Apuesta fuerte en plena tormenta

Ricardo Aguirre, gerente comercial de la firma Chevron argentina habló tras el acuerdo con YPF.

La empresa Chevron Argentina cierra el año con el acuerdo más importante de su historia en nuestro país, que a su vez es el compromiso más trascendente que logró YPF tras el proceso de estatización del 51% de las acciones de Repsol. Sobre el 40% de los activos de Chevron –que opera en Neuquén el yacimiento El Trapial, el más importante productor de petróleo de la provincia– pesa un embargo a partir de un pedido de la Justicia de Ecuador por un juicio por contaminación que perdió allí.

La medida, aunque atenuada en su alcance, fue confirmada hace un par de semanas por el juez civil Adrián Elcuj Miranda, un magistrado que deja el cargo tras cumplir la subrogancia.

Ahora, por el caso que Chevron heredó tras adquirir los activos de Texaco en Ecuador, deberá resolver la Cámara de Apelaciones y en la firma confían en que levantará la medida. De no ser así el acuerdo podría naufragar.

En Neuquén la compañía opera el yacimiento El Trapial, el más importante de la provincia y el segundo a nivel país.

“Río Negro” habló con el gerente comercial y de planeamiento Ricardo Aguirre.

–¿Por qué el acuerdo con YPF con el embargo en ciernes?

–La relación con YPF viene de larga data y las conversaciones para la exploración en Vaca Muerta y otros proyectos, como recuperación terciaria, ya estaban avanzadas cuando nos sorprendió esta medida ilegítima. El embargo es ilegal porque recae sobre Chevron Argentina, que es una sociedad diferente de la acusada (Chevron Corporation) y que además nunca operó en Ecuador, y surge a partir de una sentencia fraudulenta. Se lo dictó sin darle a Chevron Argentina la posibilidad de ejercer su defensa o ser consultada. Este embargo, por sus graves efectos, no es una medida cautelar. Una medida cautelar tiende a mantener el statu quo, no a embargar más de la mitad de los ingresos de una compañía, que ni siquiera tuvo derecho a una legítima defensa.

–¿Es posible avanzar con la asociación si se mantiene la medida?

–No hay una relación entre el embargo y el acuerdo con YPF. En realidad, si el embargo se mantuviera en el tiempo, no sólo no se podría avanzar en la inversión con YPF sino que estaría afectada toda la actividad de Chevron Argentina. No contaríamos con los fondos necesarios para operar. Por estos motivos hemos solicitado el levantamiento del embargo, que debe definir la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil. Confiamos en que la resolución no se demore más de dos meses o dos meses y medio.

–¿Qué significa, por la escala, para Chevron este acuerdo?

–De llegar a sellar un acuerdo comercial con YPF, estaríamos generando un crecimiento significativo del nivel de inversión y actividad de Chevron Argentina, llevándolo a un orden del triple del actual.

–¿Cuándo estarían perforando?

–El inicio de la ejecución del piloto en Loma de la Lata Norte está previsto por YPF para enero. Si se firma el contrato comercial, Chevron se montará sobre esa operación dentro del primer cuatrimestre del 2013.

–¿Qué pueden aportar y qué les aporta YPF?

–Chevron tiene acceso a las más modernas tecnologías y software que permitirían optimizar las estrategias de desarrollo del shale a partir de la elaboración de las importantes bases de datos que YPF ha generado durante sus significativas actividades en Vaca Muerta hasta el presente. Hay un alto grado de complementariedad entre ambas compañías que permite apuntar a un escenario “win-win”, o sea, donde ambos socios se benefician.

Diario Rio Negro