Rousseff sancionó ley que reducirá la tarifa eléctrica

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sancionó una ley que renueva concesiones en el sector energético con la condición de que las empresas reduzcan 20,2% promedio la tarifa de electricidad a partir de febrero.

La ley 12.783 publicada en el Diario Oficial permite prorrogar por hasta 30 años las concesiones de generación, transmisión y distribución de energía, tanto en usinas hidroeléctricas como térmicas, que vencen entre 2015 y 2017.

Para hacer efectiva la prórroga, los concesionarios deben aceptar recibir, a partir de 2013, una remuneración por el servicio prestado hasta 70 por ciento menor que la que perciben actualmente.

El descuento en la tarifa de luz para el usuario se financiará además por la eliminación y/o reducción de tres recargos que hoy se aplican a la tarifa.

Los alcances de la nueva ley fueron aceptados por las concesionarias afectadas, con excepción de las de San Pablo (Cesp), la de Minas Gerais (Cemig) y la de Paraná (Copel).

Estas empresas son controladas por los respectivos gobiernos provinciales, los cuales están encabezados por gobernadores del principal partido opositor al gobierno de Rousseff: la Social Democracia Brasileña (PSDB).

El gobierno acusó a las empresas de tener motivaciones políticas para rechazar la propuesta, pero éstas alegaron que la decisión se debe a que los pagos e indemnizaciones que ofrece Brasilia a partir de la nueva ley, son muy bajos.

Las concesiones que no sean prorrogadas al amparo de la nueva ley serán licitadas nuevamente bajo las mismas condiciones previstas por la nueva normativa.

Los actuales operadores continuarán administrando las empresas después de vencido el plazo de concesión, hasta que asuma la empresa que gane la licitación, o podrán retirarse. En ese caso, el gobierno contratará un agente para que administre esas empresas eléctricas durante el período de transición.

Ambito