La empresa que le alquiló el avión a Cristina tiene contratos en Malvinas

Chapman Freeborn está vinculada a petroleras de las islas. La Presidenta inició ayer su gira en uno de sus aviones.

Por Daniel Santoro

Chapman Freeborn, la empresa británica a la que la presidenta Cristina Kirchner le alquiló el avión para la gira que empezó ayer por Cuba y Asia, tiene contratos con Desire Petroleum, Falklands Oil & Gas y Oil Spill Response , que participan de la búsqueda de petróleo en Malvinas.

Esos contratos sería normales para un broker aéreo de la embergadura de Chapman, sino fuera que la ley 26.659 prohíbe al estado o los particulares argentinos contratar a cualquier empresa que colabore con la búsqueda de petroleo en las islas sin el permiso de la Argentina.

Esta irregularidad se suma, al adelanto exclusivo de Clarín del jueves, según el cual Chapman también tiene el contrato del Ministerio de Defensa por el puente aéreo entre Londres y Malvinas. El representante de la sucursal de Chapman en Argentina, Nicolás Caleri, se negó ayer nuevamente a hacer comentarios al respecto.

El diputado radical Julio Martínez adelantó a Clarín que “si el Gobierno no da marcha atrás con ese contrato estamos analizando si presentamos una denuncia ante la Justicia por la violación de la ley 26.659 ”.

Para el legislador riojano, el Gobierno no sólo está contratando una empresa de bandera inglesa “sino que lo está haciendo con una que presta servicios para las petroleras que hoy exploran en nuestras islas y saquearán los recursos naturales que son de todos los argentinos. E sta es otra grave contradicción del relato de soberanía que el oficialismo nos quiere imponer”.

Esa ley fue votada en forma unánime en el 2010 y establece que las empresas radicadas en Argentina que colaboren con la exploración petrolera británica en Malvinas perderán como represalia todo contrato, concesión o permiso para trabajar en el país (Ver “La ley prohíbe …” ). Además, desde que se agravó el conflicto por los ejercicios militares británicos, el canciller Héctor Timerman intimó a una serie de empresas y bancos a que dejen de colaborar bajo la amenaza de iniciarles juicios aquí o en tribunales internacionales, en el medio de una escalada diplomática y verbal por el conflicto de soberanía por las Malvinas.

En su página web, Chapman Freeborn reconoce ser “especialista en transporte aéreo para la industria petrolera”.

Así Chapman Freeborn dice tener relaciones contractuales con la también británica Oil Spill Response Limited (OSRL) , que se dedica al mantenimiento de plataformas petroleras en distintos lugares del mundo, entre ellos, las Malvinas.

A su vez, Desire Petroleum, otra petrolera que está cerca de sacar petróleo de Malvinas dice ser en su página web socio miembro de OSRL y que está preparada para enfrentar tres derrames de petróleo simultáneos en las aguas de las islas.

En la lista de sus miembros asociados, OSRL también tiene a la empresa Falklands Oil & Gas, que opera en Malvinas .

El contrato con Chapman Freeborn lo hizo el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, sin licitación y con el argumento que la presidenta no pude usar el avión presidencial T01 en este viaje por temor a embargos de los fondos buitres, como el que retuvo a la Fragata Libertad durante 77 días en Ghana. El valor del alquiler del avión de lujo Global Express 7000, es de 880 mil dólares . Según Parilli es “20 por ciento” más caro que usar el tango presidencial.

En ese avión de Chapman Cristina Kirchner inició anoche su gira por Cuba, Emiratos Arabes Unidos, Indonesia y Vietnam.

La presidenta regresará el 21 de enero al país.

Chapman Freeborn, que acaba de abrir una oficina en Buenos Aires, ya había sido contratada en 2010 y 2011 con motivo de los viajes presidenciales a Guyana, Madrid París, Barcelona y Cannes.

Clarin

—————-

La ley prohíbe ayudar a la exploración kelper

La ley 26.659 dice en su artículo 2: “Se prohíbe a toda persona física o jurídica, nacional o extranjera, que realice o se encuentre autorizada a realizar actividades en la República Argentina y sus accionistas a desarrollar actividades hidrocarburíferas en la Plataforma Continental Argentina sin haber obtenido la habilitación pertinente emitida por autoridad competente argentina; Tener participación directa o indirecta en personas jurídicas, nacionales o extranjeras, que desarrollen actividades hidrocarburíferas en la Plataforma Continental Argentina sin haber obtenido la habilitación pertinente emitida por autoridad competente argentina, o que presten servicios para dichos desarrollos ”.

A su vez, el artículo 5 de la ley citada por el diputado Julio Martínez expresa “El Estado nacional, los estados provinciales y municipales no podrán contratar con personas físicas o jurídicas, nacionales o extranjeras, sus controladas o accionistas que en forma directa o indirecta desarrollen actividades hidrocarburíferas en la Plataforma Continental Argentina sin haber obtenido habilitaciones para realizar actividades de exploración y explotación de hidrocarburos emitida por autoridad competente argentina”.

Martínez, ex presidente de la comisión de Defensa, hizo un breve repaso sobre porque el Congreso aprobó ésta ley en el 2010 y dijo que se debió a que la Presidente había autorizado la reapertura del canje de deuda externa y le había otorgado el poder de negociación a la Banca Barclays, de origen también británico. Barclays financiaba a empresas que buscaban petróleo en Malvinas.

Clarin