El oro negro también se esconde en Chubut

La petrolera controlada por el Estado amplía la frontera de los recursos no convencionales más allá de la formación neuquina de Vaca Muerta. La Presidenta adelantó además que se potenciará la recuperación de petróleo convencional en la región.

Cristina Fernández de Kirchner inauguró ayer el primer pozo exploratorio de hidrocarburos no convencionales de YPF en la formación D-129 del Golfo de San Jorge, en la provincia de Chubut. De este modo, la petrolera controlada por el Estado amplía la frontera de este tipo de recursos más allá de la formación neuquina de Vaca Muerta. Además, adelantó que se buscará potenciar la recuperación de petróleo convencional con una nueva tecnología en el yacimiento Manantiales Behr. “Queremos ir por todo, por el convencional y el no convencional”, aseguró la Presidenta, quien además se mostró conforme con el desempeño de YPF durante los ocho meses de gestión estatal, período en el cual se revirtió la declinación en la producción de crudo y se frenó la caída en gas.

La Presidenta realizó el anuncio en el predio Ferial de Comodoro Rivadavia, donde estuvo acompañada por el gobernador de Chubut, Martín Buzzi; el titular de YPF, Miguel Galuccio, y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, entre otros. El acto comenzó con una conexión por videoconferencia con la localidad chubutense de Gobernador Costa, donde se inauguró el frigorífico Santa Elena, y otra con Rawson, donde se puso en funcionamiento una nueva antena de la Televisión Digital Terrestre (ver aparte).

Luego fue el turno de Miguel Galuccio, quien confirmó que el año pasado YPF incrementó su producción de crudo un 2,5 por ciento, luego de haber caído un 11 por ciento en 2011, y redujo significativamente la baja en la producción de gas, que cerró con un rojo de 2,3 por ciento, tras un muy flojo 2011 en el que había retrocedido un 11 por ciento. Ambos datos, adelantados por Página/12 el domingo, dejan en evidencia el impacto positivo que tuvo la decisión de expropiar la compañía que hasta abril del año pasado venía siendo gestionada por la española Repsol con magros resultados. “Vamos a recuperar la soberanía energética”, remarcó Galuccio en el cierre de su exposición.

Cristina Fernández de Kirchner celebró los datos y resaltó el hecho de que la recuperación haya sido bajo una gestión pública. “No hace falta ser extranjero para ser bueno y eficiente”, proclamó. La Presidenta también destacó la mejora que se registró en la distribución de combustible. “Hace apenas ocho meses había largas colas para cargar nafta en todas las estaciones de servicio del país. Recuerden lo que ocurrió en las vacaciones pasadas. ¿Se produjo algún milagro? No, se empezó a reinvertir lo que se sacaba del país. No hay misterio, no hay magia, es la decisión política de poner a YPF a producir para y por el país”, sostuvo.

También hizo referencia a los cuestionamientos que recibe YPF por parte de algunos medios de prensa. “Cuando comenzamos a mejorar, comienzan las operaciones. El otro día se hablaba en un diario, no voy a decir cuál pero ustedes ya deben imaginarse cuál, que había declinado la producción. Mentira. Hemos frenado el declino”, insistió. La Presidenta también destacó que la petrolera haya vuelto a explorar para consolidar la incipiente recuperación. “Hacía más de 15 años que no se llevaba adelante un proceso de exploración en Comodoro Rivadavia”, dijo.

Galuccio confirmó en agosto del año pasado la existencia de dos grandes yacimientos de petróleo y gas no convencional en Chubut: La formación Aguada Bandera, con un potencial de 50 billones de pies cúbicos de gas natural; y la formación D-129, con unos 45 billones de pies cúbicos. Se estima que entre ambas formaciones las reservas potenciales equivaldrían a la mitad de las disponibles en Vaca Muerta. En D-129 es donde YPF comenzó a trabajar ayer.

La empresa informó que el pozo exploratorio demandará una inversión de 60 millones de pesos y es una instancia de estudio que permitirá aportar información sobre los 400 metros superiores de la formación, que a nivel de la cuenca es la que mejores características geoquímicas ha demostrado tener en diferentes estudios realizados por la compañía. El objetivo del pozo se encuentra a 3000 metros de profundidad.

Argentina se ubica tercera en el ranking de hidrocarburos no convencionales, detrás de China y Estados Unidos, y en el plan de negocios de la firma el desarrollo de esos recursos resulta una piedra angular para consolidar el crecimiento en materia de producción. No obstante, YPF también está reforzando la inversión en los pozos convencionales. De hecho, Galuccio declaró que hoy se pondrá en marcha en el yacimiento Manantiales Behr una prueba piloto para la utilización de polímeros, una tecnología de avanzada para potenciar la recuperación de petróleo en los yacimientos maduros. El proyecto se lleva adelante en la zona de Grimbeek, a 16 kilómetros del campamento Manantiales Behr. Este es uno de los yacimientos que la provincia de Chubut estuvo a punto de quitarle a YPF el año pasado por falta de inversión. El anuncio estaba previsto para el miércoles 18 de abril, pero dos días antes el gobierno nacional anunció la expropiación de la empresa y la concesión siguió en manos de YPF, aunque ya bajo gestión estatal.

Página 12