Petrobras venderá algunas plantas térmicas para obtener liquidez

La petrolera brasileña Petrobras decidió incluir la venta de algunas usinas termoeléctricas en su programa de desinversiones, según publicó un medio local el jueves.

El objetivo de la estatal, la octava mayor productora de energía eléctrica del país, es concentrarse en la producción de petróleo y gas, según dijo el diario Folha de S. Paulo citando a dos fuentes.

El medio afirma que el presidente de la Asociación Brasileña de Generación Flexible (Abragef), Marco Antonio Veloso, dijo que ya comenzaron a surgir rumores entre los socios acerca de una posible venta de las plantas térmicas de Petrobras.

“Fui contactado por un agente que dijo que tenía un comprador para las plantas térmicas de Petrobras, pero sólo si fuera con venta del control. Ya se está viendo movimiento”, dijo Veloso, según fue citado por Folha.

El proceso de venta de las plantas todavía está en sus primeras etapas y no hay previsiones de los montos que se podrían recaudar. El foco principal serán las usinas que no usen gas natural -cuyas operaciones son más onerosas- que encontrarían comprador más fácilmente, agrega el diario.

El martes, al comentar el plan de negocios para el período 2013 a 2017, la presidenta de la estatal Maria das Gracas Foster se limitó a decir que la refinería de Pasadena, en Estados Unidos, fue retirada de la lista de activos para la venta pero no señaló cuáles sí podrían venderse.

El activo estaba considerado en el plan de desinversión previo, para el período 2012 a 2016.

El plan 2013-2017 prevé desinversiones por 9.900 millones de dólares, desde los 14.800 millones de dólares del plan previo.

Representantes de Petrobras no tuvieron disponibilidad para comentar la publicación.

Reuters