción y así sacar ventajas con las repetidas subas y bajas o por una eventual venta futura de una parte del capital. Como parte de su investigación, la CNV solicitará información a la Comisión de Valores de Wall Street (SEC, por sus siglas en inglés).

Página/12