Para Aranguren, Kicillof "no puede ser juez y parte" en la política de hidrocarburos

El presidente de Shell, Juan José Aranguren, dijo que el viceministro de Economía, Axel Kicillof, tiene un conflicto de intereses para presidir la comisión de hidrocarburos que crea el decreto 1277 de centralización del control del sector y su rol como director de YPF. En diálogo con El Cronista TV añadió lo que sigue:

¿Qué significa el cambio en la ley de hidrocarburos que introduce el Decreto 1277?

Esa ley le devuelve el dominio original a las provincias y son responsables de ejecutar los planes a aquellas áreas que las mismas provincias ceden. Ahora (con el decreto) la autoridad deja de ser la provincia, va a haber una autoridad paralela y va a haber conflicto.

Usted dice que a YPF le da una ventaja que Kicillof sepa los planes de las otras compañías…

Axel Kicillof es el responsable de la comisión que tiene una competencia funcional directa y es Director de YPF por parte del Estado. Hay un conflicto de interés claro, una incompatibilidad que está establecida en el artículo 3º de la ley de ética pública, uno no puede ser juez y parte al mismo tiempo.

¿Va a llevar adelante algún tipo de requerimiento?

Por ahora es muy poco lo que se puede hacer, porque ahora sólo se ha hablado de enunciados. Hoy simplemente podemos hacer un recurso administrativo ante la misma autoridad que dicta la norma para tratar de explicarle porque consideramos que esa norma avanza sobre legislación de mayor jerarquía.

¿En qué le afecta a Shell el cambio de reglas de juego?

Acabamos de invertir en Neuquén, en tres áreas de hidrocarburo no convencional en Vaca Muerta, hemos acordado con la provincia y nuestros socios un plan de inversión y exploración a 5 años, y ahora el día 30 de septiembre de cada año tenemos que presentar el plan y si la comisión considera que ese plan no está en línea con el plan estratégico del país ese plan tiene que ser modificado. Así se puede llegar a la quita de la concesión.

El Cronista