Y la garrafa, también

La distribuidora de gas envasado no forma parte del grupo de firmas gestionadas por YPF S.A. bajo la forma de sociedad controlada o vinculada, sino que depende de Repsol pero por separado

El oficialismo buscará incorporar a la empresa YPF Gas S.A. en el proyecto de expropiación que trate el Senado el próximo miércoles en el recinto. Así lo anticipó el senador Aníbal Fernández, quien explicó que si bien se suponía que era una firma controlada por YPF, “la intervención (a YPF) comprobó que es una sociedad anónima distinta, una empresa aparte, que se llama YPF Gas S.A.; el miércoles propondremos incorporarla al proyecto de ley, de modo que serán dos las empresas sujetas a expropiación, YPF S.A. e YPF Gas S.A.”.

YPF Gas es la principal empresa del país de distribución minorista de gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas, combustible alternativo utilizado fundamentalmente en zonas donde no llega la red de gas natural domiciliaria. La empresa comercializa garrafas de 10 y 30 kilogramos de propano y butano, tubos de 30 y 45 kilogramos y lleva el GLP a granel, para que sea inyectado en grandes tanques (“zeppelines”) que poseen los clientes en las zonas rurales del interior. En estas zonas, YPF Gas tiene aproximadamente 50.000 clientes.

Fernández aclaró que “la incorporación de esta empresa a la ley se realizará en el recinto, como es la práctica usual”. Explicó que no requería mucha modificación, “en definitiva son muy pocas cosas, lo que hay que mencionar es la empresa específica que va a ser de utilidad pública sujeta a expropiación, en las mismas condiciones que se hizo con YPF”, dijo.

En su página web, Repsol YPF presenta a YPF Gas como “líder en distribución minorista de GLP en Argentina, propone alternativas a otros combustibles, supliendo los problemas de suministro de energía de gran cantidad de usuarios, aportando soluciones a la medida de cada necesidad. Soluciones definitivas como el gas a granel maximizan el rendimiento y minimiza los costos, aportando limpieza, practicidad y economía”. Y agrega que “plantas estratégicamente ubicadas, una numerosa flota de camiones equipados con tecnología de última generación y una amplia red de distribuidores oficiales nos posibilitan cubrir el territorio nacional, asegurándonos llegar donde más nos necesitan”.

Pero YPF Gas no forma parte del espectro de empresas formalmente gestionadas por YPF “bajo diferentes modalidades –según describe en su sitio web–: aquellas en las que tiene ciento por ciento de participación en el capital social, las que se encuadran bajo la figura de control conjunto y, por último, las empresas vinculadas”. Algunas de estas empresas son YPF Servicios Petroleros S.A., constituida en 2010 con el objeto de realizar la perforación y reparación de pozos petroleros; AESA, empresa dedicada a ingeniería, construcciones y servicios, dirigida principalmente a los sectores del petróleo, el gas y la petroquímica; YPF Internacional, propietaria del ciento por ciento de YPF Guyana Ltd.; Profértil (producción y comercialización mayorista de fertilizantes) y Mega (separación y fraccionamiento de gas natural). Por su condición de vinculadas o controladas, todas ellas ya quedaron integradas al proyecto de expropiación.

Página/12

Gobierno oficializó la intervención de YPF Gas

El Gobierno amplió los alcances del Decreto 530/12 del pasado 16 de abril, por el que se dispone la intervención de la petrolera YPF, y extendió la medida a la fraccionadora de GLP, Repsol YPF Gas S.A.

La ampliación de esa decisión del Poder Ejecutivo nacional fue corroborada hoy por el decreto 557/12, que se publica hoy en el Boletín Oficial.

La empresa YPF Gas, cuyo paquete accionario mayoritario pertenece a Repsol, se sumó así al proyecto de expropiación que analiza el Congreso nacional, y que todo indica obtendría media sanción del Senado el próximo miércoles.

La composición accionaria de la empresa se divide entre Repsol Butano S.A. (84.997%), Pluspetrol S.A. (15%) y accionistas particulares (0,003%).

Butano S.A es una empresa del grupo Repsol, con fuerte presencia en España, mientras que Pluspetrol es una compañía con presencia en Latinoamérica y África, y es considerada el cuarto productor de hidrocarburos del país.

El Gobierno dispuso el pasado lunes la intervención transitoria de YPF S.A. por un plazo de 30 días, con el fin de asegurar la continuidad de la empresa, la preservación de sus activos y de su patrimonio, el abastecimiento de combustibles y garantizar la cobertura de las necesidades del país.

En los considerandos de la norma conocida hoy se señala que “del acceso a la documentación obrante en la empresa por parte de la intervención, se ha detectado que Repsol YPF Gas S.A. no es técnicamente una sociedad controlada por YPF S.A”.

Pero también indica que la misma “tiene una vinculación comercial directa con YPF S.A., la cual es el principal proveedor del combustible que Repsol YPF Gas S.A. procesa, fracciona y comercializa. YPF S.A., a su vez, le brinda servicios de sistemas, administrativos y financieros, de apoyo a su operativa”.

Por otra parte, Repsol YPF Gas S.A. es el principal actor del segmento de gas licuado envasado en garrafas, producto que se destina principalmente a atender las necesidades básicas de los sectores de más bajos recursos que no tienen acceso a la red de gas natural.

Además, la empresa en este segmento opera como el principal distribuidor del Programa Garrafa para Todos.

Repsol YPF Gas S.A. perteneció anteriormente a YPF S.A. y no obstante que actualmente no es controlada por esta empresa, la operatoria coordinada entre ambas empresas se encontraba garantizada por la pertenencia a un mismo grupo económico.

Ámbito.com