Movida judicial contra tenedores de acciones de YPF

Un juzgado de Tierra del Fuego ordenó a la intervención de YPF, que comandan el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, el vice ministro de Economía, Axel Kicillof, suspender los derechos de acciones que Repsol vendió de la petrolera en la bolsa norteamericana. Como consecuencia de esto, los tenedores de esos papeles no podrán percibir dividendos ni votar en las Asambleas, entre otros temas. Se trata de 45.212.888 títulos que cotizan en EE.UU., representativas del 11,50% del paquete accionario, por las cuales los tenedores invirtieron casi u$s 1.800 millones. El tribunal argentino falló así a favor de una nulidad planteada por ex empleados de la petrolera, que sostienen que la comercialización de los papeles fue indebida.

La jueza Edith Cristiano, a cargo del Juzgado del Trabajo de Río Grande Tierra del Fuego, dispuso el pasado viernes 20 de abril, suspender los derechos políticos y económicos de las 45.212.888 acciones de YPF que cotizan en la Bolsa de Valores de Nueva York de Estado Unidos de Norteamérica (NYSE) representativas del 11,50% del paquete accionario de YPF S.A. en posesión de Repsol S.A.. La medida judicial fue tomada hasta tanto se resuelva la nulidad planteada por la Federación de Ex Agentes de YPF, respecto a las ventas accionarias que realizó la española Repsol en marzo del año 2011, en violación de una orden judicial. Por lo tanto, los tenedores de dichas acciones no podrán percibir dividendos ni votar en las Asambleas, entre otros temas.

En aquellas ventas de marzo de 2011, la empresa Repsol violó una orden judicial emitida por el Juez Federal argentino, Dr. Oscar Valentinuzzi que impedía a Repsol S.A. vender sus acciones en YPF S.A. con motivo de un reclamo judicial realizado por la Federación, en nombre de sus 25.000 representados, todos ellos ex trabajadores de YPF S.A. que reclaman por sus derechos accionarios no respetados por dicha empresa.

‘Bajo la ley argentina y también la americana, el incumplimiento de una orden judicial, además de constituir un delito penal esta sancionado con la nulidad, por lo tanto los tenedores de dichas acciones deberán restituir las mismas a Repsol y ésta deberá restituirles el precio pagado, es decir 42 dólares por acción‘, sostienen los abogados de la Federación.

“Fue evidente que los españoles, a sabiendas del problema que se avecinaba con el gobierno argentino, vendieron ilegalmente las acciones de YPF a inversores americanos trasladándoles a ellos las pérdidas por sus malas prácticas empresariales. Las cuantiosas pérdidas para los inversores americanos a menos de un año de invertir casi 1.800 millones de dólares no quedará impune, y Repsol deberá responder por ello, no solo en la Argentina sino también en los Estados Unidos‘, agregaron los abogados.

Cronista.com