Tras el aumento de YPF el resto de las petroleras espera las reacciones del mercado

La semana pasada la estatal ajustó los valores de los combustibles a nivel nacional, medida que hasta el momento sólo imitó Shell en algunas regiones para mantener su posicionamiento frente a la competencia. El resto de las empresas analiza la evolución de las ventas y las reacciones de los consumidores antes de tomar una decisión.

Por Gastón Fenés – Con el objetivo de acortar la brecha de precios con sus  competidores y de incrementar los recursos para financiar el ambicioso plan de inversiones que proyectó para los próximos 5 años, YPF aumentó el valor de sus combustibles un 3 por ciento promedio en todo el país. Es la segunda vez que la gestión estatal altera los surtidores.

Según confirmó Luis Malchioldi, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles de Buenos Aires la única compañía que reaccionó automáticamente ante este cambio fue Shell, que aplicó subas de la misma proporción en la Capital Federal y Gran Buenos Aires, para justamente mantener la diferencia con la firma líder.

Surtidores.com.ar pudo relevar que en algunas zonas del interior del país la petrolera anglo-holandesa aplicó aumentos menores al 3 por ciento y achicó la distancia con YPF. En cambio Axion Energy, que recién comienza las operaciones y todavía está en proceso de adaptación, Oil Combustibles, que de entrada se ubicó cercana a Shell y Petrobras, que históricamente mostró un perfil bajo en los asuntos locales ubicando importes intermedios; mantuvieron los valores en las estaciones de servicio y aún permanecen a la expectativa.

Las dudas sobre la evolución que llevará adelante el mercado surgen por el hecho que ahora hay stock disponible en las refinerías y las petroleras tienen la posibilidad de incrementar las ventas dejando que YPF acerque sus precios al público. Las cuentas que hacen los directivos versan sobre las dos custiones centrales que hacen al negocio: volumen y precios.

En caso de no tener excedentes de producción es de esperar que continúen con la escalada en las bocas de expendio, tal cual ocurrió hasta mediados de este año, cuando cayó el consumo de gasoil por el freno de la economía y el Gobierno tomó el control de YPF, dos variantes que colaboraron para solucionar los inconvenientes de abastecimiento en el mercado local.

 

Surtidores