Declaración política de la Unión Solidaria de Comunidades del Pueblo Diaguita Cacano

Frente a supuestas adhesiones al gobierno de la provincia de Santiago del Estero por parte de comunidades originarias

NO ESTAMOS EN LA MISMA BOLSA

Declaración política de la Unión Solidaria de Comunidades del Pueblo Diaguita Cacano

Luego del asesinato de Miguel Galván (Lule Vilela – Mocase VC), el gobierno de la provincia de Santiago del Estero, encabezado por Gerardo Zamora, dio inicio a una campaña a través de los medios locales de comunicación tendiente a mostrarse ante la opinión pública como una gestión dispuesta a defender los derechos de comunidades campesinas e indígenas, con amplia participación de sus organizaciones, por un lado; a la par, deslegitimar, o al menos poner en duda, el reclamo de alguna de estas organizaciones o su propia representación dentro del sector. Este objetivo del gobierno provincial, inserto en la estrategia de re-reelección de Zamora, no sólo es compartido por la prensa oficialista sino, además, por algunos pseudos-representantes del propio sector campesino indígena.

El primer paso (13/10/2012) lo dieron estos medios junto a “organizaciones y productores familiares” que firmaron una solicitud en desacuerdo con Vía Campesina ante lo que denominaron la “utilización política de la muerte” de Galván. Entre las organizaciones firmantes aparecen el Foro de la Agricultura Familiar y el denominado Mocase institucional, quienes expresaron: “…Sabemos que el gobierno hizo cosas en pos de encontrar la solución y somos conscientes de que aún falta mucho por hacer…”.

El segundo paso (19/10/2012) vino de la mano del Evento Cultural Afrodescendiente, donde el representante de la comunidad de San Félix (departamento Jiménez), Eleuterio Melián, declaró a Zamora “Defensor y Garante de las Comunidades Originarias”, a la vez que se le hacía entrega de un diploma reconociéndolo como “…el primer gobernante latinoamericano benefactor de las comunidades campesinas afrodescendientes…”. En la misma oportunidad Melián mostraba el camino que debían seguir las comunidades “…porque aquellos empresarios que fueron nuestros adversarios, hoy, gracias a usted, son nuestros aliados y tenemos en carpeta una serie de proyectos de inversión privada que vendrán a enriquecer nuestra región…”, a su vez Zamora respondió “…y que sepan que el dolor de cualquiera de ustedes o la pérdida de la vida de cualquiera de ustedes es el dolor mío y de todos los santiagueños…”.

El tercer paso (30/10/2012) lo dio el oficialista diario El Liberal, al insertar en el subtítulo de un artículo donde informaba sobre la firma de un convenio entre el gobierno y la Mesa de Tierra de Ojo de Agua para el Desarrollo Integral (MTOA): “Representantes de Pueblos Originarios resaltaron que junto con el Gobierno se están creando y llevando a cabo políticas públicas”

Frente a esta sucesión de hechos desencadenados a posterior del asesinato de Miguel Galván (10/10/2012), la Unión Solidaria de Comunidades del Pueblo Diaguita Cacano tiene la obligación ética de aclarar y expresar que:

Continuamos reconociendo en este gobierno provincial de Gerardo Zamora la responsabilidad política de los asesinatos de comuneros campesinos e indígenas, muertos por sicarios de empresarios inversores que llegan a nuestros territorios alentados por el modelo de desarrollo productivo; modelo que no puede desarrollarse sin el desalojo de familias campesinas e indígenas, sin la destrucción del bosque nativo, sin criminalizar la protesta de quienes luchan por sus derechos con represión, detenciones violentas, privaciones de la libertad, tortura, persecución, etc.

Denunciamos a la Dirección Provincial de Bosques, en la persona de su director Publio Araujo, por el incumplimiento de sus funciones de autoridad de aplicación de leyes nacionales y provinciales.

Denunciamos la parcialidad judicial, el accionar ilegal de la policía provincial, la complicidad de políticos locales, comisionados e intendentes; todos piezas claves y necesarias para sostener y legitimar el despojo y la explotación.

Repudiamos que se use el nombre de comunidades originarias o pueblos originarios para ensuciar y faltar el respeto a la lucha de esas comunidades por sus derechos declarándolo a Zamora como “Defensor y Garante” o “primer gobernante latinoamericano benefactor”.

Recordamos al gobernador Zamora que los muertos asesinados en el período coincidente de su gestión al frente del ejecutivo provincial, incluidos los masacrados en el penal, reclaman justicia antes que su dolor.

Atuchajpa Sujllayas de la Unión Solidaria de Comunidades USC del Pueblo Diaguita Cacano