Ya rige en Brasil nuevo marco de regalías petroleras

La nueva ley prevé una distribución más uniforme de las regalías, provenientes de las concesiones actuales y futuras. Las claves.

Una nueva ley que reparte más ingresos provenientes de los vastos campos petroleros a estados no productores en Brasil entró en vigencia el viernes, en tanto que las entidades donde se extrae crudo anunciaron que apelarán la normativa ante la Corte Suprema.

La disposición fue publicada el viernes en la gaceta oficial un día después de que la firmó la presidenta Dilma Rousseff.

La nueva ley prevé una distribución más uniforme de las regalías petroleras, provenientes de las concesiones actuales y futuras de perforación y extracción, entre los 27 estados de Brasil en lugar de favorecer a los principales productores como, Río de Janeiro, Espírito Santo y Sao Paulo.

Las autoridades en Río de Janeiro, el mayor estado productor de crudo, dijeron que la ley las privará solamente en 2013 de 1.700 millones de dólares, debido a lo cual peligran los preparativos para la Copa Mundial de fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

El gobernador del estado de Río, Sergio Cabral, dijo que la normativa quebrará las finanzas del estado y de muchos gobiernos municipales locales, 87% de los cuales dependen de los ingresos que genera la extracción petrolera.

Dijo que la legislación es inconstitucional porque conlleva la infracción de contratos actuales de producción.

El gobernador del Espírito Santo, Rentao Casagrande, dijo que su estado afronta una pérdida de más de 10.000 millones de reales (5.000 millones de dólares) en los próximos siete años.

El congreso aprobó la ley a finales de 2012.

La disposición reduce el porcentaje de regalías petroleras repartidas entre los estados productores, de 26,25 a 20%. Rousseff vetó esa provisión, pero el Congreso logró anular la medida de la presidenta la semana pasada.

Para los estados donde no hay extracción los ingresos petroleros les serán incrementados de 7 a 21%. Los pagos para el gobierno central caerán de 30 a 20%.

El resto del dinero irá a gobiernos municipales en estados productores.

Mdz