Cinco interesados en construir dos represas hidroeléctricas

Compañías de la Argentina, Brasil y China adquirieron pliegos para participar del concurso para la construcción de dos centrales en Santa Cruz. Avanza un proyecto para construir la cuarta central nuclear en la Argentina.

Las brasileñas Camargo Correa y Odebrecht, la china Sinohydro y las argentinas Panedile e Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) son las que por ahora adquirieron los pliegos para participar en la construcción de las represas hidroeléctricas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic, en Santa Cruz.

“Hasta el momento este road show ha sido un éxito importante”, aseguró el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, en un encuentro que tuvo en la sede de Embajada argentina Moscú con los periodistas argentinos que cubren la gira.

De Vido destacó que “desde que comenzamos hace 10 días en San Pablo ya se logró la venta de cinco pliegos, entre ellos, a una de las constructoras más importantes del mundo, como lo es Sinohydro”.

Por su parte, los grupos Techint e Impsa enviaron a Moscú a dos de sus más altos ejecutivos para seguir de cerca el capítulo ruso de la convocatoria a la licitación.

Techint envió a su número cuatro, Luis Klein; en tanto que Pescarmona mandó a uno de sus principales directivos, Rubén Valenti, lo que constituye un gesto importante de ambas empresas que además pidieron una audiencia con De Vido durante su estadía en la capital rusa.

El Grupo Pescarmona, una de las cinco empresas que ya compró el pliego para participar de la licitación, estaría en la búsqueda de un socio extranjero para conseguir financiamiento.

En cuanto a Techint, fuentes que viajan junto a la delegación argentina señalaron a Télam que podría llegar a conformar una Unión Transitoria de Empresas con otra firma argentina que ya compró su pliego, Panedile, cuyo presidente, Hugo Dragonetti, también se encuentra en Moscú

En este caso, se presume que la presencia de Techint y Panedile en Moscú estaría emparentada con la posibilidad de que ambas compañías participen del concurso en sociedad con la rusa Power Machine, con la cual compartieron la construcción de las represas Caracoles y Agua Negra en la provincia de San Juan.

Power Machine es una constructora de turbinas, las que se usan en Caracoles y Agua Negra, y se especializa en fabricar este tipo de piezas para climas extremos, como puede ser el caso de las represas de Santa Cruz.

Esta compañía rusa solicitó previo a su llegada a esta capital, una entrevista con De Vido y su equipo.

Otra de las que compraron el pliego, la china Sinohydro, tiene en este momento 63 proyectos en ejecución en todo el mundo, de los cuales 11 están en América Latina; y China Gezhouba fue el responsable del 70 por ciento de la construcción de Tres Gargantas, la mayor represa china, con una generación de 18.000 megavatios.

Wang Yinfu, coordinador de Proyectos en América Latina de Sinohydro, destacó que “por la situación macroeconómica de la Argentina, y porque tenemos muchos contactos en los últimos años a partir de las visitas del ex presidente Néstor Kirchner a China, estamos muy interesados en estos emprendimientos, sobre todo después de la exposición realizada”.

Yinfu consideró que las autoridades argentinas “acertaron en organizar este road show en China, donde se construyeron las mayores hidroeléctricas del mundo”.

Por su lado, Camargo Correa y Odebrecht se sumaron tras la presentación que el titular de Infraestructura realizó hace 10 días en San Pablo.

Odebrecht realiza actualmente la ampliación gasoductos, que se extienden a lo largo de todo el país, desde el extremo sur hasta el extremo norte.

También trabaja en la construcción del Sistema Potabilizador Área Norte contará con 40 kilómetros de acueductos, dos tomas para la captación de agua y una Planta Potabilizadora con capacidad para producir 900.000 metros cúbicos por día para los partidos bonaerenses de Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López, San Martín y Escobar.

Además le fue adjudicada la construcción de la primer Planta de Reformado Catalítico Continuo del país, por YPF, la mayor de los últimos 10 años en el sector refino de la Argentina y estará destinada a atender el aumento de la demanda de combustibles de alta calidad.

Por su parte, desde su adquisición de Loma Negra en 2005, el grupo Camargo Correa desarrolló un plan de inversiones por aproximadamente 300 millones de dólares.

La empresa tiene 9 plantas, 6 en la provincia de Buenos Aires y las restantes en Neuquén, Catamarca y San Juan. Loma Negra y Ferrosur Roca (subsidiaria de Loma Negra) tienen una dotación de personal estable de 2.700 personas más otras 6.000 en forma indirecta, y desde 2005 aumentaron su plantel de trabajadores en un 34 por ciento.

Central nuclear

Por otro lado, De Vido confirmó que avanza un proyecto para la construcción de una cuarta central nuclear en la Argentina, que se radicaría en la provincia de Buenos Aires.

De Vido ratificó la información desde China, uno de los cinco países interesados en participar de la construcción de la central atómica junto con Rusia, Francia, los EEUU y Corea del Sur.

“Definiremos los equipos de trabajo que estarán al frente de las dos misiones para seguir trabajando en el proyecto de la cuarta central, que no necesariamente estará en manos de China, pero está muy claro que ellos manifestaron un interés en ser protagonistas del emprendimiento junto con la tecnología argentina. En este momento, China es el país que más centrales nucleares está construyendo en el mundo, lo cual no es un dato menor”, sostuvo el ministro en diálogo con Página 12.

“Evaluamos la posibilidad de avanzar en un reactor con uranio enriquecido o hacer un nuevo reactor con agua pesada como en Embalse. Son discusiones que se están dando. Es muy probable que en cinco o seis meses yo vuelva a China para visitar alguna de las centrales que ya van a estar terminadas. Seguiremos con el proyecto de la cuarta central durante 2013 y luego se tomar la decisión”, completó.

Hasta el momento la Argentina cuenta con tres centrales: Atucha I y II en Zárate, provincia de Buenos Aires y Embalse, en la localidad homónima de Córdoba.

La cuarta está contemplada en el Plan Energético Nacional y el proyecto implica la construcción de un reactor con 1.000 megavatios de potencia, en una zona aledaña a las centrales Atucha I y Atucha II.

El proyecto figuró entre los acuerdos firmados por la presidente Cristina Kirchner y el primer ministro Wen Jiabao, en ocasión de la última visita del número 2 del gobierno chino a la Argentina en junio pasado.

 Infobae