GeoPark invierte US$12 millones para estudiar el “shale gas”

Con un intenso programa de perforaciones que abarca entre 40 y 50 pozos explorados durante el año en Chile, Argentina y Colombia, GeoPark espera cerrar este 2012, con una ejecución global de US$200 millones a US$210 millones.

A nivel de Magallanes, James F. Park, director general ejecutivo y vicepresidente de la empresa, destacó entre sus perforaciones más destacadas al pozo Maku 1 en desarrollo, Guanaco 16 y Yagán 2, todos situados en el bloque Fell. Este año les permitió además extender su presencia a Tierra del Fuego, tras adjudicarse tres de cinco bloques en una licitación del gobierno, de los cuales Isla Norte (con 60% de participación, y el restante 40% de Enap) y Flamenco (a medias con Enap) ya salieron de Contraloría, y Campanario saldría la próxima semana. “Entonces, los motores están para ir allá para empezar a perforar”, comentó. Con esto agregan 1.500 kilómetros cuadrados a su radio de acción. Previamente, GeoPark ha estado operando tres bloques (Fell, Tranquilo y Otway) que suman alrededor de 12.439 kilómetros cuadrados en la cuenca de Magallanes.

El ejecutivo reiteró su interés de estar y seguir en Magallanes, pues creen “en la potencia de encontrar petróleo y gas aquí, y también por el ambiente que existe aquí con la gente, la región y el marco regulatorio para trabajar”. Esto les ayuda como empresa a potenciar su capacidad técnica y su capital, desglosados en “esta visión de largo plazo, nuestra persistencia y en empujar adelante”.

SHALE GAS

Acerca de si el shale gas (gas de esquisto) puede ser una buena alternativa extractiva en la zona, refirió que hoy estudian en las formaciones de petróleo y gas, los gráficos de los reservorios y, al producir en más de un nivel, “siempre pasamos aquí por un shale, las arcillas por donde nace el petróleo, rocas que siempre están muy llenas con petróleo, pero no hay una forma de extraer. Y con la tecnología que está cambiando ahora (en los últimos dos años) se están encontrando formas de extraer esta cantidad de petróleo y gas. Y es una cantidad enorme, y cada arcilla en las diferentes cuencas alrededor del mundo es diferente, entonces estamos estudiando ahora si podemos entrar a sacar esa arcilla y si es económicamente rentable”.

Aunque no tienen la respuesta hoy, indicó que están trabajando en encontrarla: “En lo que estamos haciendo ahora estamos invirtiendo como 12 millones de dólares sólo para estudiar ésta (alternativa). Y si esto indica que podemos extraer, empezamos a extraer ya”. En caso de no tener aún la tecnología disponible, seguirán en proceso de esperar más a futuro, “pero, por ejemplo, en el bloque Fell seguimos explotando el petróleo y gas convencional, y el reservorio geológico queda ahí”. Y esto cuenta si van a estar aquí por 20 años más con el bloque.

CIFRAS

“Nuestro comienzo está en Magallanes, entonces éste es nuestro corazón en el trabajo que hacemos en otros países”, subrayó Park. Tras llegar a la región en 2004, y empezar a trabajar a inicios de 2006, una vez disponible el marco regulatorio, Park remarcó la condición de operar en Magallanes como algo probado con cifras: US$500 millones invertidos en la región, 150 empleados directos, 900 empleados indirectos, más de 200 compañías contratadas en la región y con resultados de producción de 10 mil barriles por día.

Recordó que aquel primer año invirtieron US$50 millones y siguieron apostando más alto hasta que en el presente año ya van en alrededor de US$100 millones, cifra que podría incrementarse el próximo año. Esto, sólo en nueva inversión, ya que a ello se suman los costos operativos, sueldos, etc. “Sacamos todo lo que se recibe y se pone para explorar más; sacamos el dinero, reinvierto y traigo más capital de afuera. Somos una compañía con accionistas como el Banco Mundial. El 30% de nuestro capital es de Chile, de fondos de pensiones y fondos institucionales chilenos. Tenemos una base fuerte aquí en Chile. Estamos en la Bolsa de Londres y también de Chile”, agregó.

SOCIOS

Acerca de los nuevos bloques en Tierra del Fuego, que se agregarán a Fell, Otway y Tranquilo, indicó que “estamos muy optimistas y emocionados ante esta nueva etapa en Tierra del Fuego”. Calificó como “un nuevo capítulo emocionante”, el hecho de trabajar juntos con Enap en el desarrollo y la inversión en la zona. Asimismo, piensan que es una zona con alto potencial de encontrar petróleo y gas, donde podrán usar todas las habilidades aprendidas años atrás.

También, expresó que, como uno de sus clientes principales, Methanex representa un interesante negocio para ellos, “ésta es una muy buena planta y es bueno por todos los actores que están aquí para tener un mercado por el gas, por la ciudad, es maravilloso y estamos con todo para buscar qué podemos encontrar. Estamos al máximo”.

 

Petrolnews